Los arquitectos de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV Diego Miranda y Maximiliano Trigos, fueron reconocidos con una Mención de Honor en el concurso “Ibiza Artist House”, organizado por la plataforma web internacional Rethinking.

El concurso, que convocó a diferentes profesionales de esta disciplina a nivel mundial, invitó a estudiantes y arquitectos a presentar nuevas ideas y propuestas originales para repensar una vivienda emplazada en la zona de los acantilados de la costa de Ibiza, en el lugar donde se ubica la Torre de Es Vedrà, conocida popularmente como la Torre del Pirata.

La propuesta de Miranda y Trigos, quienes también son profesores de nuestra Escuela, consistió en idear una casa para una escultora, con volúmenes de geometría regular, a los que se entra siempre por el sur mediante escaleras que entran y salen de la casa, diluyendo sus límites aparentes, pasando de nivel en nivel, constantemente entrando y constantemente saliendo. Esto, pensado bajo la proyección de un taller abierto a la posibilidad de recibir.

De la disposición anterior surge el nombre y plantemiento de la propuesta: Porxo. Estos son espacios de recepción centrales en las viviendas ibicencas, edificaciones ampliamente estudiadas por los autores del proyecto desde ejercicio de estudio. Asimismo, consideraron en la elaboración de la propuesta el emplazamiento, la geografía y la relación con su entorno, manteniendo los elementos arquitectónicos tradicionales del habitar del sector.

Este Porxo en su edificación se conforma como una casa vinculada a la torre, en la medida que ilumina su vacío, al agua, en la medida que ella aparece en piscinas junto al paisaje, a la escultura, que en su conjunto pasan a ser elementos que exaltan el valor arquitectónico y paisajístico presente.

Cabe destacar que la elección de desarrollar una vivienda para un artista, específicamente una escultora, recae en la decisión de proyectar para un oficio que permitiera pensar un vacío nuevo. De esta manera, se definió la escultura como cuerpo material participante del espacio a proyectar, en la medida que nos apoyábamos en las esculturas de Jean Petitpas y la reflexión del escultor y profesor de nuestra Escuela, José Balcells.

La deliberación de los proyectos ganadores estuvo a cargo de un reconocido jurado con vasta trayectoria internacional, compuesto por Fran Silvestre Navarro de Fran Silvestre Arquitectos; Chang Kyu Lee, de GEBDESIGN Architecture; Sara Galante, ganadora del concurso Sahara Eco House; y Carmen Moreno Álvarez, arquitecta.