El miércoles 3 de abril en Mérida, España, se llevó a cabo el Primer Seminario Estatal sobre Accesibilidad Cognitiva. Uno de los expositores fue Herbert Spencer, profesor de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV, diseñador gráfico especializado en diseño de interacción, junto con Vanessa Vega e Izaskun Álvarez quienes trabajan en el proyecto FONDECyT de discapacidad intelectual y accesibilidad.

Los contenidos del seminario trataron temas de accesibilidad cognitiva, la reivindicación de derechos, innovación y creatividad; y la transformación social que todo esto implica.

Spencer participó en la mesa de innovación y creatividad en la cual se conversaron ideas como el uso de la robótica, la investigación en el codiseño de aplicaciones tecnológicas, conectar la accesibilidad cognitiva con proyectos de ciencia ciudadana, o el uso del humor y los cómics para facilitar la información.

En su presentación, mostró la aplicación SER+accesible desarrollada en 2018, la cual es parte el proyecto asociativo junto a las escuelas de Pedagogía, Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Informática. Actualmente se encuentra incubada en la Universidad como una PyME llamada Más accesible. La aplicación, genera reportes a empresas mediante la evaluación y recomendación de accesibilidad cognitiva.

La innovación del proyecto consiste en que han trabajado con personas con discapacidad intelectual, quienes habitualmente no acceden a trabajos de calidad y/o son de baja remuneración. Más accesible, les da la posibilidad de trabajar como consultores expertos de accesibilidad cognitiva lo cual es una manera de construir valor a una minoría que hemos vuelto irrelevante como sociedad.

Para el desarrollo se utilizaron metodologías participativas como diseño centrado en el usuario y codiseño. Sin embargo, el aprendizaje para el equipo consistió en considerar usuarios extremos que les han proporcionado insights únicos y los ha obligado a ser más rigurosos e inclusivos en el diseño universal de las herramientas. Esto implica que el alcance escala a otros públicos como adultos mayores y turistas.

En cuanto al vínculo de esta temática con la práctica pedagógica, el Taller de Interacción que realiza junto a Katherine Exss en la carrera de Diseño de la PUCV, considera la interacción en su más amplia definición: entre personas y sistemas, digitales, interfaces gráficas y servicios.

“Normalmente desde el diseño y la arquitectura se aborda como un tema reparatorio, y es interesante formular los proyectos desde la inclusión y la accesibilidad, lo que propone mirar desde otro ángulo para resolver los problemas”, señala Spencer. Próximamente desarrollarán un módulo con ingeniería que está orientado a personas mayores, y la accesibilidad será parte de los requerimientos básicos del encargo.

Este 2019 el equipo de Más accesible se encuentra en fase explorativa, analizando la vida independiente de adultos con discapacidad intelectual y evaluando qué apoyos tecnológicos podrían desarrollar para que tengan vidas mejores. El objetivo es visibilizar esta minoría y que tengan participación plena como ciudadanos sujetos de derecho.

Repasa lo que fue el seminario en este video (Fuente: Plena Inclusión)