Luego de la refundación de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV en el año 1952, con el grupo de arquitectos, artistas y un poeta recién llegados desde Santiago, la búsqueda y la exploración por los oficios tomó un nuevo sentido cuando en 1965 se llevó a cabo la primera de las travesías. En esta expedición inicial además de los fundadores también participaron filósofos y representantes de diversas disciplinas.

Este primer viaje buscó trazar la Cruz del Sur, recorriendo desde los puntos más australes de Chile hasta Santa Cruz en la sierra boliviana. Asimismo, esta travesía abrió los horizontes dentro de los procesos educativos y de aprendizaje en el ámbito académico, invitando a recorrer América en su extensión, yendo y adentrándose en el continente, reconociéndolo y habitándolo.

partida mañana a las siete antemeridiano desde santiago
escalas del avión santiago puerto montt punta arenas
los nueve están – jonathan boulting alberto cruz fabio
cruz michel degury francois fédier claudio girola godofredo
iommi jorge pérez román edison simons – henri tronquoy
nos alcanzará en medio de la patagonia
Amereida I

Tras esta primera travesía, se dio origen a esta visión del continente americano donde se puede pensar este continente que se nos regala de forma creativa, de una nueva manera. Éstas se constituyen en una aventura de los oficios que está inscrita en una épica, una épica de salir del cotidiano, de la vida habitual y saltar a lo extraordinario del viaje donde todo está puesto en juego. Todo es materia de los oficios. Las travesías son viajes a lugares que uno normalmente no iría como turista o viajero. Son lugares de América que redescubrimos y en los cuales vamos a incidir o aportar a través del Diseño o la Arquitectura.

El destino americano

Durante esta travesía se indagó en el sentido americano, en el regalo que es América y cuál es la obligación de arquitectos y diseñadores de nuestra Escuela de ir a descubrir el continente. En una tradición que se transmitiría por años, se elaboraron poemas, textos, dibujos, cartas y diversas anotaciones que en 1967, después de dos años de esta primera exploración, se reunieron en el libro titulado Amereida, sin firma de autor, páginas sin numerar y ninguna mayúscula. Este texto inicial dictará la proclamación y el origen del ser americano.

Al día de hoy profesores y alumnos de todas las generaciones de nuestra Escuela han participado en más de 100 travesías a lo largo y ancho de América, llegando desde los puntos más australes de la Patagonia, adentrándose en la selva amazónica y explorando el territorio desde su exterior a su interior desconocido, indagando y descubriendo el regalo americano.

Travesía Las Hualtatas, 2009. Fotografía de Soledad Prado.

Durante las travesías, se busca principalmente construir en poco tiempo todas las dimensiones que acompañan del diario vivir junto con construir: trasladarse, la alimentación, dormir, construir todo eso desde el punto de vista de los oficios, siempre de una nueva manera.Cada año es distinto y se estudia el lugar a donde se llegará un poco antes y una vez allá, se edifica una obra que regalamos a los habitantes del lugar para que la puedan utilizar.

Hoy la travesía es un viaje a través de América que se realiza para poder tener, comprender y poseer una dimensión de lo americano para poder atender a la pregunta de qué es ser americano. No es una pregunta banal, no es una pregunta cualquiera, es una muy importante porque nosotros desarrollamos nuestros oficios en América. Cómo atendemos a esa pregunta en una travesía, porque no es sólo el viaje, sino siempre a través de una obra. En la Escuela, nos reconocemos como gente de oficio, diseñadores y arquitectos en quienes lo más importante es la obra, por lo tanto en estas travesías salimos a lo largo y ancho de América a hacer una obra.

Para conocer más sobre las nuevas mallas curriculares de nuestras carreras, los invitamos a visitar nuestras secciones de Arquitectura y Diseño.