El pasado sábado 16 de octubre, alrededor de 70 asistentes se congregaron a partir de las 11:00 horas en Ciudad Abierta, para celebrar, homenajear y recordar la obra colectiva de los fundadores de nuestra Escuela con el lanzamiento del libro “Alberto Cruz: proyecto, obra y ronda”.

Ciudad Abierta, lugar de la Ronda Creativa fundada por Alberto, celebra sus 50 años. Hemos querido reunirnos aquí, donde se asoman desde las arenas los vestigios de aquella obra construida para recibir a muchos y que hoy, como signo del tiempo que vivimos, nos recibe a cielo abierto.

—Sylvia Arriagada, Presidenta Corporación Cultural Amereida.

En palabras de Juan José Ugarte, este cuidado libro contiene entre sus páginas imágenes, croquis y planos originales de cuatro obras de arquitectura, muchos de ellos hasta ahora inéditos, los que definen el contorno de los textos, que de manera “coral” destacados arquitectos reflexionaron sobre éstas durante el seminario realizado a principios de 2019.

Casa Olivetti, Capilla Pajaritos, Palacio del Alba y el Ocaso, Sala de Música.
Imágenes gentileza Fundación Alberto Cruz Covarrubias

Las presentaciones tuvieron lugar en el Ágora del Fuego y estuvieron a cargo de los arquitectos Sebastián Irarrázaval y Patricio Cáraves quienes, como señaló Sylvia Arriagada, “de una forma u otra, han estado vinculados a la obra de Alberto. Sebastián tanto por su vínculo como estudiante en los seminarios que Alberto dictó en la Universidad Católica en Santiago, como también por su actitud reflexiva y minuciosa del obrar de Alberto. Y Patricio, a través de su vínculo directo, tanto en la Escuela como en la construcción de Ciudad Abierta, bien se diría, de maestro y discípulo, en continua aventura creativa.”

Presentaciones en el Ágora del Fuego. Gentileza Fundación Alberto Cruz Covarrubias.

Patricio Cáraves en su presentación revisitó las obras y comentó que: “En la Capilla Pajaritos, (Alberto) establece y fija la observación; que es la puesta en marcha del lenguaje de la observación que ve y dibuja; y con ello convoca, reúne y acoge. Lenguaje siempre referido a la virtud, con lo que rosa lo perdurable. En la casa Olivetti construye, con el fundamento, un tratado arquitectónico de la casa. La Sala de Música, abre el trabajar entre todos, participando del fundamento como lenguaje común. En el Palacio del Alba y del Ocaso, es ocasión de oír a la poesía con lo que se desata el trabajo en común. Construyendo a la par el fundamento y la obra en ronda, ocupándose por el tamaño mayor en la arquitectura; el del continente americano.”

Por su parte, Sebastián Irarrázaval añadió que «No parece casualidad que una de las sesiones de los comentarios de las obras haya tenido lugar en los Benedictinos. Podemos convenir que, así como no hay mejor comentarista de Velázquez que Picasso, no existen mejores comentaristas de la Capilla Pajaritos, que los padres Correa y Guarda, que la interpretan en acto y la recrean en la Iglesia de los Benedictinos. Sin duda, la mejor manera de valorar a un maestro es la interpretación o traducción de su obra en obra. Los Benedictinos, es la condición de existencia de Pajaritos como original.”

Ciudad Abierta, espacio abierto a recibir

Las plantas de las obras fueron reinterpretadas para ser dibujadas sobre la arena en un acto preparado por los talleres de Diseño PUCV “Ocasión Editorial” y “Espacios Expositivos” de los profesores Sylvia Arriagada y Marcelo Araya respectivamente, con apoyo de estudiantes de arquitectura.

Para finalizar la profesora Eloísa Pizzagalli ofreció, junto a estudiantes de diseño, un ágape a la sombra de los pinos contiguos a la Sala de Música, en donde los asistentes pudieron apreciar la publicación impresa junto a otros ejemplares del Catálogo de Ediciones e[ad].

Juan José Ugarte, Presidente de la Fundación Alberto Cruz Covarrubias, señaló que la institución que preside, tiene como tarea conservar, interrogar y extender su obra a partir del trabajo en red. “Por lo mismo, valoramos muy especialmente este espacio de vinculación con la Corporación Cultural Amereida, y la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso… Este trabajo colaborativo es signo de tal prestancia de las verticales avistadoras. ¡Gracias por esta invitación a celebrar “en ronda” la obra de don Alberto!”.

De izquierda a derecha: Sebastián Irarrázaval, Juan José Ugarte, Sylvia Arriagada, Sara Browne, Patricio Cáraves y Juan Carlos Jeldes.