Nuestro profesor David Jolly, fue invitado por la Escuela de Arquitectura de de la EPFL Lausanne, Suiza para dictar un Workshop con estudiantes de la carrera titulado Making Structural Logic. Este comienza el 29 de abril y se extiende hasta el 3 de mayo. Aquí trabajarán prototipos de hormigón con moldajes flexibles, pero esta vez experimentando con estructuras de fibra de carbono en vez de acero. El moldaje flexible ha permitido desarrollar formas orgánicas (doble curvatura) en diseños de señalización y postes para delimitar terrenos, entre otros elementos.

La tesis de Jolly, es que la innovación de incorporar la fibra de carbono al proceso, puede traer dos grandes beneficios para la postación u objetos de hormigón de menor escala que requieren estar a la intemperie: primero, generar piezas más livianas para su traslado manual y segundo, la durabilidad de estas sobre todo en regiones costeras, ya que la salinidad en el ambiente corroe rápidamente las estructuras metálicas. Este segundo factor a largo plazo, incide en el costo de la inversión y su mantención, el cual disminuiría considerablemente.

Posteriormente realizará una exposición en la Galería Archizoom de la EPFL, la cual se inaugura el 8 de mayo y extrae una selección de dibujos y croquis de su libro “La Observación: el urbanismo desde el acto de habitar”, editado por la editorial PUCV en 2016 y traducida al inglés por Mary Ann Steane.

La obra rescata la vertiente de la tradición de contemplación de la Escuela y su vínculo con América a través de croquis realizados in situ, reflexiones que permiten generar un modo para comprender el cuerpo, la proximidad, el interior, el espacio público, la ciudad con su alrededor y la gran extensión.

Las observaciones que aquí se presentan son el fruto de un ámbito común, entre la Escuela y la Ciudad Abierta de Amereida, donde desde hace ya más de sesenta años se practica este modo de contemplación, dibujando de cuerpo presente ante la extensión, sea ésta el espacio urbano o natural; son croquis acompañados de un breve texto que ilumina lo que el dibujo revela.

Esta exposición cobra especial relevancia en un contexto contemporáneo, en que todo el desarrollo técnico y profesional se ha digitalizado o pasa mediante una interfaz electrónica, y por tanto pone en valor esta práctica casi extinta que es el acto de contemplar por medio del dibujo.