La Escuela de Arquitectura y Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso posee diferentes vías de admisión para los alumnos que postulen a sus programas de pregrado y posgrado.

En la Escuela concebimos nuestro proyecto formativo como una obra de diseño en sí misma, consistente en la orquestación de experiencias formadoras —y transformadoras— para nuestros estudiantes. De esta manera, es posible acceder al oficio desde una vinculación permanente con la poesía, que ilumina el sentido íntimo y creativo, como también con la ciudad y la sociedad, lo que le otorga un sentido público y constructor de mundo.

Fundados desde un contexto cultural y social propio, podemos pensar la coherencia de los programas formativos de nuestra escuela —de Arquitectura y Diseño— con el sentido común de dar forma al artificio del habitar humano en su constante reinvención y evolución. Son estos cambios, en su creciente complejidad e interrelación, los que nos exigen la actualización permanente tanto en el modo en que nuestros estudiantes acceden al oficio, reconociendo su vocación, como atendiendo a la exigencias actuales de la profesión en un mundo en constantes cambios, global e hiperconectado.