Tradicionalmente la ciudad de Valparaíso se ha dividido en dos grandes zonas: el Puerto y el barrio El Almendral, éste último uno de los barrios de mayor extensión de la ciudad de Valparaíso, abarcado más de 130 hectáreas comprendidas entre avenida Argentina y Plaza Victoria, y acoger en sus terrenos universidades, edificios gubernamentales y gran parte del comercio de la comuna.

Pese a haber sido declarado zona de conservación histórica y contar con 211 inmuebles que poseen esta categoría de manera particular, El Almendral actualmente se enfrenta a un continuo deterioro de sus instalaciones, existiendo una importante cantidad de obras abandonadas y otras que no han sido mantenidas a lo largo del tiempo.

Ver investigaciones barrio El Almendral.
Observaciones barrio El Almendral. Fuente: Wiki Casiopea.

La historia de este sector cuenta con periodos de auge durante gran parte del siglo XIX, momento donde se construyó una serie de casonas e inmuebles históricos que con el pasar del tiempo y el daño causado por terremotos e incendios han ido mermando la capacidad comercial, cívica y barrial de El Almendral.

Es por lo anterior que diversas organizaciones gubernamentales y sociales han centrado sus esfuerzos en recuperar el territorio y buscar alternativas para reactivar los espacios abandonados, atraer nuevamente a los habitantes y entregarle una sostenibilidad urbana.

Es dentro de este afán donde se inscribe el proyecto Laboratorio Creativo de Revitalización de barrios desde la Innovación Social. Esta iniciativa será ejecutada por integrantes de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, entre los que se incluyen los profesores de la Escuela de Arquitectura y Diseño e[ad], David Luza y Juan Carlos Jeldes, además de Gen–E Incubadora Social de la Universidad.

Ver el proyecto.
Estudios en barrio El Almendral. Fuente: Rodrigo Neira.

El proyecto, que es financiado por un Fondo de Innovación para la Competitividad de la Región de Valparaíso, busca implementar un laboratorio creativo de revitalización a través de un programa de innovación social, que promueva el desarrollo local del barrio El Almendral y sus actores.

El laboratorio, siguiendo las nuevas experiencias emanadas desde la academia, tendrá un carácter multidisciplinar, con lo cual se pretende aportar al desarrollo de la experiencia en el trabajo con la comunidad y el territorio desde una visión arquitectónica, urbana y de diseño.

Economía creativa para la reactivación de El Almendral

Durante el último tiempo, diversos proyectos de innovación han buscado potenciar el talento y la innovación desde la Economía Creativa, concepto que involucra la generación de ideas y conocimiento esencialmente desde la industria cultural, incluyendo variadas disciplinas como el arte, el diseño, la arquitectura y la tecnología.

Es desde esta idea donde el Laboratorio Creativo busca permear el espacio urbano del barrio El Almendral, implementando un programa piloto que convocará a residentes y habitantes a promover el desarrollo económico y social del territorio.

En palabras del profesor y diseñador de la e[ad], Juan Carlos Jeldes, el objetivo del proyecto es convocar a jóvenes, especialmente estudiantes del sector, y llevar a cabo un experiencia experimental de la cual puedan emanar ideas innovadoras que contribuyan a una Economía Creativa que contribuya en la revitalización del sector.

Ver el proyecto.
Barrio El Almendral, Valparaíso. Fuente: Sebastián Rojas.

En específico, el laboratorio apoyará emprendimientos que favorezcan la revitalización de este barrio por medio de desafíos de innovación social, una escuela de innovación social territorial, acompañamiento técnico y financiero de las iniciativas, con énfasis en lo participativo, público e itinerante, por medio de actividades tales como: diagnósticos participativos, mesas de trabajo público-privada, festival itinerante donde se expondrán los proyectos asociado al barrio, entre otros, lo que permitirá convocar y articular un gran número de actores asociados a una red que promueva la innovación.

Asimismo, el proyecto propone trabajar en aquello que ya constituye un sello para la Escuela: la creación de obras efímeras, leves, pero fundantes. De igual forma, desde una mirada interdisciplinar, se propone el trabajo conjunto con quienes viven en el sector para la planificación, diseño y gestión de los espacios públicos, levantando instancias de placemaking. Esto, con el objetivo de redescubrir las necesidades y aspiraciones de quienes se desarrollan en el sector, con el fin de pre-visualizar y habitar un espacio con una visión común para todos sus habitantes.

Ver el proyecto.
Tránsito en barrio El Almendral. Fuente: Pablo Miranda.

Finalmente, este Laboratorio Creativo trabajará en el fortalecimiento de ideas emprendedoras que permitan resolver problemáticas de interés público y generar un valor social, en este caso para favorecer particularmente el desarrollo local de los barrios. En este mismo sentido es que el proyecto emerge con un rol de articular, formar, co–construir y revitalizar este sector, a través de la alta convocatoria y aceptación que desde la Universidad se puede lograr con la población que habita en este barrio, donde hay una importante presencia de personas pertenecientes a los grupos prioritarios de la región de Valparaíso y polos de actividad económica regional.

Para conocer más sobre los proyectos y estudios realizados por docentes y alumnos de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, los invitamos a visitar la página de Investigación de la e[ad].