Nacida en Viña del Mar hace veintiún años, Fernanda Montaño Pastén fue parte de nuestra comunidad-escuela en la carrera de Arquitectura desde 2019. Alumna de Ciclo Disciplinar, querida y apreciada por sus pares y profesores, hoy lamentamos profundamente su fallecimiento tras complicaciones luego de una intervención por una condición médica preexistente.

Sabemos que las palabras no quitarán el pesar de nuestras mentes y corazones, pero nos esforzaremos en hacer aquello que Fernanda siempre hizo desde su primer día en esta escuela; luchar y seguir adelante a pesar de las dificultades, es la mejor lección para todos nosotros.

«A la memoria de Fernanda Montaño, quien por siempre dejará en nuestros corazones un incansable amor por el oficio. Siempre agradecidos de su ímpetu, cariño, liderazgo y un incansable amor por el estudio, nos ha dado la mayor lección de todas; nunca dejemos de lado el gusto de aprender día a día y jamás nos permitamos dejar de luchar. Fernanda nos demostró que no hay limitantes cuando se trata de hacer aquello que amamos, eso la hace, ante los ojos de todos quienes la vimos crecer, proponer y aportar en esta escuela, una arquitecta digna de admirar.

En memoria de nuestra alumna, amiga y compañera, Fernanda.»
Iván Ivelic e Ignacio Favilla

A quienes quieran estar presentes en su despedida, comunicamos que su cuerpo será velado hoy viernes 15 de octubre a contar de las 14:00 horas. Este sábado 16 de octubre a las 13:30 horas, se realizarán sus funerales en el cementerio Parque del Mar ubicado en Ruta F30-E, #5700, Concón.

Para quienes quieran entregar palabras en memoria de Fernanda, hemos dispuesto los comentarios al pie de esta nota a modo de libro de condolencias.

Acompañamos a su familia, profesores, compañeros y amigos en el dolor de la pérdida, y enviamos sinceras condolencias a todos quienes, como nosotros, sienten profundamente su partida.

 

Comentarios

  1. La feña, feñiwis, feñita… ella fue, es y será eterna en nuestros corazones, no hay palabras que describan el vacío que nos dejó su partida tan temprana, tan fugaz e inesperada pero si sabemos que algún día nos volveremos a encontrar. Descansa eternamente mi niña bella, porque te mereces el cielo y mucho más.
    Te amaremos por siempre.

  2. Creo que las personas son eternas mientras las recordemos ❤️
    Amiga linda , feñita , mi amiga del pelito rojo, tía palazo…me cuesta aún creermelo, aún tengo las esperanzas de verte en la escuela el lunes,abrazarnos y tirar la talla …me enseñaste tantas cosas , creo que nunca he conocido a alguien tan fuerte como tú , te recordaré siempre como una persona tan alegre , fuerte y preocupada por sus amigos , creo que tú esencia es única y personas como tú son escasas en este mundo
    Espero que te me aparezcas de alguna manera para poder decirte adiós amiga, para que nos despidamos bien nos abracemos y sigas tu viaje
    Te amaré siempre feñita linda, un beso al cielo

  3. Feña, fuimos completamente distintas siempre, si tú eras blanco, yo era negro, chocamos en más de una ocasión, pero aunque nuestras formas de actuar y hacer las cosas eran distintas, ambas siempre decimos lo que pensábamos, esos puntos afín nos hicieron encontrarnos una y otra vez, sin embargo nuestros principios y gustos eran muy parecidos, y por lo mismo siempre hubo admiración y respeto mutuo en nuestra extraña relación. Siempre te me hiciste muy presente, y siempre vi resaltar tu inteligencia. Ambas teníamos que aprender mucho de la otra, hubiese agradecido que siguieras en mi camino, que era lo que yo esperaba que ocurriese, toparnos un millón de veces más para que nos enseñáramos, discutiéramos, habláramos y conociéramos más, lo di por sentado. Me demostraste a mí, y a la escuela entera, que no había con que frenarte, tu enfermedad nunca te frenó, ni siquiera ahora, porque tu legado es constancia, tus ganas de vivir, buscar alcanzar a tocar todo lo que tu mano abarcaba, y esto me motiva a no dejarme cansar, que siempre hay una manera. Nunca más podemos ser los mismos después de haberte conocido, yo definitivamente no puedo, gracias por haber sido un par con quién poder compararme, hacerme reflexionar, me hiciste crecer mucho. Lamento no poder haber tenido esta conversación antes, pero sé que mis sentimientos te llegaran de algún modo u otro. Eres el opuesto complementario que nunca imaginé. Que mi cariño y agradecimientos te lleguen a donde quiera que vayas. Mucha luz. Nos vemos.

  4. Cuando haces tu vida te encuentras con personas que rompen tus esquemas , puede que la relación no sea mas larga que unas palabras, pero si son lo suficiente para llevarlas contigo, en tu viaje, hiciste un gran amigo.
    Gracias Feña por hacerme meditar incluso con tu ida, me sigues haciendo reflexionar y crecer.
    Me entristece pensar que pasaran tantos años antes de volvernos a encontrar, así que, te ofrezco una pieza en mis recuerdos, la forma mas humana de volvernos inmortales.

  5. Guardo en mi memoria una profunda y absoluta admiración por el ímpetu, compromiso, arrojo y cariño que pude percibir en ti Fernanda.
    Atesoro aquellas plantitas que me regalaste, a través de las cuales te pienso cada vez que las miro y riego, de alguna forma, son una extensión de tu presencia y cariño que guardo en el corazón.
    Paz, amor y luz en este nuevo viaje. Nos reencontraremos.

  6. Tuve el privilegio de conocer a Fernandita cuando asistió en compañía de sus padres a mi consulta. Iniciamos el difícil camino de su enfermedad. Guardo profundos recuerdos del empeño y espíritu luchador de Fernandita junto a su hermosa familia.
    Nos duele muchísimo su partida. Ahora podrá correr sin cansancio al lado del Señor.

  7. feñita, cómo empezar…
    te escribo estas palabras sentada en un avión rumbo al sur; voy a despedir a mi abuela que, coincidentemente, partió el mismo día que tú.
    atesoraré en mi corazón cada momento compartido hablando de música, dibujo y comida; pensando cada posible agregado para las sopaipillas y cada taza de navegao compartido.
    te extraño desde aquel día en que, por circunstancias de la vida, nos empezamos a distanciar y no nos dimos el tiempo para aclarar las cosas: sin embargo, siempre recuerdo tu alma libre y desinhibida, tus colores, tu resiliencia y tu felicidad.
    recuerdo cada vez que me dijiste “te admiro, serás increíble como arquitecta en la junji” y créeme que lucharé por mis sueños así como tú luchaste con la vida.
    gracias por agregarle más colores vivos a mi vida, por alegrarme y sacarme una sonrisa cuando las circunstancias lo requerían y por la amistad hermosa que construimos en tan poco tiempo.
    espero que te aparezcas un día en mis sueños para que podamos tener ese picnic que tanto deseamos, con comidita vegan al aire libre.
    como te escribí en aquella cartita de cumpleaños el 2019: nunca dejes de brillar, porque lo haces mejor que el sol.
    eres y siempre serás luz amiguita, hasta siempre “y ojalá que, donde vayas, estés bien”.

  8. Feñita, si hay algo que aprendí con tu partida es que nunca hay que guardarse las cosas, que hay que atreverse a decir todo lo que uno siente, cuando lo siente. Ojalá haber tenido esa valentía con la que tu enfrentabas todo en la vida. Me gusta creer que tu sabías todo el cariño que te tengo y que jamás voy a olvidar todo lo que alcanzamos a vivir juntas. Gracias eternas por permitirme ser una pequeña parte de tu vida, por todos los momentos y enseñanzas que me dejaste en tan poquito tiempo y por siempre ser tan tú. Espero reencontrarnos algún día

Comments are closed.