Una fiesta se vivió en el Parque Cultural Valparaíso este viernes 21 de diciembre  cuando la Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV declaró la apertura de la exposición “Este Vuelo Quebrado y Anhelante”; muestra con que se clausura el año de conmemoración de sus 60 años de fundación.
Los centenares de arquitectos, diseñadores, artistas, profesores, familiares y amigos de la e[ad] y la Ciudad Abierta que asistieron al acto de inauguración, fueron una de las manifestaciones más evidentes de la trayectoria y huella que la Escuela ha ido dejando  a lo largo de su historia y hasta el presente.

La Inauguración

El rector de la PUCV, el profesor Claudio Elortegui Raffo y el decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, el arquitecto Patricio Cáraves, trajeron a memoria al grupo de arquitectos, diseñadores, artistas y poetas que dieron vida a la actual e[ad] a través de la formulación de un planteamiento original acerca de la concepción de la poesía, el arte y el oficio de la arquitectura. Cada uno de sus nombres evocaron estos orígenes y fundamentos de la Escuela y Ciudad Abierta: Godofredo Iommi, Alberto Cruz, José Vial, Fabio Cruz, Miguel Eyquem, Francisco Mendez, Arturo Baeza, Jaime Bellalta y Claudio Girola.

En su discurso, el rector de la PUCV invitó a mirar el futuro y a proyectar el camino de la Escuela de cara a su centenario. Al respecto, expresó que  “quienes la componen cuentan con las competencias y los saberes, y con un arraigado sentido de pertenencia que conducirá con éxito los destinos de este anhelado desafío en permanente construcción”.

La autoridad mencionó el perfeccionamiento en el oficio de los profesores arquitectos y diseñadores, a través de la participación en programas de doctorados, los cuales vienen a vincular y entretejer los fundamentos de la escuela con el mundo académico, artístico; y cultural; a la acreditación nacional (7 años) e internacional de la Escuela y a la  madurez del oficio y el proceso formativo del pregrado que ha permitido la vinculación de la Escuela con el mundo a través de la participación en proyectos públicos.

Por su parte, el Director del Parque Cultural Valparaíso y reconocido crítico de arte, Justo Pastor Mellado, se refirió a la exposición como “una muestra de características complejas, en cuya base aparece Valparaíso como soporte de  ficción constructiva, recogida en la Palabra (poética del espacio, la Acción (Ciudad Abierta) y los Proyectos (la construcción de una enseñanza”.

El director del PCdV señaló que desde el momento en se formularon la hipótesis de la apertura del Parque mediante propuestas de encuadres del Cuerpo, la Palabra y la Imagen, hace dos años atrás, tenían claro que debían producir este montaje. “Se trataría de una gran producción organizada en conjunto con la Corporación Amereida y la Escuela, pudiendo enfrentar este encargo como una travesía desplazada”,  expresó.

Finalmente, Rodrigo Saavedra, Director e[ad], se refirió al “al incesante volver a no saber” que permite la celebración de cada decenio y agradeció a todos aquellos que voluntariamente pensaron, diseñaron y construyeron la exposición. Explicó que la exposición revela los temas del presente e[ad]: la hospitalidad, el blanco, los actos, la música de las matemáticas, los proyectos públicos, el grabado, la Ciudad Abierta, los  magísteres Ciudad y Territorio y Náutico Marítimo, entre otros.

El Acto Poético y el Brindis

El poeta Carlos Covarrubias dio inicio al acto poético invitando a la fiesta de “Este vuelo quebrado y anhelante que nos ha sostenido juntos en vigilia” y convocó a Manuel Sanfuentes y Jaime Reyes, también poetas e[ad], para junto a los participantes construir un poema colectivo.

El poema fue creado a partir de las palabras que cada uno de los asistentes  susurraba a los poetas. Tres dados, cual echados en juego, discurrían de un extremo a otro del circulo y, en su detención al azar, indicaba el elegido para expresar una palabra. Las palabras recogidas en cada una de las caras de estos dados construyeron el poema.

Luego, al tiempo en que se invitó al brindis de celebración, músicos y actores que interpretan el poema escénico Trípoli, irrumpieron en la sala y en el patio del cocktail.

La Exposición

La antesala a la exposición está señalada por una escultura del artista José Balcells realizada recientemente a propósito de la celebración de los 60 años y tiene un formato de 4 mts de altura x 9 mts de largo.

La muestra de las obras, actos y proyectos que la e[ad] ha desplegado en la extensión americana durante 60 años se proyectaba en tres mantos cartográficos que se encontraban suspendidos en uno de los accesos la sala de la exposición. Montaje creado a partir de tres grandes láminas de papel colgados de 2500 hilos de nylon daba la bienvenida.

Una mirada del presente e[ad] a la luz de Amereida,  se pudo apreciar en las catorce  pizarras temáticas y las doce pizarras de Travesía que considera la exposición. Cada una de ellas cuenta con una dimensión de observación y dibujo; documentación gráfica y poesía.

Las siete esculturas de Claudio Girola que forman parte del patrimonio de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se encuentran desplegadas en uno de los extremos de la sala.

Durante el tiempo de duración de la exposición se realizará una  Muestra de Documentales que ha sido creada este año 2012, entre ellos se encuentra el documental de Godo, realizado por Nicolás Iommi y recientemente estrenado en Chile;  el documental “Día de Campo” realizado por Javier Correa y que es parte del Proyecto del Poema Escénico “Tripoli” trabajo colectivo en el que han participado este cineasta, junto con el director de Teatro Sidartha Corbalan, el arquitecto Andrés Garcés, el músico, Sebastián Delarraechea, y el poeta Manuel Sanfuentes, con alumnos de la Escuela de Arquitectura y Diseños de la e[ad] y que se ha presentado en todos los actos conmemorativos, Ciudad Abierta, Nueva York en el Sp-1, Bienal de Arte Sao Paulo.