El Voluntariado DIE de la Dirección de Innovación y Emprendimiento (DIE) de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) es un espacio para que los estudiantes universitarios y profesionales de la Región de Valparaíso, puedan colocar en práctica sus habilidades al servicio de otros, en este caso de los beneficiarios los programas de la Incubadora Social Gen-E y la Incubadora Escolar AlCubo.

Además de lo anterior, el Voluntariado DIE ofrece un programa formativo en temáticas de innovación y emprendimiento, lo que permite que las y los participantes obtengan las nociones básicas para apoyar de mejor manera a los beneficiarios y en este contexto presentan propuestas para trabajar junto con emprendedores.

Diseño gráfico como valor para la innovación social

En esta ocasión, un grupo de estudiantes de Diseño PUCV, propusieron intervenir de manera más tangible en cuatro proyectos de emprendimiento, apoyándolos en la construcción de sus logos y manual de normas gráficas.

El encargado del Voluntariado DIE, Werner Bucarey, se refirió a cómo llegó a ejecutarse la propuesta: “La actividad con los estudiantes de diseño está encuadrada dentro de una línea de trabajo del programa, en la cual grupos de estudiantes de una carrera nos proponen una actividad que quieran realizar, de forma voluntaria, con emprendedores, y si nos parece que puede aportar a nuestros beneficiarios, los ayudamos a ejecutarla, sin embargo son ellos quienes coordinan y realizan la actividad”.

En ese sentido, la intervención de las y los estudiantes de diseño es una actividad organizada por ellos, donde estarán trabajando en duplas mediante reuniones virtuales periódicas por dos meses con cada emprendedor.

Los gestores de esta actividad son estudiantes de tercero, cuarto y quinto año de Diseño PUCV a quienes esta instancia les motiva ya que les permite colocar en práctica el conocimiento adquirido en la carrera y, por otro lado, los emprendedores agradecen el poder participar en esta intervención.

Las y los estudiantes que lideran esta actividad son Valentina Cofré, David Silva y Martina García. A este grupo se suman otros 10 estudiantes de diseño que estarán trabajando con los emprendedores.

“Los voluntarios han podido poner en práctica sus conocimientos de diseño en función de un otro, además de trabajar en la comunicación asertiva del diseño”, comenta Cofré, además de agregar que “sabemos que los emprendedores se sienten muy a gusto con los voluntarios y han visto muchos frutos salir de esta actividad”.