El lunes 28 de abril se llevó a cabo la el Foro Debate Valparaíso, organizado por la Universidad del Desarrollo, instancia en que expertos arquitectos y urbanistas se reunieron para analizar los efectos del incendio que afectó a Valparaíso recientemente, y proponer estrategias de reconstrucción.

Participaron en el foro el doctor arquitecto y académico e[ad], Mauricio Puentes; el arquitecto y Premio Nacional de Urbanismo, Sergio Baeriswyl; el doctor en Arquitectura y Estudios Urbanos de la PUC, Alberto Texido; el destacado arquitecto chileno, Gonzalo Mardones; y el doctor en Diseño Urbano de la Universidad de Harvard, y decano de la Facultad de Arquitectura y Arte UDD, Pablo Allard.

La discusión giró en torno a temas de planificación, accesibilidad e infraestructura en Valparaíso, y la prevención de riesgos como un incendio.

El arquitecto Alberto Texido hizo un análisis histórico que mostró el trazado actual de Valparaíso a partir de sus catástrofes, tales como el terremoto de 1906, que abrió paso a la construcción de nuevas vías, como la Av. Pedro Montt;  la inundación del tranque Mena, y el relleno del Parque Brasil.

Además, explicó que los puntos a considerar en esta reconstrucción del cerro son: la necesidad de un techo inmediato, estudios de la zona de riesgo, plan de obras y catastro trazado, y urbanización. De acuerdo a Texido, a partir de esta experiencia, resulta importante reflexionar y tomar medidas en cuanto a urbanismo, normativa, espacio público y capacitaciones ciudadanas; también planteó el caso de Medellín como un método posible para aplicar en Valparaíso.

Por su parte, Mauricio Puentes realizó un recuento del proceso de urbanización de Valparaíso, desde las leyes higienistas, explicando cómo comienza la ocupación en los cerros, y aclarando que la ciudad puerto no tiene gran cantidad de tomas como estas suelen entenderse, sino que se trata más bien de tomas por emancipación familiar.

También comentó acerca del gran proyecto de forestación con eucalipto de la CONAF en el Fundo El Pajonal, en 1903, que finalmente contribuyó en gran manera a la expansión del fuego por los cerros de Valparaíso. El profesor también comentó acerca de los proyectos entregados por la e[ad] al Senado, como lo son el Camino del Agua y la continuación de la Av. Francia.

Gonzalo Mardones se refirió a la labor del arquitecto, quien debe actuar como el médico: desde el paciente. Planteó la pregunta «¿Qué debemos hacer los arquitectos?», respondiéndose que lo primero es no hacer lo mismo que se hizo hace 50 años, y luego, no continuar sembrando casas, no seguir haciendo de lo provisorio lo definitivo, como sucede con la iniciativa del proyecto Techo. El arquitecto señaló a la e[ad] como ejemplo de quien ha hecho arquitectura en zonas de riesgo, y lo sabe hacer bien, invitando a la Escuela a llevar sus grandes ideas a los cerros.

Sergio Baeriswyl reflexionó acerca de  por qué las legislaciones se hacen en Santiago si la ciudad nunca tendrá un tsunami o un incendio forestal, trayendo a la discusión el hecho de que el centralismo es gran parte del problema. Además, se preguntó por qué en la normativa no aparecen los términos tsunami o incendio forestal, y argumentó que si no se entiende que los riesgos son un problema,  no se encontrará soluciones.

Continuó su intervención expresando que no se puede seguir improvisando, y que hay una lógica detrás de la decisión de las personas de seguir viviendo en las zonas afectadas por catástrofes, y que debiera ser considerada.

Finalmente, se discutió acerca de las diferentes organizaciones que se han generado para plantear una mejor opción de reconstrucción, como pequeños grupos de profesionales como el proyecto MingaVALPO, quienes trabajan con el adobe reciclado de los cerros.

El foro concluyó con la idea de que, dadas sus particularidades, Valparaíso no acepta modelos, y que la ciudad debe pensarse desde adentro para lograr soluciones que sean adecuadas para ella y quienes allí habitan.