«En un territorio abandonado, azotado por el viento, de hierba y arena, cerca del puerto chileno de Valparaíso, un grupo de artistas y poetas itinerantes fundaron la Ciudad Abierta en la década de 1960. Es una comuna, un experimento pedagógico y un laboratorio de arquitectura de práctica cercana, todo en uno. Sus habitantes combinan vivir, trabajar y estudiar.»

Así es presentado el proyecto conjunto de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV junto a la Corporación Cultural Amereida, el cual tendrá una importante participación en el «Parlamento de las Escuelas» a realizarse durante el Festival «School Fundamental» en el marco de la celebración de los 100 años de la Bauhaus, escuela de los oficios fundada en 1919.

Bauhaus Dessau - Nate_Robert
Bauhaus Dessau – Fotografía de Nate Robert

La invitación viene a confirmar el reconocimiento internacional del proyecto Escuela y Amereida como prácticas altamente calificadas en las disciplinas de la Arquitectura, el Diseño y su vinculación con la poesía. La participación, que se desarrollará entre el 20 y 24 de marzo, se suma a la de otras más de 15 escuelas de todo el mundo, destacadas por sus pedagogías radicales.

A esta celebración asistirán los profesores de Diseño Katherine Exss, Alejandro Garretón y Juan Carlos Jeldes, junto a los profesores de Arquitectura David Luza, Rodrigo Saavedra y el presidente de la Corporación Cultural Amereida, Andrés Garcés. El objetivo de su participación en este “Parlamento” es contribuir con la experiencia de la e[ad] y la Ciudad Abierta al intercambio de ideas de diferentes diseños educativos e iniciativas contemporánea.

Metodologías paralelas

Fundada en 1919 como la Escuela Superior de Diseño Bauhaus de la mano del arquitecto Walter Gropius y un grupo de diferentes artistas extranjeros, esta institución buscaba poner a disposición de la sociedad la funcionalidad del diseño y la arquitectura en sus creaciones. Así, su influencia metodológica ha perdurado hasta el presente, estableciendo precedentes globalmente.

Acto en Ciudad Abierta.

Sin embargo, la invitación a celebrar el centenario de esta escuela de oficios, no busca convocar a sus seguidores o imitadores; los proyectos citados no son herederos ni legados de la Bauhaus, sino más bien ideas que pueden haber sido tocadas por la influencia de esta escuela.

En el momento previo a la refundación de nuestra Escuela, el arquitecto y fundador de la e[ad], Miguel Eyquem, define la situación vivida en Chile como una con un pensamiento isleño, donde se desconocía lo que estaba ocurriendo en los otros continentes: “La situación era que no teníamos ninguna noticia de lo que sucedía en Europa. No tuvimos contacto con ninguno de los movimiento de vanguardia que existían en Europa, los originales.”

Así, la llegada de extranjeros, específicamente de los argentinos Godofredo Iommi y Claudio Girola, trajo al resto del grupo fundador una perspectiva abierta, ya que en Buenos Aires estaban mirando Europa, con barcos que partiendo constantemente a Europa por el Atlántico. (…) Claudio conocía a diferentes artistas plásticos y escultores que tenían trabajos muy parecidos a lo que nosotros hacíamos con los cursos del espacio”, explica Eyquem.

De esta forma, el grupo inicial de la e[ad] comenzó a tomar conocimiento del trabajo paralelo que se estaba realizando y de las metodologías pedagógicas similares que habían operado en la Bauhaus antes de su cierre y en nuestra Escuela durante su refundación.

Los oficios y el destino americano

Tras la primera travesía por América, llevada a cabo en 1965 por los fundadores de la nueva Escuela de Arquitectura y Diseño y un grupo de artistas europeos, se sentaron los precedentes por la interrogante del destino americano y cuál era el rol de los oficios en éste, a través de la visión poética.

Clases Taller de Amereida, 1974.

Teniendo en cuenta la diferencia del fundamento inicial de nuestra Escuela como una que indaga en esta América regalada, su extensión y la responsabilidad de los oficios para con ella, la diseñadora y profesora de la e[ad], Michéle Wilkomirsky, reafirma la idea de una construcción paralela de ambas escuelas, las cuales no tienen un mismo origen ni pensamiento.

“Ahí están las dos grandes vertientes: una que se pregunta por el bien vivir y esta otra -la e[ad] y el proyecto Ciudad Abierta- que también se pregunta por el bien vivir, pero que tiene una manera de acercarse poética, más bien como volver a no saber para que el espíritu creativo no quede atrapado en las repeticiones o copias o soluciones”, explica la diseñadora.

En la línea de la poética y los caminos paralelos, Salvador Zahr, arquitecto y ex decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la PUCV, expone que desde la arquitectura en la Escuela se dio un paso más allá, vinculándola al acto, entendiéndolo como “un condimento original y un punto de vista propio. Nunca hubo contradicción, pero tampoco fue un movimiento que se desprendió del otro. La Escuela no era su hermano menor”.

Acto en Ciudad Abierta, 2019.

Es así como se vuelve al punto inicial de la invitación al “Parlamento de Escuelas”, en el que diversas propuestas indagarán por las verdaderas las conexiones e influencias de la Bauhaus en la formación de artistas.

La celebración de los 100 años de la Bauhaus se desarrollará entre el 20 y 24 de marzo de 2019 en Bauhaus – Dessau, constituyéndose en diferentes ciclos conferencias, conversatorios, donde se discutirá la verdadera influencia de la Bauhaus en estas pedagogías alternativas.