Con una destacada propuesta y obteniendo el primer lugar en el Concurso “Casa Naranjales-Chile”, Sebastián Ginsberg y Sebastián Merino, egresados de Arquitectura de nuestra Escuela fueron reconocidos en el concurso internacional de viviendas.

El concurso buscaba la realización de un diseño de una vivienda para una pareja de jóvenes profesionales, sin planes de tener hijos y que vieran su casa como un lugar de disfrute y ocio junto a sus 5 perros. El desafío era lograr un diseño altamente eficiente, ya que se busca a tener una calificación energética tipo “A”.

De igual manera, las propuestas debían de responder a los anhelos de tener una casa simple, bien organizada, auto-sustentable y con espacios para compartir, teniendo en cuenta una serie de restricciones programáticas y prever que la casa fuese, posiblemente, construida en 2 etapas. Finalmente, la propuesta de este proyecto estaría emplazada en el sector La Palma, cerca de la Ciudad de Quillota, en la zona central de Chile.

En palabras de los ejecutores de esta propuesta, al proyectar la “Casa Naranjales” plantearon que su expresión quedara “determinada en función de un recurso de diseño modular, donde el partido arquitectónico fue proyectar una vivienda que se pueda construir optimizando los espacios a partir de vigas que cruzan la casa transversalmente”. Así, fue posible configurar interiores confortables al mitigar la radiación calórica de una zona altamente calurosa como lo es Quillota.

Asimismo, la capacidad del módulo arquitectónico ideado permitió que la envolvente y la estructura actúen como un todo definiendo y dando un orden espacial que se complementa entre sí. El diseño de la tipología fue pensado desde la integración compacta, donde los espacios se determinaban a partir de una circulación longitudinal y núcleos definidos desde lo más público hasta lo más privado.

Finalmente, en su reconocimiento al primer lugar, el jurado interpretó esa propuesta como un “proyecto equilibrado”, donde se conjugaron de manera simple, eficiente y contemporánea los requisitos del concurso. Además, destacaron las proporciones y la orientación de la obra, enriqueciendo su eficiencia energética y el mínimo impacto sobre el terreno de emplazamiento.

Sobre los autores

Sebastián Ginsberg (izquierda) y Sebastián Merino (derecha).

Sebastián Ginsberg es arquitecto de nuestra Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV. Su primera obra fue una pequeña plaza en Valparaíso el año 2015, encargo de una Fundación. Ha ganado diversos fondos competitivos en proyectos ecológicos y sustentables. Expone un proyecto de pregrado en la muestra de estudiantes de la bienal de Arquitectura, año 2015. Durante el año 2016 al 2017 estudió arquitectura y urbanismo en la Universidad de Porto, Portugal. Teniendo la experiencia de viajar y conocer diferentes realidades a nivel mundial. Realizó su práctica profesional en el estudio de Mathias Klotz arquitectos y asociados, en Santiago. 

Sebastián Merino es Licenciado en Arquitectura de nuestra Universidad. Ha participado en numerosos concursos de arquitectura como Corma 2016, Cap 2018 y distintos Workshops como en el de la bienal de Arquitectura año 2017, siempre teniendo la motivación e inquietud de estudiar y trabajar con distintas materias primas y materiales en la implementación de una arquitectura práctica para las personas.