Exponiendo sus trabajos, tal como lo hacemos con nuestros estudiantes, fue la actividad de clausura del primer año en que la e[ad] se une al Programa Propedéutico, del que participan escolares de cuarto medio de la Región de Valparaíso, con alto rendimiento académico, y que demuestran interés por reafirmar su vocación.

Desde mayo de este año y en modalidad remota, 15 jóvenes decidieron desarrollar sus habilidades a través del curso “Corporalidad humana como medida en el espacio habitable”, dirigido por el profesor Iván Jeldes, diseñado especialmente para ellos. “Las y los estudiantes venían con sus propias destrezas. Nos propusimos desarrollar una cierta musculatura, no sólo de la mano sino también del pensar, que les permitiera seleccionar y así llegar a la abstracción y a la comunicación, para entonces poder decir a través del dibujo”, destacó Jeldes.

Escolares viendo sus trabajos expuestos en el aula grande de Matta #79.

Los escolares fueron recibidos por el Director de la Escuela, Juan Carlos Jeldes, quien enfatizó el especial sentido de este encuentro, el primero en modalidad presencial del programa en la e[ad], en donde “sus creaciones fueron montadas y compartidas, de manera de permitir el aprendizaje mutuo en una práctica habitual para quienes aquí estudian, y que quisimos que ustedes también pudieran vivir en carne propia”.

De la misma manera, Michèle Wilkomirsky, profesora de la carrera de Diseño PUCV y Jefa de Docencia, condujo una inspiradora clase sobre “El lleno y el vacío”, donde luego de presentarles registros antiquísimos de representaciones del mundo y los primeros mapas con los que cuenta la humanidad, instó a los estudiantes a reflexionar sobre la pugna entre estos elementos que constituyen un punto de vista fundamental en diseños y planos.

Michèle Wilkomirsky, profesora del curso «Ciudad Legible» de la carrera de Diseño PUCV y Jefa de Docencia, en clase introductoria para escolares del Programa Propedéutico.

Entre los acompañantes se encontraba Pablo Martínez Duarte, Diseñador y Magíster de la e[ad], cuyo hijo Nicolás participa de este programa del Área Inclusión del Talento Académico PUCV. Al respecto de la oportunidad señaló que “es interesante que reciba de primera fuente lo que yo, a través de la práctica y del oficio, le he transmitido durante toda su vida. Sobre todo me gusta que haya podido visualizar este mundo por medio del dibujo. Estoy muy orgulloso de él y deseando que tome el camino de su vocación”.

Para finalizar, los asistentes participaron de un recorrido liderado por alumnas de Ciclo Disciplinar, en el que visitaron laboratorios, salas de impresión, una clase de Taller y una sesión de preguntas y respuestas frente al mar, en dependencias de Matta #12.

Martina Torres, quien se prepara para rendir la Prueba de Transición Universitaria, comentó “después de cada clase terminé con algo nuevo aprendido y una habilidad mejor trabajada. Esto me ha servido para agarrarle el ritmo a la vida universitaria y también para conocer mis competencias. Al principio me dio miedo entrar, pero ahora estoy muy contenta de haberlo hecho”.