En la calidez de su taller Manuel Casanueva, arquitecto e[ad], invita a contemplar y observar sus nuevas creaciones: los dibujos. “No son pinturas, son dibujos. No son pinturas, son dibujos de arquitecto”.

Recientemente galardonado por el Colegio de Arquitectos con el Premio Larraín, Manuel Casanueva, lúcido y vivaz, explica que éste es en honor a la trayectoria en teoría, investigación y docencia en el oficio de arquitectura. En la madurez de su vida, su espíritu y temple florencen en sabiduría y pedagogía arquitectónica. Se reconoce en él a un maestro.

Se autodefine como arquitecto de una sola obra, en su caso, la Hospedería del Errante en Ciudad Abierta de Ritoque. Obra que realizó con estudiantes e[ad] y cuyos fundamentos teóricos plasmó con anterioridad en la a Tesis del Arquitecto Orfebre, proyecto Fondecyt de 1991.

Creador de la perspectiva teórica de  los Campos de Abstracción, también diseña y forma el curso de Cultura del Cuerpo, organizando actividades deportivas y lúdicas además de torneos ínter escuelas. El invento del Windroller o “Eolo” constituye, para él, el término de esta etapa.

Hoy, Manuel Casanueva prepara una exposición de sus dibujos a realizarse en octubre en Santiago.

“Ninguna fórmula que pueda resolver el problema creativo”

“Los Campos de Abstracción no son creación mía, estaban en la Escuela. Yo los tomé y ordené en tres coordenadas”, señala. Así es que esta propuesta se transforma en un trabajo ilimitado, en una abertura. “Si se combina una coordenada con otra, siempre se obtendrá algo nuevo. Son pre proyectuales”.

Explica que él no pretende hacer de los Campos de Abstracción un vademécum. “En discusiones con Claudio Girola entendí que no hay ninguna fórmula que pueda resolver el problema creativo. Los campos de abstracción no son una receta.  Es para quien le que quede claro, especialmente para quien cree más en la forma que en la tecnología o para quien cree en la forma antes que la tecnología”, puntualizó el arquitecto para quien arte y técnica son hermanables.

“La Hospedería del Errante fue hecha con una libertad enorme”

El propio Manuel Casanueva se sorprende de la libertad con que fue desarrollada la obra de la Hospedería del Errante, símbolo de Ciudad Abierta.”Fue hecha con una libertad enorme, yo mismo me asombro de lo que resultó. Fueron años muy entretenidos, del 1991 al 2001. Lo que tiene esta obra, que los fundamentos fueron dados antes de hacerla (El Arquitecto Orfebre). Generalmente los arquitectos la escriben después. Fue hecha con alumnos y un maestro. No había planos. Los fuimos haciendo a medida que surgía la obra”.

 

“Los premios son agridulces”

Al referirse al premio recientemente adjudicado, cita al poeta “Lleno de méritos habita el hombre sobre la tierra” y agrega “hay cosas más trascendentales. Mi propósito no es creérmela demasiado, aunque es algo muy bueno y estimulante en esta situación”, subrayó.

Algunos datos biográficos:

Nace el 29 de junio de 1943. En 1962 comienza  a estudiar Arquitectura en la Universidad Católica de Valparaíso. En 1970 obtiene el título de arquitecto y en 1984 es nombrado profesor titular de la misma e[ad].

En 1967 participa en la fundación de la Cooperativa Amereida Ltda. y de la Ciudad Abierta de Ritoque.

Ha desarrollado obras en la Ciudad Abierta y en múltiples travesías desde 1979.

Ha sido profesor invitado en varias escuelas. En la Universidad Finis Térrae, en la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la Universidad Oceánica, en la Universidad de Talca.

En 1991 desarrolla la Tesis del Arquitecto Orfebre, base teórica del proyecto Fondecyt de la Hospedería del Errante de 1995.

En el año 2000 es invitado a montar una exposición sobre Amereida en la Universidad de Harvard.

Se entrevista con Álvaro Siza en el 2001, y con Clorindo Testa en el 2003.
Tiene publicaciones en la revista ARQ de la PUCCH, en ARQ de Cambridge, Spazio e Societá de Milán, AV de Madrid, CA de Chile y otras.

En enero del 2004 expone en el MAC y publica su libro “De los Campos de Abstracción y los Elementos Técno-Arquitectónicos para una Arquitectura Experimental”, editado por la Universidad Finis Terrae.

(Fuentes: Base de datos Conicyt. Y libro “de los Campos de Abstracción y los Elementos Técno-Arquitectónicos para una Arquitectura Experimental”).

 

Comentarios

  1. Manuel:

    Te lo mereces con creces.

    En mi capacidad analítica y de construcción de juicios en relación al arte, siento que subyace tu impronta formadora.

    Agradecido, espero poder estar el día de tu premiación.

    Tus discípulos nos sentimos sumamente orgullosos de este premio.

Comments are closed.