“Mientras caminaba iba pensando que estos pintores lo que tenían era una fe, una fe tremenda en el color, pues pensaban que con el color podían cambiar el mundo”
El Cálculo Pictórico. Francisco Méndez, 1982

Con profunda tristeza lamentamos comunicar el fallecimiento de Francisco Méndez, arquitecto, pintor y fundador de la Escuela de Arquitectura y del Instituto de Arte PUCV. La comunidad de nuestra Escuela quiere expresar las más sinceras condolencias a sus familiares y amigos. Su misa se realizará el día miércoles 10 de febrero a las 11 horas.

Francisco Méndez Labbé

Nació en Santiago el 15 de junio de 1922. Estudió Arquitectura en la Pontificia Universidad Católica de Chile y en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile. Arquitecto, escenógrafo y pintor, entre los años 1959 y 1969 vivió en Francia donde fue discípulo de Henry Goetz y del artista holandés George Vantongerloo. A su regreso a Chile ayudó a fundar el Instituto de Arte de la Universidad Católica de Valparaíso. Francisco Méndez Participó en el proyecto Amereida junto  Alberto Cruz, Godofredo Iommi, Claudio Girola y otros profesionales arquitectos y artistas, siendo también parte de la fundación de la Ciudad Abierta de Ritoque en la V región en 1970.

Francisco Méndez junto a Henry Tronquoy, 1970. Fotografía del Archivo JVA.

Fue profesor titular de taller desde los inicios de las carreras de Diseño en la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV. Muchas tesis y proyectos de diseño gráfico fueron dirigidos por él, orientados a materias filosóficas, pictóricas y poéticas mayormente, como también las referidas al diseño escenográfico, tipografía, carteles y murales entre otros. Estos últimos con un vasto desarrollo en actos y presentaciones en el ámbito de la Escuela como también el Instituto de Arte PUCV.

En 1991 dirigió el Proyecto Museo a Cielo Abierto y fue además uno de los fundadores del Teatro de Ensayo de la Universidad Católica, co-fundador y profesor de la Facultad de Arte de la Universidad Finis Terra en Santiago. En 1998 abandonó la labor docente para dedicarse en forma exclusiva a la pintura y la investigación artística.

Invitación de Francisco Méndez a exalumnos y exalumnas de diseño, agosto 2018. 

A continuación, un texto escrito por el poeta y profesor Carlos Cobarrubias.

Un Saludo

Conocí a Pancho hace medio siglo haciendo actos poéticos en Irlanda y la última vez que lo vi, fue en su taller en los faldeos de la cordillera, y… a pesar del paso del tiempo y sus extrañas circunstancias, era el mismo Pancho. Siempre pintando, construyendo un nosotros con sus pinturas.

En los inicios de la Ciudad Abierta nos tocó en suerte a Ignacio Balcells y a mí hospedar en las primeras hospederías (en las que vivíamos) dos oficios constituyentes del corazón de la Ciudad: la escultura y la pintura… Estas obras vinieron a alegrar los comienzos, a darle vida a esas «arenas que se escapan de la mano». Me tocó vivir unos buenos años rodeado de las pinturas de Pancho; qué buen recuerdo; pero en este instante se me vienen sus inmensos cuadros, llenos de colores expuestos en su taller.

Bueno querido Pancho, nos hubiera gustado que llegaras a los «100». A lo mejor se lo dejaste a Miguel Eyquem… ¿Cómo será ese encuentro con Tuto, con Pepe, con Claudio, con Godo, con Alberto, con Fabio? ¿Cómo será encontrarse en la abertura de las aberturas, y en la aventura de las aventuras?

Imagen del texto escrito por Carlos Cobarrubias 

*Fotografía principal de la nota: Francisco Raúl Méndez Labbé, retrato fotográfico de Juan Mastrantonio Freitas. Viña del Mar, 1983. Obtenido a partir de Cuadernos de Arte Nº18, 2013.