Las travesías son una tradición de larga data en nuestra Escuela. Luego del primero de estos viajes exploratorios realizados al interior del continente americano, hace más de 50 años, en 1965 por el grupo de fundadores de la e[ad], las travesías se convirtieron en una más de las etapas que llevan a alumnos y profesores a vivir los oficios de la Arquitectura y el Diseño en plenitud.

Tras instalar estos viajes dentro de la malla curricular de ambas carreras, además de cultivar la visión de nuestro destino americano y la misión por ir a descubrirlo, también toma fuerza la idea de ir a encontrarse con otro. Aquel par latinoamericano que en cada una de las travesías brinda hospitalidad y recibe a los viajantes en distintos rincones y lugares del sur americano.

Es así como reconocemos el compromiso y el impacto que éstas tienen con la comunidad de cada sector visitado, yendo no a colonizar, sino que a colaborar y compartir con los lugareños.

Dentro de las más de 100 travesías que se han ejecutado en todos los años de nuestra Escuela, hoy destacamos algunas en su rol de encuentro con la comunidad y cómo este compromiso ha llevado a mantener lazos y fortalecer vínculos entre naciones.

Travesía Dedo do Deus

Durante el año 2017, el Taller de la Forma y la Complejidad Arquitectónica, a cargo de los profesores Andrés Garcés y Mariana Stuardo, abordaron una forma de trabajo similar al curso de Taller de Obras. Con tres proyectos en vista, los alumnos y profesores decidieron abordar cada uno de estos encargos dada la relevancia que estos tenían para con la comunidad.

Estos proyectos involucraron la consolidación del Teatro de la Consagración para el Acto de San Francisco en Ciudad Abierta; las obras propias de travesía en la localidad de Conde, Joao Pessoa, en Brasil; y el diseño y construcción de la infraestructura para un festival intercultural en Puesco, Curarrehue, Chile.

Travesía Willoq 2018, Provincia de Urubamba, Perú

Dada la cantidad de trabajo concentrado en 11 semanas, se determinó que el taller trabajaría en forma de ronda, compuesta por equipos de trabajo que debían trabajar las dimensiones de gestión y logística junto a la proyectiva en paralelo. De esta manera, se conformaron 7 grupos de trabajo con doble función.

Entrando a las faenas de travesía en específico, previo al viaje se realizó el contacto con el equipo de administración urbana de la localidad, un grupo compuesto por jóvenes arquitectos con quienes ya se había trabajado el año 2016 en la travesía a Porto Do Capim. Así, se afianzó el vínculo con una comunidad con un rol determinante en los procesos de participación, quienes unidos trabajaron para recibir al grupo proveniente de nuestra Escuela.

La obra de travesía fue construida a lo largo de un mirador acantilado sobre la Praia de Coqueirinho. Un conjunto de 7 estaciones que invitaba a recorrer y experimentar el lugar desde los sentidos, regalando a la comunidad una zona de potencial paisajístico y atractivo turístico. Así, se conformó un paseo – parque que permitía contemplar el territorio en la medida que era habitado.

Travesía Praia do Amor 2018, Brasil.

Travesía Paposo

 También realizada en el año 2017, 34 alumnos de los Talleres de Habitabilidad en Infraestructura Urbana y de Fabricación Digital de nuestra Escuela, se trasladaron a la comuna de Taltal en la Región de Atacama para realizar la Travesía Paposo.

Travesía Willoq 2018, Provincia de Urubamba, Perú

Los estudiantes, acompañados de los profesores David Luza, Juan Carlos Jeldes, Carolina Chávez y Alejandro Pacheco, ejecutaron la obra “Madre Mar”, la cual fue un regalo a la comunidad del sector, conformándose como un sombreadero asemejado a una ola de mar.

Travesía Caleta Chañaral de Aceituno 2018. “Corredor Litoral”

Durante el viaje, alumnos y profesores fueron acompañados por parte de la comunidad de Paposo, con la cual compartieron gran parte del viaje, participando en las faenas personas del lugar y contando con la colaboración del alcade de Taltal, Sergio Orellana, un equipo municipal y autoridades la Escuela Paranal de Antofagasta.

Asimismo, la Travesía a Paposo se acercó a la misión educativa de nuestra Escuela, contando con el despliegue del Aconcagua Fablab, el laboratorio de fabricación digital móvil de la e[ad], mostrando diferentes tecnologías de fabricaicón de objetos en talleres realizado con alumnos de 7º y 8º básico del liceos del sector.

Travesía Marimenuco

Esta travesía realizada el año 2011 por el Taller de 3º Año de Arquitectura a cargo de los profesores Rodrigo Saavedra y Úrsula Exss consistió en el diseño y construcción de una ruca para la celebración del We Tripantu.

Marimenuco, el destino de la travesía, es un caserío de aproximadamente 200 personas, ubicado al este de la región de la Araucanía y perteneciente a la provincia de Malleco. El lugar forma parte de un sector antiguamente habitado por los Pehuenches, cuyo significado en lengua vernácula es “gente del Pehuén”.

Travesía Marimenuco, 2011.

El rol de compromiso con la comunidad de esta travesía siguió dos ejes centrales: el vínculo con los escolares del lugar, ya que la obra fue emplazada en los patios de la escuela rural de Marimenuco; y el de la conservación de las tradiciones del pueblo mapuche.

La obra consistió en una ruca para la comunidad, la cual fue proyectada y realizada in situ, de acuerdo a las observaciones del lugar. Su edificación fue realizada para que en ella se desarrollara la celebración mapuche del We Tripantu o Año Nuevo Mapuche, celebrada cada 24 de junio, día del solsticio de invierno, el cual es el día más corto del año en el hemisferio sur.

La ruca fue determinada por tres condicionantes que tienen raíz en la cultura y creencias del pueblo mapuche, que al cumplirse en la proyección y construcción, tuvo un arraigo total al lugar, sin desentenderse de la cultura en donde se encuentra, sino que haciendo un elogio a esta misma, en un total e intrincado vínculo con la comunidad.

Es de esta manera cuando hablamos de regalo de travesía que entendemos que tanto quien regala (el Taller) como quien recibe el regalo (la comunidad), se benefician mutuamente, produciéndose un intercambio con el espacio, con el territorio, con las personas que habitan en él. Es así como las travesías ya no sólo nos llevan a descubrir América, sino que nos conducen a contacto y a una intensa experiencia de intercambio de costumbres, valores y tradiciones entre quienes viven y quienes van.

Para conocer más sobre las nuevas mallas curriculares de nuestras carreras, los invitamos a visitar nuestras secciones de Arquitectura y Diseño.