Desde su constitución, la e[ad] se ha consolidado como una de las escuelas referentes en Chile y el mundo, una que se funda en el encuentro y co-generación de los oficios que imparte, la Arquitectura y el Diseño, manteniéndolos en una permanente relación con la poesía en su sentido de creación. Así, afirmamos que tanto la Arquitectura como el Diseño son, en su sentido más profundo, un arte.

Concebimos la Escuela como comunidad real de vida, trabajo y estudio, fundada en la libertad y la verdadera autogestión. Pensamos que el estudiar y hacer se integran día a día, exigiendo de alumnos y profesores un real compromiso de vida que se transforma con alegría en una disponibilidad que va más allá de las ordinarias tareas académicas, factor que le confiere a la Escuela una gran unidad y espíritu de cuerpo. El ámbito de trabajo y estudio de la Escuela da cabida a la permanente participación creativa de todos sus integrantes.

Las disciplinas de la Arquitectura y el Diseño las aprehendemos a través de la observación de la realidad. Éste es un modo de abstraer que permite penetrar la realidad de manera siempre nueva y original. La observación nace desde la contemplación, el croquis (dibujo a mano alzada) y la anotación escrita. Es a partir de este quehacer, más allá que del mero talento natural, que surgen los logros y se desarrollan los distintos trabajos y estudios. La praxis de la observación consolida un punto de vista propio para el desarrollo de la disciplina.

Misión de la Escuela de Arquitectura y Diseño

“Cultivar el arte de la Arquitectura y del Diseño, armónicamente con los principios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Cultivar el arte de la Arquitectura y el Diseño es develar lo invisible e inadvertido del habitar humano experimentando, investigando y reflexionando desde y sobre nuestros contextos poéticos del habitar. Y por medio de la creación y transmisión del conocimiento del oficio de dichas artes formar profesionales de Arquitectura y Diseño en base a competencias valóricas, disciplinares y profesionales que le permitan desempeñarse con mirada sensible, ubicua y crítica, con capacidad creativa, analítica, y de intervención social y con actitud propositiva, proyectiva y constructora. Profesionales con vocación de concebir obras que den cabida y expresión al habitar humano. Por lo tanto, dispuestos a transformarse en actores que trabajen por una sociedad más humanista”.

Visión de la Escuela de Arquitectura y Diseño

“Construir un polo único y notable que se transforme en referente de una imagen académica a nivel americano de la comunidad Amereida, que se identifique con un modelo de integración de los ámbitos académicos, artísticos y profesionales, para que los principios fundamentales de vocación de servicio a la sociedad, sean representados en el más pleno de sus propósitos en donde la experimentación traspase los límites formales y sea una real exposición palpable de la condición poética del hombre”.