Una nueva publicación que pone en valor la historia urbana y patrimonial de Valparaíso, fue presentada en el Museo de Historia Natural de Valparaíso. Se trata del libro “Baldosas en Valparaíso, oficio y patrimonio” de las autoras Felipa Fischer Collado y Marcela Carabelli del Nido, ambas ex alumnas de la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV.

La investigación nos invita a sumergirnos en el oficio artesanal del maestro baldosero, nos presenta a la comunidad cultora que aún existe en un viaje a través de la historia urbana de Valparaíso, gracias a las experiencias y trabajo de la familia Collado y la fábrica de Baldosas el Sol, ambas presentes en la historia cotidiana de la ciudad desde inicios del siglo XX y que en la actualidad aún se evidencian en lugares icónicos de Valparaíso como el teatro Mauri, La Sebastiana, plaza Echaurren, plaza Victoria, entre otros.

Marcela Carabelli y Felipa Fischer, junto a Sergio Quiroz, director del Museo de Historia Natural de Valparaíso.

Durante el lanzamiento del libro asistieron representante de la familia Collado y Baldosas Córdova, compartiendo experiencias e historia, así como un video de presentación y testimonios referidos a la temática. La baldosa hidráulica era un tipo de revestimiento elaborado a partir de un mortero de cemento Portland, puesto en un molde y luego prensado. Su producción se realizaba de manera completamente artesanal.

La publicación relata como en la primera mitad del siglo XX se instalaron baldosas en numerosos lugares de Valparaíso, de los cuales muchos permanecen hasta la actualidad. La Fábrica de Baldosas “El Sol” inició su funcionamiento en Valparaíso a principios del siglo XX, su fundador Sebastián Collado Mauri, inicia en 1918 la producción de baldosas hidráulicas.

En sus inicios participó en importantes construcciones, como la Iglesia SSCC de Valparaíso, iglesia de Las Carmelitas en Viña del Mar, la Casa Central de la Universidad Católica de Valparaíso, el Paseo Andaluz en la piscina de Recreo y en la Universidad Técnica Federico Santa María. También realizó embaldosados de muchas veredas, tales como calle Condell, avenida Brasil, en la remodelación de la Estación Bellavista (1929), Caleta Portales, Teatro Velarde en 1931 (Actual Teatro Municipal de Valparaíso), el Museo Naval de Valparaíso, entre otros.

Para las autoras “Las baldosas con diseño son un ejemplo de cómo la elaboración de pavimentos urbanos puede convertirse en parte del patrimonio de los habitantes de una ciudad, trascendiendo lo funcional. Su proceso de confección artesanal, con especial cuidado en el diseño del dibujo y la selección de colores, es un ejemplo de un trabajo (…) Esta investigación nos permitió conectarnos con una historia poco conocida y sensibilizarnos con su proceso de elaboración que nos enseñó a apreciar la ciudad con un ritmo pausado”.

Páginas interiores del libro «Baldosas de Valparaíso».

Fuente: Museo de Historia Natural de Valparaíso

Algunas experiencias en la [ead] con baldosas hidráulicas

El diseñador de objetos y académico Marcelo Araya, ha trabajado junto a sus estudiantes en diferentes oportunidades en torno a las baldosas hidráulicas. Tanto en taller como en la asignatura “Casos Constructivos” de Diseño PUCV, Araya abordó la temática desde distintas perspectivas y acercamientos.

Primero a partir de la observación del uso de las baldosas en las angostas casas de Valparaíso. Sus dimensiones, patrones y el desgaste del material. Más adelante durante una travesía, tuvieron la oportunidad de visitar un taller en Montevideo donde aprendieron la técnica y luego en Santiago la fábrica de baldosas Córdova. Así pudieron poner el práctica el diseño de las matrices con latón y soldadura de estaño.

Al poco tiempo Felipa Fischer —ex alumna de la escuela y nieta de quien fuera el fundador de Baldosas el Sol en Valparaíso—, donó a Ciudad Abierta una prensa manual que les permitió hacer las primeras experimentaciones de material y diseño en base a las formas que aquel paisaje les entregaba.

Matrices de cobre. Gentileza Felipa Fisher.
Vaciado de pigmentos. Gentileza Felipa Fisher.


Contaron también con la visita de un maestro ceramista que trabajó desde los años 60 en Baldosas en Sol, quien pudo enseñar de primera fuente la técnica a las y los estudiantes en Ciudad Abierta. Puedes revisar parte de esta experiencia en este video.

“Baldosas en Valparaíso, oficio y patrimonio”, se encuentra disponible para su lectura y revisión en la biblioteca el Museo de Historia Natural de Valparaíso así como la versión en pdf en este enlace.