El 11 de marzo del 2021 se anunciaron los ganadores del concurso «Rehabilitación de estaciones ferroviarias – Red Trenzando», el cual convocó a profesionales de la arquitectura, estudiantes y equipos interdisciplinarios. Con este certamen la fundación Trenzando busca impulsar la rehabilitación del patrimonio arquitectónico ferroviario en desuso de Rungue (RM), Ocoa (Valparaiso), Yumbel y San Rosendo (Biobío).

Uno de los jurados del concurso fue David Luza, Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCV y académico de la e[ad] quien, en esta oportunidad, vivió una experiencia distinta en su rol. Dada la situación sanitaria no fue posible visitar los lugares al momento de la evaluación, por lo tanto, sin la experiencia que aporta el estar, los proyectistas tuvieron el desafío de lograr una impecable representación sensorial y tridimensional de sus propuestas. 

Con respecto a las que resultaron ganadoras, David señala que las virtudes de los espacios son diversas. En una de las estaciones, se valora que el vacío que presenta la edificación en su interior, sea rescatada en el nuevo programa que establece una biblioteca o sala de danza. 

Propuesta ganadora Estación Ocoa: Diego Carreño Lisboa y Oscar Roa Rodríguez. Imagen kit prensa Expo Trenzando.
Propuesta Ganadora Estación Rungue: Ricardo Azócar Ulloa y Carolina Catrón Lazo. Imagen kit prensa Expo Trenzando.
1. Propuesta ganadora Estación San Rosendo: Diego Cárdenas Merino, Jorge Lazo Barraza y Fernando Pedreros Beltrán. 2. Propuesta ganadora Estación Yumbel: Mario Magaña, Javiera Bravo, Leonardo Santander, Hans Elbl y Lorena Toro Imagen kit prensa Expo Trenzando

En otros casos se elogió el vínculo con la extensión que rodea los edificios y que permiten una identificación con el medio en el cual está inscrita la estación. Lo que buscaba el jurado en esta oportunidad era rescatar las singularidades de las obras. «Hay diversas posibilidades formales para los mismos objetivos, el tema es la pertinencia en relación a la factibilidad y la mejor de las posibilidades de concreción en el mediano plazo», comenta David. 

Aporte bidireccional

El convenio que se firmó con la fundación el 22 de septiembre del 2020, ha permitido incorporar la participación de sus profesionales en los talleres de arquitectura en la e[ad], integrando una mirada que no solo representa el como a partir de una infraestructura presente se pueden generar nuevas acciones para impulsar desarrollos locales, sino además, como desde nuestras disciplinas es posible innovar en lo que respecta a generar acciones de valor social, cultural y hasta lúdica en lugares que están más invisibilizados. 

«Creo que en esta ocasión de manera más virtual, hemos podido canalizar las inquietudes de las personas que la darán vida a los lugares. Desde la academia estas instancias permiten acercarnos a sus necesidades y observar el modo en que las comunidades se organizan para desarrollar sus entornos, aun cuando estos puedan estar en un contexto social difícil o más de borde en relación a las propuestas que se debaten habitualmente, como de infraestructura estratégica a largo plazo», afirma el docente.

Los titulantes de arquitectura Valeria Aqueveque y Cristóbal Rojas, iniciaron su proyecto con el pretexto de este concurso. Cristóbal por su parte decidió trabajar en la propuesta de la rehabilitación de la Estación San Rosendo, tomando en cuenta que el tren se presenta como una herramienta de articulación territorial beneficiosa para Chile, «el país más largo del mundo», sobre todo para las personas de sectores que están más alejados de los avances viales del centro del territorio nacional.

«Estas actividades son un método de inclusión en la gestación de ideas, y un buen momento para escuchar todo lo que los locales tengan que aportar para cada estación en particular», comenta Cristóbal.

Propuesta Estación San Rosendo. Imagen de Cristóbal Rojas.

Valeria Aqueveque, trabajó junto a Jeremy Opazo, Macarena Ramdohr y Leonardo Maldonado en propuestas para Estación Rungue y Estación Ocoa. La estudiante aseguró que lo más importante de trasmitir en su proyecto de título era la movilidad y difusión de la cultura así como la sustentabilidad hacia barrios aislados. Es por ello que la convocatoria al concurso apareció en el momento preciso mientras buscaba un caso arquitectónico en el cual desarrollar estos aspectos.

«La labor social y cultural que realiza Trenzando es realmente admirable y valiosa para la identidad de las comunidades locales. Soy de región y desde mi experiencia puedo apreciar cómo este tipo de iniciativas se vuelven super trascendentales para las personas en estas localidades», comenta Valeria.

Propuesta Estación Rungue. Imagen de Jeremy Opazo.