Comunidad de Puchuncaví se organiza para la recuperación de la memoria de instalaciones de la ex Escuela La Greda

En el marco del Programa de Recuperación Ambiental y Social de Quintero y Puchuncaví, el equipo del Departamento de Asistencia Técnica de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV, en alianza con la seremi de Medio Ambiente, la Municipalidad de Puchuncaví y la comunidad del sector, entró en una fase de cierre del anteproyecto del “Centro de Información, Monitoreo Ambiental y de Desarrollo Sustentable en ex Escuela La Greda”.

Como parte de las últimas medidas de trabajo y de participación ciudadana, la comunidad del sector en coordinación con la Municipalidad de Puchuncaví y la Corporación Municipal de Educación, se encuentran trabajando en un registro y catastro de la situación actual de la Escuela, ya que en el último tiempo ha sufrido varios incendios y robos que han generado la pérdida de las últimas instalaciones que quedan a nivel patrimonial y de objetos valiosos.

Para subsanar esta situación que atenta contra las proyecciones del nuevo centro de monitoreo a nivel de espacio de memoria, se generaron reuniones con la Corporación Municipal de Educación de Puchuncaví, la cual se comprometió con la entrega de un espacio para el almacenamiento de los objetos patrimoniales de la Escuela con el fin de evitar su pérdida y/o deterioro.

De igual manera, Juan Didier, encargado de participación ciudadana del proyecto y parte del equipo de la Asistencia Técnica, destacó la positiva participación y la generación de compromisos de apoyo entre las partes, las cuales también propusieron una jornada de recuperación de estos objetos, invitando a participar a la comunidad de la nueva Escuela La Greda. Esto, con el fin de activar los frentes de participación, recuperación de memoria de tangibles e intangibles y la incorporación de este nuevo actor a la mesa de trabajo.

En cuanto a los avances del desarrollo arquitectónico, actualmente se están definiendo las estrategias de diseño para que los edificios del nuevo centro obtengan una certificación ambiental en su futuro desarrollo.

Cabe recordar que este proyecto tiene como objetivo transformar el ex recinto educacional – que dejó de funcionar producto de un episodio de contaminación con dióxido de azufre que afectó a un grupo de alumnos en 2011 –, en un centro comunitario que incorpore energías renovables, estación de monitoreo ambiental y control de emergencias, salas de capacitación e información ciudadana.

Aún no hay comentarios en esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *