Una calle en el Cerro Alegre en Valparaíso.

A poca distancia los autos estacionados, unos magníficos perfiles concebidos para la velocidad, hoy perfiles aerodinámicos, vinculados a la eficiencia energética para estas superficies de doble curvatura.

Pero estos autos están en su otro estado, detenidos en esta calle que es estrecha pero habitable, estamos ante una fachada cuidada, que aún en el escorzo nos muestra su potencia espacial, es espacio medido que le da luz al vacío de la calzada para ir.

Y los autos que han desarrollado un tamaño personal, para cuatro personas quietas y próximas, es menos que una estancia, ellos acompañan al transeúnte con sus superficies cuidadas y brillantes.

Podemos decir que en este lugar compuesto por distintos espacios la fachada cuidada, el ancho suficiente de la acera, y los autos, estamos en una extensión armónica. Es posible reconocer que se trata de un privilegio. Este estado armónico del espacio público es un privilegio, ya que está ocupado, no está lleno y ciertamente no está despoblado, es decir, es un lugar apreciado y denso, y al mismo tiempo no es un lugar en crisis, por ejemplo con un inmenso tráfico.

Nombrar esta armonía en el espacio público como un privilegio es lícito porque es la presencia de otra extensión que no vemos que son los interiores.

English version by Mary Ann Steane.

 

Habitable density, harmony that constitutes a privilege

A street on the Alegre Hill in Valparaíso.

At a little distance parked cars, some magnificent profiles conceived for speed, today aerodynamic profiles, these surfaces of double curvature being linked with energy efficiency.

But these cars are in their other state, when left in this street that is narrow but habitable. We stand before a precisely ordered facade, that even when foreshortened shows us its spatial power. It creates measured space that gives light to the void of the roadway.

And the cars that have developed a personal size, for four people, calm and close-together, that is less than a room, accompany the passer-by with their precise brilliant surfaces.

We can say that in this place made up of distinct spaces: the precise facade, somewhere sufficiently wide for a pavement, and the cars, we are in a harmonic situation. It is possible to recognize one is dealing with a privilege. This harmonic state of public space is a privilege: even when occupied it is not full, and certainly it is not deserted, that is to say, it is a place both valued and dense, and at the same time not a place in crisis, for example as a result of an immense amount of traffic.

To name this harmony in public space as a privilege is allowable because it depends on the presence of another expanse that we do not see, the interior.

 

 

Comentarios

  1. Interesante la observación, sin embargo es hora que la escuela actualice su vision a lo que requiere el país y el mundo.

  2. STOP A LA PIROTECNIA VERBAL !

    Desde mi punto de vista, el concepto de la » Observación » que la escuela entrega a los alumnos es una divagación que oscila entre los mas diferentes campos de estudios sin tener un objetivo claro y que es ilustrada por un croquis. Es una incógnita que no encuentra solución con los años.

    Pienso que «La observación de la semana» expuesta aqui, es un claro ejemplo de lo que trato de definir. Una divagación sobre una densidad no definida que utiliza la aerodinámica automovil para definirla con aires poéticos y que sin precisar nada, esboza ingenuamente materias fundamentales para un estudiante de arquitectura como «La influencia del automovil en la concepción del espacio publico» y temas de contingentes nacional como, «Las políticas del uso del espacio publico en la zona patrimonial del Cerro Alegre»

    Como alumno y ex-alumno nunca he entendido de que me hablan cuando se referían a la
    «Observación » y siempre me pregunte: ¿Cuales serán las observaciones y los actos que fundaron las obras que todos conocemos en la ciudad abierta? y por que no son esos, los ejemplos pedagógicos que todos debiéramos conocer para comprender lo que nos quieren enseñar?

    La » Observación » sin una definición, sin un contexto y sin un objetivo claro, seguirá siendo una anécdota para aquellos que la recuerden y un chascarro para aquellos que la practiquen en el mundo profesional.

  3. Priivilegio distendido del horizonte???????????? armonia yuxtapuesta en el horizonte lejano???

  4. ¿Que pasa si hace el croquis a otra hora? ¿Es la ‘extensión armónica’ la misma? Me imagino que Ud. no vive en aquella perfecta ‘extensión armónica’ que se llena de ebrios en las noches, asaltos y tacos en la hora punta. ‘Este estado armónico del espacio público es un privilegio’ si es que sale vivo del asalto, si es que no tiene que limpiar el vómito y los vidrios rotos de los borrachos, y si pudo estacionar su auto antes que los demás vecinos. Para finalizar, ‘nombrar esta armonía en el espacio público como un privilegio’, es un ilícito si es que Ud. no vive ahí… o al menos se quedó un día completo en el lugar para ver el final de su historia.

  5. Ojalá, por el bien de los alumnos se enseñen materias mas contingentes en la Escuela

  6. Sin duda que para aquel que no entiende que la observación es una apertura, una partida para el desarrollo de una idea, le pueda parecer «pirotecnia verbal», la complejidad de lo que a partir de ella se pueda desvelar dependerá del esfuerzo y la investigación de cada uno; la observación no es ni una receta, ni un axioma, ni un verso, simplemente otra mirada nueva de lo que siempre ha estado allí. Por cierto, quizás la falta de convicción en la propia formación es lo que ha llevado a alguno a pasar algún «chascarro» laboral. Comparto con «Arquitecto» que se debe insistir en lo contingente, pero no en un sentido excluyente, sino complementario.

  7. Concuerdo con Pablo en el valor que puede tener una observación, sólo me interesa apuntar el bajo valor que tienen los arquitectos de la escuela en comparacion con sus pares de otras universidades al salir al mundo laboral. Eso es un problema que la Escuela debe atender ya!

  8. sería bueno conocer la opinión de algún profesor respecto a nuestra discusión sobre lo atingente de la obseravción en el momento de ingresar a la vida laboral.

  9. Concuerdo con Pablo en el sentido que la «Observacion» puede ser la apertura para una idea y que no hay recetas para tratar de ver las cosas de otra manera, algo muy valido para el proceso creativo de un arquitecto. De echo, yo agradesco mucho el tiempo dedicado a eso en la escuela, pero lo que a mi preocupa, es que la formacion de un estudiante de arquitecta se base solo en eso? – Observacion sin action es solo un sueño –

    Yo sali el 2006 de la escuela y vivi la carencia de mi formacion que ya intuia para afrontar el mundo laboral. A mi me gustaria que la formacion de la escuela sea ACTIVA en el mundo real, por ejemplo que organise debates sobre problematicas chilena o internacionales, que inviten a profesores de otras escuelas, diferentes profesionales y autoridades. Yo nunca vi a la escuela participando con la ciudad, con otras escuelas o con el pais, salvo de manera efimera con las travesias o las festividades. Si me equivoco que alguien me lo diga por favor.

    A mi tambien me gustaria conocer la opinion de algun profesor.
    Quizas con el terremoto surgieron algunas nuevas inicitiavas?

  10. Aparentemente, este tema sólo le interesa a los ex alumnos, los profesores y actuales alumnos no se muestran preocupados por la difícil entrada al mundo laboral de los arquitectos de la escuela, basta ver que está lleno de profesionales que sirven de ayudantes, eso es insólito.

  11. sr. arquitecto,
    la entrada al mundo laboral es difícil para todos sea cual sea su formación, a cada cual sus carencias y sus virtudes. Hoy por hoy el asunto radica en cuestiones de mercado, no sólo debemos saber de arquitectura, hay que aprender a autogestionarse y poner en evidencia la necesidad de nuestro trabajo de modo que se origine un encargo… otro proceso creativo

  12. Don Pablo:

    La arquitectura siempre ha estado basada en el mercado y los «grandes arquitectos» son tambien «grandes empresarios», no? Otra cosa es la salida de la universidad para cualquier estudiante universitario, es el encuentro con el mercado y en eso estamos de acuerdo.

    Lo que le falta a la escuela es tratar los temas de actualidad y no ignorarlos, como por ejemplo: El mercado de las inmobiliarias en Chile! Las cuales construyen nuestro futuro patrimonio arquitectonico. Un claro ejemplo, es la hermosa mutacion del borde costero entre Viña y Con Con? Lindo no? Que observacion podriamos sacar de este nuevo perfil costero sobre las dunas?

    Lo que le falta a la formacion de la escuela, es un poco de contingencia nacional y mas actividad al exterior; participacion en debates, traer invitados, conferencias, encuentros con otra universidades, visitas de terreno, de obras, etc…No basta con la observacion, esta debe ser complementada ya!

  13. Plenamente de acuerdo con la necesidad de intercambio y apertura, me parece que poco a poco se va gestando, pero como todo proceso necesita un tiempo que no siempre es el que podemos o queremos esperar.

  14. Estimado Pablo.
    una malla que define el taller como la materia principal durante 6 años de carrera es anacrónica, le puedo aegurar que la formación en la escuela es la misma que hace 17 años en el momento que usted comenzó a trabajar, salvo que con computadores del 2006. Le dejo la página de una escuela que está a un muy buen nivel y se nota en la realidad nacional http://fadeu.puc.cl/

    saludos

  15. Muy de acuerdo con el señor pablo cuando habla sobre el «autogestionarse» pero tambien considero qe ese consejo va para todo tipo de carrera en la que exista mucha competencia o simplemente porque les guste esa «autogestión».
    Lo que le falta la escuela es no quedarse en el anteproyecto y lograr que sus alumnos puedan proyectar en completitud una obra de arquitectura.
    Yo tambien fui esudiante y cuando entre a hace rmi primera obra me faltaba practica en herramientas funcionales cosas que en la escuela no existe o quizas ahora si y no lo se.
    Y lo siento pero hasta tercer año fue excelente de ahi en adelante fue mucha perdida de dinero y tiempo.
    Ojalá los estudiantes de cuarto medio que sueñas con entrar a la escuela sepan de antemano todas las falencias para que despues no sientan arrepentimiento proque da verguenza cuando trabajas con pares de otras universidad lo mal preparados que salimos.

  16. Interesante debate, es verdad que hoy la enseñanza en la escuela es deficiente en muchas áreas so pretexto de que existe «la observación», está claro que ésta no es suficiente….

  17. Como ex estudiante de diseño, creo que la observación es una puerta para indagar en una visión de algo y poder divagar en todas sus posibilidades… sin embargo, de qué sirve tener la idea perfecta si no se tienen las herramientas, la técnica para poder llevarla a cabo? esa también es una limitación, una muy grande… y no sólo para poder insertarse en el mundo laboral, sino que para poder emprender y trascender un poco, con tantos profesionales que existen.

  18. Si eres capaz de inventar algo con materiales sencillos y hacer el ejercicio de ingeniartelas con poco..de ahi todo es posible ..
    Existen demasiadas areas y demasiadas tecnicas donde uno por cuenta propia puede indagar..
    no podemos ser tan guaguas y esperar comodamente que la universidad te deje listo y un experto en todo …el diseño y la arquitectura son infinitas y es claro q a lo largo de nuestra vida seguiremos aprendiendo ..es de nunca acabar …existen otras escuelas o institutos que se dedican especificmente a enseñar tecnica pero ciertamente tienen un deficit en lo creativo
    ..yo pienso : que sacas con ser un experto en alguna tecnica si no sabes que hacer con ese conocimiento?

    yo valoro ese ejercicio de observacion y de hacer mucho con poco de la escuela

  19. alumna, espera a que salgas de la escuela y te pidan que sepas: programar sitios web, preparación de originales para imprenta, softwares como after effects, flash, dreamweaver, los adobe suites al derecho y al revés… claramente no te van a pedir que hagas un afiche con lapiz mina en papel confort.
    Yo también valoro que potencien la creatividad, pero en 5 años de universidad uno debería salir como un profesional completo, con conocimientos técnicos también.

  20. Está clara la visión de los exalumnos y los alumnos, sin duda nadie está en contra de la escuela, tan solo los exalumnos buscamos que la formación sea de calidad con la experiencia de cómo es el mundo laboral, no busco menospreciar ningún trabajo, pero es importante observar por qué los exalumnos de la escuela encuentran su foco laboral mayoritariamente en trabajos de corte administrativo en el sistema público en vez de estar realizando proyectos de arquitectura, ojo, no prentendo desmerecer ningún trabajo, pero si se fijan en la malla de la escuela, ésta dice respecto a los egresados :

    «sean capaces con creatividad de proponer, proyectar y construir obras arquitectónicas y urbanas que de un modo innovador en el arte y en la técnica den cabida y expresión al habitar humano, »

    cabe pensar si el ejercicio de la arquitectura va mas allá o no
    si creen que no, entonces que la escuela siga como está

    saludos

  21. Estimados todos:
    Interesante debate ha surgido en esta página…, ojala ocurriera de forma mas seguida y no solo a través de textos, sino en las propias aulas de escuela y con la presencia de alumnos, profesores y por supuesto nuestra, los ex – alumnos.
    La verdad es que durante mi paso por la escuela siempre fui un fiel defensor de la visión y del anhelo artístico que hay detrás de la observación, porque seamos claros, ese es el verdadero meollo del asunto, el arte por sobre la profesión, la contingencia, etc., y desde este punto de vista debemos ser comprensivos, porque no hay arte sin observación, desde la mas burda hasta la mas gloriosa. ¿Cuántas veces nos mandaron a croquear la naturaleza, los árboles, a ese típico cerro que no recuerdo el nombre, etc., sin comprender que diablos hacíamos allí? Sin embargo como dije anteriormente, incluso desde la obra mas burda hasta la mas gloriosa requieren de la observación pura para alcanzar el grado de arte, como por ejemplo lo hizo Leonardo Da Vinci quien todo lo aprendió directamente de la naturaleza, y con ello a los 20 años ya había superado a su maestro Verrocchio. Al menos así lo hicieron todos los grandes.

    Sin embargo todos sabemos muy bien que las cosas no son color de rosas, y los ex – alumnos mejor que nadie. Con tan solo 2 años de experiencia laboral en las mas diversas áreas, he atravesado por las mayores vergüenzas, los peores chascarros, y los mas crudos lapsos de no saber que rayos hacer, y no solo frente a técnicos, constructores o incluso simples clientes, sino que también frente a otros arquitectos recién egresados pero de otras universidades. Eso es algo detestable y que no debiéramos aceptar. En este punto por favor no nos engañemos mas, todos sabemos que la formación que la escuela nos entrega en lo técnico es pésima, incluso llegando a ser una de las peores.

    Por lo general creo que primero se debe atravesar por una etapa bastante áspera antes de poder dar riendas sueltas a las observaciones y vivir de ellas. Aterrizar lo aprendido y saber construir realmente, y sobre todo aprender primero a gestionar posibles negocios. Sin embargo de todas las tareas que me ha tocado realizar, muchas veces alejada de la etapa de diseño, debo serles franco… si no tuviera la observación me sentiría cualquier cosa menos arquitecto. Constructor quizás, técnico, engrupidor o lo que sea, pero arquitecto no.

    Para concluir y no extenderme más, creo que todos los problemas anteriores son reales y merecen atención, nuestra formación carece de muchas deficiencias y nos frustra el no tener las herramientas para realizar nuestras ideas, por que lo que nos enseñó la escuela fue bello, pero no logramos plasmarlo en el mundo, y ciertamente nos interesa, si no ninguno de los disgustados de mas arriba hubiese escrito siquiera.
    En definitiva, creo que la observación no es la raíz del problema, muy por el contrario debiese instruirse en ello aun mas. El problema real de nuestra formación son todo el resto de los ramos, que en lugar de seguir perdiendo el tiempo con powers points u otros, o con clases de física vergonzosas, etc., podrían habernos enseñado algo que realmente valiera la pena.

    Con respeto, a mis queridos compañeros y profesores.
    Saludos cordiales.

    p.d.: no pongan “anónimo” o similares, dejen su nombre sin miedo, y ojala los comentarios sigan hasta saturar la página, para así llevar este debate a un encuentro real en la escuela.

  22. Creo que dar a conocer este tipo de criticas, en un lugar como este, ni siquiera dejando el nombre; deja mucho que desear de los alumnos de la escuela.
    Yo también encuentro criticas y virtudes de nuestra escuela, pero si realmente quiero hacer un cambio, lo mejor es buscar un camino adecuado para realizarlas.
    Creo que si toda esta gente busca una forma de ser escuchados y buscar un cambio en el modo de obrar y pensar de la escuela; lo mejor seria crear una instancia entre profesores y ex-alumnos, un cara a cara donde se planteen las inquietudes de ambas partes.
    Porque sabemos todos, que el gran problema de la escuela es que no todos los profesores tienen experiencia, fuera de las aulas y las ciudad abierta.
    creo que seria un gran paso incorporar a los ex-alumnos, de modo que de ellos puedan haber una retroalimentación, de los que ellos han vivido en lo laboral; creo que esto podría fortalecer a la escuela, sus alumnos y egresados.

  23. estimados, solo tres puntos:

    1/ la obs. que genera todo este debate, puede quizás catalogarse de pirotecnia verbal, muletilla (con todo respeto) de los mas antiguos, pero es preciso hacer un esfuerzo para comprender lo que nos quiere realmente mostrar, recordando siempre que es una apreciación personal, por lo tanto subjetiva.

    2/ las deficiencias de la escuela, en cuanto a los aspectos técnicos, están a la vista de todos. Solo recordarles que lo que nos hace distintos a cualquier otra universidad, ese espíritu especial, como infantil, no se encuentra en ningún otro lado.
    Agradezco haberme formado dibujando al lado de un perro en un cerro de valpo, con el sol en la nuca y el lápiz bic reventado, en vez de estar mirando revistas o copiando ideas de «plataforma».

    3/ Trabajando como un umpa-lumpa de algún otro «arquitecto», es claro que todo el asunto de la observación se va al carajo, pero es un buen momento para adquirir un conocimiento que es desconocido al momento de salir de la escuela (hablo por mi), sea ordenanza, métodos constructivos, tramites, presupuestos, «mirada empresarial», etc.
    Estos aspectos técnicos deben de fortalecerse mucho en la escuela, pero no en desmedro de «NUESTRA IDENTIDAD».

    saludos a todos.

  24. Con respecto a lo de «muletilla» en el punto 1/, me refiero a esa forma de decir las cosas mas cercana a la poética, en ningún caso visto de forma despectiva.

    También cabe decir que mas de alguna vez caí al igual que muchos compañeros, en el juego de «el escorzo de la transparencia transparente bla bla bla», con lo cual quiero decir, que no es una «muletilla» solo de los «antiguos» sino mas bien de todos (con peores resultados por cierto para las generaciones mas «modernas»).

    saludos amigos y comunidad escuelera.

  25. Soy estudiante de segundo año de diseño y viendo este interesante debate creo que es necesaria una opinión de un alumno.

    Con toda la inexperiencia y a pesar de la poca concepción que aún tengo de la observación, siento que abre nuevas puertas a un mundo nunca antes visto, por lo cual abre la mente a la creatividad.

    Sin embargo es cierto que nunca se nos explicó (o ha explicado) cual es su objetivo final. Hasta el momento es salir a dibujar y llegar con láminas a corregir si esta bien o mal, tan sólo diciéndonos que veamos más. ¿Más qué, me pregunto? Si nunca nos han dado una charla acerca de la observación. Creo que compartir este tipo de conocimiento es esencial a comienzo de primer año, para así avanzar a un ritmo más rápido junto con el taller.

    Sin información de lo que es una observación indago en esta página donde viendo estas observaciones semanales entiendo aún más, pero sigo pensando que es insuficiente por diversas razones , como por ejemplo que tan solo son observaciones de un arquitecto. (Perdones la ignorancia si es que son iguales a las de diseño).

    En cuanto a lo técnico, es lo primero que la gente te advierte a entrar a la escuela, que es muy baja en ese aspecto, por lo cual le quita prestigio, el prestigio que al final es el que necesitamos en el mundo laboral.

    Saludos a todos.

  26. Tan sólo piensen el potencial de la escuela si a la «onservación» aprendida se le agregan conocimientos atingentes a la realidad del país y el mundo.

  27. como alumno agradezco realmente que se haya dado esta instancia de discusión, para poder ver el contraste entre quienes seguimos en la escuela, y quienes ya se han adentrado en el mundo laboral.

    Aún así, me gustaría ver realmente de qué son capaces todos aquellos que critican este proceso «artistico» (refiriendome a la observación), para adentrarse a la arquitectura propiamente tal. Porque claro, es fácil decir que «la escuela no me entregó las herramientas necesarias», ¿para qué? ¿para ser un arquitecto famoso, por lo menos a nivel nacional, que aparece en una revista de taquilla? ¿cuales son sus objetivos personales como arquitectos? ¿se informaron ustedes antes de entrar a la escuela, el punto de vista desde el cual se pretende enseñar? ¿han comprendido de que se trata Amereida, o la palabra poética, incluso como herramienta para comprender desde un nuevo punto de vista la situación latinoamericana? ¿no se convierte esa crítica, potencialmente muy positiva para nuestra permanente formación, en un refugio a la propia mediocridad?

    En cuanto a los saberes que entrega la escuela, sin lugar a dudas, los conocimientos impartidos sobre la técnica actual son de un nivel bajísimo, y si bien la intención es la de formar a alumnos autodidactas, no se puede pretender que solo por nuestros propios medios nos enteremos de lo que sucede en el mundo, PARA ESO ENTRAMOS A LA UNIVERSIDAD

    ahora… ¿en que tiempo podemos integrar aún mas horas de clases, y de trabajo, para aprender de otras cosas? a sabiendas de lo que exige un régimen de taller ¿se aplica a la realidad el concepto VIDA, trabajo y estudio? supongo que por ahí va la reformulación que, supuestamente desde que estoy en primer año (nótese que este es mi quinto año en la escuela), «va en camino».

    Espero que los profesores que lean esto consideren estas críticas como un gran valor. Pues, mas allá del hecho de que se enseñe técnica o no, el principal problema de la escuela actualmente, y de nuestro país, es que existe un gran miedo al cuestionamiento y al DEBATE, por una mala comprensión de lo que significa la tradición, la que exige un replanteamiento constante. No es lo mismo obediencia que disciplina.

  28. La escuela de diseño y arquitectura de la pontificia universidad católica de Valparaíso tiene una valiosa virtud: la observación, si bien hoy en día la observación dentro del mercado vale absolutamente nada para las constructoras y para nuestros futuros jefes, es un REGALO aprehendido de y para los mismos estudiantes y profesionales.

    NADIE NOS EXIGE LA OBSERVACIÓN de nuestro lado para hacer una obra, solamente se nos exige cumplir con ciertos parámetros bien definidos y medidos para ser aceptada por una institución o compañía, normalmente ser lo mas funcional y económico posible. De algún modo lo nombraría como el método científico de construir; el cumplir y ser aceptado por reglas ya predispuestas.

    Supongo que en lo poco que he visto en mi vida del estudio de la arquitectura, lo que me ha alegrado y fuertemente diferenciado de lo que es un constructor, es que el fundamento de una obra no basta en el chequeo de ciertos parámetros duros ni economías, creo yo, RECETAS PARA LEVANTAR EDIFICACIONES o memorizaciones de lo que vendría a ser una buena edificación.

    Si la arquitectura se aplicara en base a resultados como los ya mencionados sería bastante fácil generar arquitectos TODOS DEL MISMO NIVEL y lo sería también poder explicar la arquitectura a cualquier persona en la tierra, solo bastaría con mostrar gráficos y boletas bien baratas. (Digamos también que seria muy fácil generar aberraciones constructivas masivas, pues todos sabrían como actuar por ley y memorización, del mismo modo que se actúa en el aprendizaje del colegio, memoria y repetición, resuena en mi memoria la palabra: constructora.).

    Defendiendo un poco La observación:

    Por qué la observación se hace tan difícil de expresar y tan subjetiva?
    Es que lo que observamos simplemente no existe pues los clientes no nos entienden, hablamos otro lenguaje?

    Según mi punto de vista es por su devenir, la experiencia, solo la experiencia nos trae a presente la vida hecha materia y la experiencia de por si es personal, la gratificación de aplicar la observación no cabe en hacerle entender al otro de lo que se piensa, sino de mostrar, de abrir, de hacer mas plena la vida, el habitar de las obras por mas simples que sean, incluso si el cliente de la obra ni se entera de lo que postulamos, debe sentirse habitando plenamente su lugar, en fin, es eso lo que logra la habitabilidad en los lugares, por mas que un recinto sea económico y medido, si es construido a base de reglas, medidas y proporciones y no se toma en cuenta la observación, el lugar, el arraigo, el originario dialogo entre la obra y su lugar, dudo que una persona viva en disfrute de su lugar de vida.

    Explicar la experiencia de elogiar un lugar se torna complejo, tiene una completitud de obra, pero es compleja, porque esa experiencia no esta en la mente del que no ha observado, del que no ha hecho de su vida con la observación un único hecho.

    Un buen ejemplo de cumplir con reglas de lo arquitectónico y no observar serian las viviendas sociales, comúnmente basadas en cumplimientos de reglamentos, economías y debo decirlo políticas, donde el primer indicio de habitabilidad de la obra esplende en trasformar el espacio, apropiarse de otros espacios, modificarlos y hacerlos únicos, propios, sea en color dimensión o luminosidad.

    Hemos de hacer la vida con la experiencia arquitectónica una sola, sino responderemos a lo que previamente sabemos, como lo haría cualquiera.

    Me gustaría abrir ciertas preguntas:

    Para que estudiamos la Arquitectura?

    Es para ser Mencionados en revistas?

    Es para Ganarnos La Vida?

    O es por el amor al Elogio?

    Creo sinceramente que el estudio de la arquitectura va seriamente ligado a la vida de cada arquitecto o estudiante, creo que hay dos tipos de arquitectos:

    El que en su afán por descubrir que puede hacer EXPERIMENTA al máximo las proposiciones y puede con toda confianza proponer soluciones, aunque sean mínimas, pero que cambien el habitar del lugar.

    Y

    El que espera ser enseñado para MEMORIZAR y luego responder problemas ya existentes a modo de parche para solucionar un problema.

    Por ultimo espero de los ex-alumnos algún tipo de organización constructiva con respecto a las falencias de la escuela, la universidad de algún modo es algo que se debería construir no solo con los profesores, los alumnos y ex-alumnos tienen que contribuir a la completitud del aprendizaje de los nuevos estudiantes, de no ser así los limites del estudio quedan solamente ligados a los profesores y a alumnos que esperan ser enseñados solo de lo que les entregan.

    Me gustaría ver alguna acción de parte de los ex-alumnos con sus proposiciones en un debate a organizarse con alumnos y profesores de la escuela, si es que no sucediera así me temo que no existe el animo de cambiar la arquitectura a futuro y simplemente condenarla con criticas constructivas,( pero no activas), a una mejora actualizada de la enseñanza de la Escuela.

    Saludos Cordiales.

  29. Creo que es mejor fundar la arquitectura de una persona en la observacion en sus primeros años de experiencia, en algo que toma esfuerzo, autodisciplna y autoaprendizaje mas que en memorizar parametros en los primeros años, la observacion solo nace de la experiencia.

    La experiencia NO SE TRASPASA, SOLO SE APRENDE.

  30. Estimado Rodrigo Calderón: profesionales con «espíritu infantil» no son buscados en el ámbito laboral.
    saludos

  31. emmh.. ex alumno… si esperas que el mundo laboral te busque… con la cantidad de arquitectos regados por el planeta… la vida se te va a pasar de largo, sin nunca haber construido nada…

    yo creo que el verdadero merito de la escuela… es que nos da un punto de partida, como decia rafa, desde una vision personal, y por lo tanto unica, nosotros somos quienes tenemos la capacidad de proponer que en palabras de la escuela, nace de la observacion del habitar y del actuar de los hombres.

    el mayor problema en este asunto, es que queremos nosotros al salir de la escuela… por lo menos yo, no apunto a ser el solucionador de los problemas de los demas, ni el empleado modelo, que recive un sueldo mensual por trabajar para la vision de alguien mas…

    tengo mas que claro que al salir se me va a hacer dificil, porque autogestionarse en cualquier ambito lo es… pero con problemas y todo.. prefiero quedarme con mi vision personal de las cosas, y trabajar para mi, que ser buscado en el ambito laboral.

    salu2 a todos los visitantes de esta discusion… gracias por seguir aportando a algo tan importante como somos nosotros mismos

  32. En honor al tiempo valioso quiero consignar brevemente algunos puntos que me parecen importantes de mencionar y dejar en claro en lo que superficialmente he podido leer de algunas opiniones críticas diversas:

    -En primer lugar aquí nadie está buscando quemar Amereida ni la Observación Arquitectónica que nos ha enseñado la Escuela (es lo que sub-entiendo de opiniones críticas de personas que, como yo, ya están fuera del ámbito estudiantil). Creo que nos enorgullesemos de esa apertura de visión de las cosas que la Observación nos ha entregado, y que incluso es aplicable a cualquier aspecto de la vida,no sólo arquitectónica-académica-profesional. Pero hay que convenir que no es lo único.

    -La Escuela carece de «Responsabilidad Social», es decir, tomar parte de los debates de contingencia y actualidad a nivel nacional, y que precisamente conciernen a nuestro tema de estudio: la Arquitectura y el Diseño. Para graficarlo, me tocó el 2010 a raíz del terremoto y tsunami ir a las comunas de Licantén y Vichuquén en el marco de mi Proyecto de Título. Acudimos (junto a otros compañeros(as) de titulación) a las respectivas municipalidades a ver en qué podíamos ayudar mediante nuestros Proyectos de Título. Nos sorprendimos de ver que ya la PUC y la UCh ya tenían «tomados» diferentes proyectos en sus distintos talleres en los que se harían cargo de las necesidades urgentes de corto, mediano y largo plazo en cuanto a infraestructura para dichas comunidades. Eso es asumir un compromiso social, en el que la Univesidad mediante sus facultades se hacen cargo de ayudar a la sociedad, y la sociedad les entrega y les deposita la posibilidad de que su necesidad sea un caso de estudio y de trabajo, pero detrás de eso hay un compromiso de Escuela o Facultad con el cual se retroalimenta y no permanece como mero observador.

    -Se necesita tener no solamente profesores teóricos de la arquitectura (que muy valiosos son), sino también profesores que ejerzan la arquitectura, que sepan de las reglas o normas con las que hay que cumplir en el ejercicio de la profesión, que se encuentren actualizados respecto a la evolución del diseño de condiciones de habitabilidad (diseño bioclimático, sólo por citar un ejemplo); en fin, profesores que tiendan a guiar y formar futuros profesionales integrales. En este punto sería valiosísimo tener y conocer la experiencia profesional del profesor, conocer su punto de vista con respecto a un tema de contingencia, o saber cómo enfrento determinado proyecto, etc).

    -Algunos ramos deben ser puestos en la perspectiva del objetivo final de la preparación universitaria: no es posible tener ramos de física (por mencionar un ejemplo), en una escuela de arquitectura, en los que se hagan experimentos de curso de básica o media. En ese caso se requieren de un arquitecto calculista o ingeniero, que desde temprano se enfrente la realidad del oficio, y que no sea una pérdida de tiempo, para recién enfrentarse con la tectónica edificatoria en 3º ó 4º año (lo mismo ocurre con ramos de dibujo asistido por computador, etc).

    -Por último decir que para lo que entramos a la Escuela fue para ser profesionales en nuestras respectivas áreas, con un punto de vista artístico, es cierto; pero finalmente PROFESIONALES,que para lo que se nos requiera podamos tener una respuesta y proposición acertadas. Lamentablemente estamos flaqueando en algunos aspectos. Cuando uno acude a un médico uno supone que está yendo con un profesional de la salud, se la confía a él, y cree en su capacidad profesional para dar el mejor tratamiento. La pregunta que me surge es, en 6 ó 7 años de carrera ¿la Escuela está formando Profesionales Integrales de la Arquitectura?

  33. Saludos a todos, anónimos incluidos.
    En mi opinión, es necesario distinguir la cuestión en torno a la observación del croquis publicado, de los comentarios generadores del debate, el debate en sí del oficio y profesionalismo del arquitecto en el “mundo laboral”.
    Con respecto a la observación propiamente tal, me parece que ya se ha indicado el contexto de lo escrito: el dibujo del estar, el croquis, y la palabra, que invita al otro a hacerse parte de ese estar, dimensiones de apertura que permiten abordar la espacialidad y su habitabilidad, claramente no desde un marco técnico sino artístico, que demanda originalidad anterior al lenguaje, poiesis (de ahí la clave poética con que podría atender el lector, sin que ello signifique necesariamente “poesía”, como lírica en un sentido moderno). Criticar la afirmación de la observación es ajeno al propósito, pues no es una afirmación de carácter científico, ni político, en términos excluyentes; la afirmación de la observación es ante todo personal, del estar en el lugar, del estar presente sin prejuicios, dice del habitar el espacio en primera persona, es afirmación de arquitecto como artista que habita.
    Por otra parte, con respecto al debate, pienso debemos tener claro cuál es nuestro valor como arquitectos de la escuela, qué exige el “mundo laboral” y qué podemos hacer con lo que tenemos. Pasa por tener claro además qué es arquitectura para el “mundo laboral” y cuál es el rol del arquitecto en éste. Las dimensiones técnicas, legislativas, comerciales no han apuntado siempre (siendo positivos) junto a la dimensión del arte a un objetivo común; esto implica más un enfrentamiento que una incorporación, ¿Podemos ser capaces de proponer realmente nuestra comprensión de qué es arquitectura al “mundo laboral” o transformaremos nuestra formación académica para incorporarnos al servicio de un mercado que poco valora la arquitectura en cuanto arte y oficio del espacio habitable? El asunto es, si optamos por lo primero, debemos enfrentar una perspectiva y defender una postura en cuanto a lo que es y hace el arquitecto y colaborar en conjunto, extender la idea de “escuela” fuera de la universidad y conformar redes, proponerle al mercado en definitiva un mundo laboral propio, o sea “vender nuestro propio cuento”. Si optamos por lo segundo, debemos proceder inversamente, es decir incorporar a la escuela (hacia adentro de la universidad), los conocimientos útiles del “mundo laboral”, que los exalumnos con experiencia participen de la formación de los futuros egresados, que ayuden a canalizar oportunidades laborales y contribuyan a generar nexos permanentes, los que estén en condiciones, y complementen con praxis la teoría técnica «útil» (en constante actualización e innovación). En cualquier caso, es necesaria una apertura entre la burbuja universitaria y el mundo de las acciones, el laboral como decimos. Si no surge del cuerpo docente académico, debería surgir del cuerpo de los alumnos y los exalumnos, conjuntamente, como «corpus».

    Paz y saludos cordiales
    atte
    Pancho
    exalumno

  34. Lamentablemente en este momento, estoy a punto de emprender un viaje y no tengo el tiempo para detenerme y leer todos los comentarios, por ende tampoco para escribir mi visión sobre el tema que se ha abierto como discusión.

    Pero escribo para agradecer a las personas que se hacen cargo de sus opiniones, con nombre y apellido, eso da validez a sus puntos de vista y enaltecen la discusión.

    Los comentarios anónimos son la verdadera «pirotecnia»

    Saludos

  35. Luego de darme el tiempo de leer cada post, solo quisiera recalcar lo que a muchos nos ocurre al enfrentarnos al mundo laboral (ya sea como auto-encargo, como ayudante, como esclavo para algún arquitecto, o como arquitecto trabajando para otro arquitecto):

    Al egresar de la escuela, lamentablemente no lo hacemos con los conocimientos mínimos para desempeñarnos como PROFESIONALES.
    Es cierto, en todas las carreras el cambio desde el mundo académico al laboral es difícil, pero hay temas fundamentales que simplemente nunca formaron parte de nuestro plan REAL de estudios.

    Quizás la única instancia donde dependiendo de cada uno es posible aplicar nociones de realidad en los proyectos, es en titulación,. Pero también es cierto que facilmente se puede egresar de la escuela sin saber ABSOLUTAMENTE NADA de cosas tan esenciales como diseño de estructuras, nociones básicas de como gestionar un proyecto, ni hablar de ordenanzas o técnicas constructivas.

    Es muy importante no perder la identidad como escuela de arquitectura y diseño, pero es IMPRESINDIBLE el desarrollo integral como profesional.

    Alumnos, profesores …por favor HACERSE CARGO!!!! ya que sea cual sea el camino que desarrollemos, desde el artista mas incomprendido, hasta el empresario mas competitivo debemos ser capaces de ser competentes en lo que hacemos, y sin la mínima instrucción, cuesta mucho DARLE CABIDA A LA OBSERVACION.
    La ciudad abierta es grande, pero no tanto para darle trabajo a todos.

    Saludos
    Carlos.

    PD: como alguien comentó antes, no se trata de quemar amereida y transformarnos en dibujantes tecnicos. En mi caso, sólo de dar un testimonio desde la selva profesional.

  36. No puedo evitar ver con un poco de pena lo que aqui se escribe, vengo entreviendolo desde hace unos 6 años, cuando me encontraba en 4to creo. esto al parecer coincidide con el termino del requerimiento de prueba de dibujo y entrevista personal para ingresar a la escuela.

    Los actuales alumnos y muchos de los exalumnos, contando pocos de mi generacion y asi aumentando a mi parecer hacia años de ingreso superiores al 2004, esperan algo muy distinto de lo que la escuela esta ofreciendoles, reclaman acerca de las horas de trabajo, quieren mas matematicas, quieren mas fisica, quieren que los preparen para el mundo, quieren que la escuela se haga cargo del terremoto, del tsunami, de los volcanes, se sienten desamparados e inermes frente a todos sus amigos e idolos de otras escuelas, que saben hacer esto, esto otro, que usan archicad, contrucad, revit, rerevit, architectural expechum desktop xp 4500 second edition. que participan en concursos, en bienales, trienales, ferias, talleres, debates, revistas, diarios, paginas web, y un largo etc, muchos, no todos:

    NO SON CAPACES DE ENTREGAR A TIEMPO UN PAR DE LAMINAS,

    PIDEN QUE SE LES CAMBIEN LAS HORAS INCLUSO DIAS DE ENTREGA

    EN INVIERNO RECLAMAN Y CULPAN AL TALLER DE CONSTRUCCION DE QUITARLES (quitar, eso dicen) MAS HORAS QUE LO QUE LOS CREDITOS QUE TIENE ASIGNADOS INDICAN

    LES PIDEN UN ENCARGO Y LLEGAN CON LA MITAD, y despues se enojan y en los pasillos se escuchan reclamos como: ay si a ella la corrigen tanto rato, y primero que a todos, a mi ni me pescó. les doy un dato: UN PROFESOR SOLO PUEDE VER LO QUE EL ALUMNO ESTA MOSTRANDO, una frase tipica de correcion es TENIA PENSADO HACER ESTO Y ESTO OTRO, pero y ¿donde esta? hablame de lo que hiciste no de lo que no está hecho, por favor.

    un profesor da una lista de textos que podrian ser utiles y que hacen la mayoria de los que reclaman que no les enseñan lo que deberian: naaa tantos? no alcanzaaaamos a leer tanto, tengo este ramo general en la tarde, hay ritoque (porque ni siquiera cultura del cuerpo le dicen) el miercoles, perdemos un dia porque a esa hora de vuelta hay taco, yo vivo en playa ancha! salta siempre uno.

    asi vi en su momento alumnos discutir e intentar negociar con el profesor que libros son los mas adecuados, o representan mejor lo que ….lala… solo excusas y nada de autocritica. un taller avanza en la medida que sus alumnos propongan en las entregas un avance, si un profesor ve que en una entrega en que pidio 30 croquis llegan:

    3 ALUMNOS ANTES DE LA HORA y tienen colgadas sus laminas a las 930

    15 ALUMNOS A TIEMPO de los cuales solo la mitad tiene laminas en la mano y la otra se sienta al fondo o se queda conversando en una esquina (estuve en esa posicion mas veces de las recomendadas)

    15 ALUMNOS MIENTRAS SE PASA LISTA algunos con laminas y otros no, pero solo algunos las cuelgan y otros les da verguenza exponer, y otros derechamente no traen nada.

    6 QUE NO LLEGAN NUNCA, pero que a fines de mayo andan llenos de papeles como si trabajaran todo el dia. y algunos incluso organizan las fiestas del hollywood.

    ¿que hace ese profesor? aqui unas suposiciones segun los casos:

    ¿aplicará eso que quieren tanto los alumnos por ahi por junio o principios de diciembre de «transparencia en la evaluacion»?, no mejor no pues se enojarian y despues vienen con los papas a preguntar porque el hijito no paso de curso, habrian 8 azules, hartos 3 y muchos 1

    ¿corregirá fijandose mas en lo que dicen que en lo que muestran para asi ver si al menos estan pensando en algo? no, mejor no, porque ahi se enojan los que trabajaron, aparte que no dicen mucho, entre el «cuando andaba como por aqui, me fije en como esto y era como tan importante porque la luz ahi se veia como de una forma que es como luminosa» «y como nombras esa luz? que dibujaste luego?» «no es que ya eran las 6 entonces tome la micro y me fui»…….¿pero no era tan importante esa luz?,

    alumnos actuales, sigan las observaciones, si creen que vieron algo dibujen, dibujen, dibujen, dibujen, dibujen, siempre recuerdo una correccion de don pato cáraves en primer año (que por lo demas la gente lloraba cuando era corregida por el en ese taller 5) donde dijo algo como lo que sigue, «miren, dibujen hasta que se aburran, dibujen, dibujen, cualquier cosa pero dibujen, y cuando ya esten cansados y quieran irse del cerro, sigan dibujando, despues de un rato asi, lo mas probable es que aparezca al menos una observacion que valga la pena»

    lo cual no es ningun misterio pues mientras mas dibujo, mas posibilidades de observacion, si bien siempre hay iluminados que con 3 lineas y un cafe en alguna plaza tienen para mas de un proyecto, somos muchos mas los tontitos que tenemos que estar todo el dia para nombrar al menos una magnitud que pueda ser usada en algun proyecto …ahora los alumnos quieren dibujar 2 horas (y hacen 4 croquis) durante 3 dias y con eso hacer un fundamento de proyecto?

    pues eso quieren los nuevos jovenes (sin ser yo tan viejo, aun hago los proyectos a mano hasta que estan definidos, el computador lo considero una herramienta de productividad, no creativa en la arquitectura) RESUMEN, ACTUALIZACION, VELOCIDAD, pocos (espero me equivoque) leeran todos los comentarios, menos este tan ridiculo y falto de respeto.

    pero desde hace un tiempo que es un tema en el que no puedo evitar exaltarme mas de lo prudente. pues yo, que sin haber sido un gran y descollante alumno, teniendo amigos mucho, muchisimo mas lucidos en esto de la observacion que yo, soy, gracias al modo de enseñanza de la escuela, capaz de intuir desde la lectura casual de un afiche, una noticia a la rapida, una imagen en un periodico, una conversacion al azar, y unos cuantos dibujos en una esquina, (invento ahora para ilustrar) la respuesta a un comportamiento observado en los habitantes del lugar, o la disposicion de sus casas, la relacion de sus tamaños con sus oficios, pensar en una solucion que integre los transportes, el tipo de basureros que debiesen haber, las relaciones con otro cerro y porque debiesen complementarse con ese y otro no, que casa no deberia estar y en cambio ahi poner un kiosko o alguien vendiendo diarios, etc, etc, etc.

    un ejemplo personal, sin animo de presumir ni de nada, pues no es ninguna iluminacion ni maravilla, en una conversacion con mi pareja que se encuentra de intercambio en italia fue el como deduje desde una conversacion con ella de la vida diaria, un programa visto hace meses en natgeo, una lectura del año 2007 y un mapa que me encontraba ojeando una certeza acerca de la ubicacion de la ciudad de torino, y la existencia o no de ruinas de fortificaciones en el norte de italia entre torino y udine o venecia. y desde ahi una luz a un problema de orientacion y ubicacion en el terreno de un proyecto de casa en que me encuentro trabajando actualmente. LA OBSERVACION NO ES LINEAL, NI NECESARIAMENTE CONSECUTIVA, eso se puede empezar a intuir al pensar en las constelaciones y el zodiaco y que todo eso en verda no existe mucho pues los dibujos de estas son proyecciones en un plano de fuentes de luz que estan a distancias sideralmente diferentes, y que solo se relacionan de la manera en que decimos desde el lugar del que las vemos. (dibujo de la cruz del sur de lado, con las distancias debajo en años luz de cada estrella que ivan debe haber hecho mil veces)

    esa capacidad de rescatar certezas desde donde no deberia haberlas, no se tiene de nacimiento y no la tienen ni el 90% de los profesionales que dia a dia «nos quitan los mejores trabajos», esta capacidad la construye la escuela, ese «no enseñarte nada» que tan precario les parece al alumnado actual e incluso al no tanto es la gran riqueza de la escuela, ninguno de nosotros lo sabia al ingresar, y con mas o menos problemas todos podriamos decidir cambiarnos de escuela si esta no nos satisface. pero me da pena, sinceramente, ver como aparecen reclamos y reclamos y se llama a los profesores «a dar la cara» (me dio tanta risa la rimera vez que oi eso) por esta situacion, quieren que salgan a explicarles lo que solo puede explicar el trabajo, la constancia, las preguntas, la lectura. el camino de la observacion no puede explicarse por ser netamente creativo, alumna de 2do, creo que lo dijo muuucho mas arriba en este hilo. nadie te lo va a poder explicar, nadie te va a poder hacer una charla acerca de la observacion, esto no es cocina, pero bien que se puede cocinar exquisitos platos desde la observacion, asi hice mi primer curanto en hoyo, por mas que suene ridiculo, esto de vida trabajo y estudio es un padecimiento, que puede o no aceptarse con gratitud, ningun psicologo lo recomienda, porque te revienta la vida, si como se te ocurre que vas a trabajar y estudiar en el mismo lugar en que te deberias relajar, hay que separar los lugares mijiito me dijo uno una vez.

    al respecto de esto hay un libro buenisimo que no tiene nada que ver con arquitectura que habla de eso de «dar la cara», es de cs lewis, (el de las cronicas de narnia, que eran libros antes que peliculas) se llama «Mientras no tengamos rostro» y habla del reclamo de una princesa bárbara (no de estupenda sino de que no hablaba griego) hacia los dioses griegos que sin indicios le solicitan cosas y a su muerte la juzgan. pero bueno, ya me fui a cualquier parte

    seguramente se me van muchas cosas fundamentales, y otras suenan despectivas y temperamentales, pido disculpas en el caso de herir alguna susceptibilidad. me encantaria que esto se alargue, y no veo absolutamente nada negativo en que se de esta conversacion aqui y no en una sala, todos hablando al mismo tiempo y muchos enojados en una esquina y otros murmurando. la limpieza de esto nos permite leernos con atencion y responder sin prisa.

    atentamente

    Luis Vasquez Urbina.
    ex-alumno

  37. Estimado Luis Vasqez

    nadie está opinando para hacer defensas corporativas, y la falta de autocrítica es lo más peligroso. Sin duda la escuela puede seguir así, y formar gente que sea despierta, que «no sepa nada»

    No creo que la autocomplacencia sea el mejor camino para notar las falencias de la escuela.

    saludos

  38. Arquitecto:

    Lo que me interesa no es hacer una defensa al modo de enseñar de la escuela, pues no encuentro que lo que se encuentra deficiente, legitimamente por lo demas, sea un ataque.

    mi intencion fue poner un punto que no estaba tocado, que es la poca o nula autocritica del alumnado y exalumnado que reclama acerca de «lo poco que se le enseñó», yo tengo claro que si lo mido como se mide la enseñanza basica o media, «nos enseñan poco» pero amigo, esto es la universidad, aca no te deben enseñar, uno debe aprender, y en esta escuela ademas hace mucho tiempo que se descansa en hacer lo que pidio el profe y menos incluso,

    mi opinion es que si los alumnos quieren mas fisica y mas matematicas demuestren que son capaces de cumplir con exceso las materias que se imparten actualmente.

    el caso puntual de exigir acerca de la enseñanza de programas computacionales grafica la postura del alumnado acerca del tema, pues en internet hay mejores manuales y en mejores formatos que un profesor hablando y explicando herramienta por herramienta. dicha postura yo intuyo es la siguiente: «aqui yo pago 3 millones de pesos, yapo enseñenme» cosa que no tiene error pues es una percepcion del costo vs resultados esperados, pero no se condice con la responsabilidad que debiese tener un alumno universitario acerca de su aprendizaje y crecimiento profesional individual.

    Saludos

  39. Estimado Luis

    Atiendo tu punto al decir que los alumnos no dan el porte muchas veces, es verdad.
    Pero acaso crees que es mejor que NO se enseñen materias como gráfica computacional, etc y se dejen a la capacidad autodidacta? En otras palabras, prefieres que la Escuela siga como está y no existan mejoras en la malla?
    Has tenido la oportunidad de LEER el plan de estudios y el perfil del egresado, vale la pena reflexionar sobre una actualización de éste, o no?

    saludos

  40. Esta Discusión deberia trasladarse a un foro, o algún lugar donde no se la lleve la semana

  41. Arquitecto:

    Mi opinion exclusivamente acerca de lo de la grafica computacional es que es inutil darle mayor profundidad y mayor tiempo, puesto que, lo he comprobado, quien no sabe dibujar planos a mano nunca ha hecho un verdadero buen plano en autocad, los software como revit son para proyectos ya terminados, no puedes esperar un buen proyectado pensado dentro de revit, bueno es mi opinion.

    y sobre las mejoras de la malla claro que deberia haberlas, pero no creo que sea el tema la complejidad o la influencia estrictamente en un mundo laboral futuro.

    acerca del perfil del egresado encuentro que es una oportunidad de ver con la transparencia que se esta diciendo que es lo que se puede esperar de un arquitecto que de verdad entendio que es lo que la escuela le entrega y lo aprovechó.

    sin duda hay cosas que mejorar, pero no creo que puedan salir de una lluvia de reclamos antes que de una disposicion real a cambiar primero uno mismo.

  42. Como ex alumna, que ya trabaja, creo que la escuela, debería usar su tiempo (y el de los alumnos) en materias mas útiles.
    No soy arquitecta, pero mi punto de vista desde el diseño gráfico, es que NADIE NUNCA, nos enseño: infografías, diseño web, preprensa, y tantos pero tantos etc. En lugar de eso, teníamos Amereida, Música de las matemáticas, Matemáticas, y ayudar en farandula y tanta tontera que se hace, que nunca nadie en el trabajo nos va a pedir, y que en la vida nos va a servir.
    La escuela no va a cambiar, eso está claro, pero la gente que está ahi, debería ser autodidacta, y mantener por sobretodo las cosas su propio estilo. Seguir haciendo caricaturas (que son tan castigadas) poner un amarillo, si se le da la gana a la edición, o lo que sea

    La única gente que piensa que la escuela esta bien enfocada, son la misma gente que está metida ahi, que nunca ha trabajado afuera

  43. Estimado Luis

    O sea, según tú no se debería enseñar más herramientas computacionales modernas.
    Ojo, que eso no quita que un alumno aprenda a dibujar y planificar a mano.

  44. Arquitecto:

    el problema es que ahora llegan vueltos locos a segundo que les enseñen a dibujar en computador, que es mas rapido, que mire esos planos, que si los anchos de linea los hace solos, que mire si uno borra aca con lapiz se demora mucho… son pocos los que actualmente se proponen dibujar un buen plano a mano en 2do o 3ero o 4to cuando recien estan usando autocad regularmente.

    Si hablamos solo de eso claro, no se que tan poco moderno puede ser para ti autocad, que desde mi punto de vista es bueno pues es lo mas parecido a un lapiz en lo que respecta a software.

    revit lo encuentro un programa torpe para la proyeccion, creado principalmente para acelerar los procesos de cubicacion y dimensionamiento. cosa de la que en realidad un arquitecto debe tener nocion y palabra pero no necesariamente ser un experto, por mas que uno saliendo de la universidad se dedique un año a cubicar para una constructora los kilometros de cable de cobre que necesitan para tal o cual edificio. eso, ese trabajo no es de arquitecto, el problema es que esta carrera es larga y el sin pituto tiene que partir siempre de abajo, los ingenieros en construccion tienen trabajo siempre, a nosotros la gente normal no nos necesita o no cree necesitarnos o no esta dispuesta a pagarnos lo que nosotros creemos vale nuestro trabajo, las constructoras necesitan que dibujemos detalles y solo a unos cuantos ojala los que cobren menos.

    el problema no creo que sea del «perfil del egresado» sino de no leerlo y comprenderlo cuando se ingresa o tempranamente mientras se esta dentro para decidir cambiarse de escuela, pues a mi modo de ver nos prepara para ser un arquitecto de verdad, jefe, el rey de la obra como oi alguna veces a don miguel eyquem, para coordinar equipos, resolver problemas en varias escalas al mismo tiempo, anticipar problematicas que aun no son tan evidentes, comprender que la ciudad y el territorio son un todo y no el lote que dice en impuestos internos que es el que puedes usar, con malos ejemplos pero etc.

    y ahi viene la frustacion, pasar años en los cuales no puedes dedicarte a lo que crees o sientes que tienes que hacer, pero eso no es problema de la escuela, ni de los alumnos, y claro que talvez deba haber una actualizacion acerca del como se enfrenta desde la escuela la falta de certeza acerca del rol inmediato dentro de la selva de profesionales como dijo alguien mas arriba, pero no creo que sea cosa del perfil. tal vez las practicas profesionales ayudarian pues te dejan con un pie dentro de algun lugar, trabajando gratis para que te conozcan sin compromisos y ahi puedas seguir trabajando al salir si es que les gustaste.

    de todos modos no creo que el problema sea de la malla, o del perfil. insisto es que es mas efectivo un cambio de actitud y disposicion. ningun profesor tiene problemas, segun recuerdo, en contestar y conversar de lo que sea, dudas con tareas, dudas con libros, etc, la biblioteca tiene muchos libros bastante interesantes mas que mesas de vidrio para calcar.

    generalizo claro.

  45. Tengo una duda, Existe algun profesor de la escuela que haya «construido» no solo diseñado algo que no sea una casa? no lo digo peyorativamente solo tengo esa duda.
    Saludos

  46. 4 Cosas:

    alumna:
    – «no podemos ser tan guaguas y esperar comodamente que la universidad te deje listo y un experto en todo…»

    – Si pagas, al menos lo puedes pedir.

    René Olivares:
    – «Creo que si toda esta gente busca una forma de ser escuchados y buscar un cambio en el modo de obrar y pensar de la escuela; lo mejor seria crear una instancia entre profesores y ex-alumnos, un cara a cara donde se planteen las inquietudes de ambas partes».

    – Supongo que esta discusión solo se da por el aprecio que todos tienen a la Escuela, de otro modo no se comprende. Lamentablemente los ex-alumnos (de la escuela) no poseen una organización formal. Hasta ese momento, no habrá instancia alguna posible creo yo.

    Pablo Arteche:
    – «Los comentarios anónimos son la verdadera ‘pirotecnia’ »

    – Si ‘A’ dice ‘X’, (y ‘X ‘ es cierto). Entonces si ‘A’ no se identifica, entonces ‘X’ es falso… es una falacia muy elemental.

    Luis Vasquez Urbina:
    – «ningun profesor tiene problemas, segun recuerdo, en contestar y conversar de lo que sea».

    – Y según recuerdas… cuantos problemas tienen los profesores para cambiar? (entiéndase mirándo hacia el futuro)

  47. Estimado Luis:
    Los profesionales se deben formar para ser parte tanto de equipos como para trabajar solos, para planificar temas de políticas y hacer detalles constructivos, para enseñar y aprender de sus pares… no sólo para ser «reyes» de una obra.

    saludos

  48. Estimados compañeros, y en particular, Estimado Luis Vasquez.

    Valoro y agradezco tu opinión, sin embargo creo que la discusión se ha desviado de cierta forma. En verdad hablar de la mediocridad de algunos me parece poco preciso, porque entonces debiéramos hablar de la mediocridad en general; de la cultura quizás, de la historia, e incluso citar el ejemplo de los japoneses, quienes tras el siniestro recién ocurrido, manifiestan su agradecimiento a la central fukushima: » la sociedad disfrutó de sus beneficios en el primer tiempo de la posguerra. Entregó energía barata que ayudó al desarrollo; ahora la sociedad en conjunto debe aceptar la consecuencia» Y a partir de entonces nadie se quejó, todos cooperaron, anteponiendo el bien común por sobre el individual.

    Estimado luis, eso es temple y voluntad de esfuerzo.

    Lo que quiero decir con estas palabras es que hablar de la mediocridad de algunos no nos compete, por la sencilla razón de que esta fuera de nuestro alcance, depende del libre albedrío de cada cual (de interés individual) y por lo tanto no lo podemos cambiar. Sin embargo lo que si nos compete y esta a nuestro alcance es la pregunta del como hacer escuela (de interés común), a lo que hemos dado respuesta algunos con nuestro sencillo y humilde testimonio de verdad (creo yo es un gesto legitimo de cooperación).

    Cuando decidí participar de este debate, fue con el único propósito de entregar un testimonio libre de prejuicios (o sea libre de idealizaciones), para que sirva como antecedente para actuales y futuras generaciones con preguntas e incertidumbres legitimas. El problema del cuando idealizamos algo es que inmediatamente dejamos de ver sus defectos. Lo mismo ocurre con el amor, con los ídolos, e incluso con la iglesia que ahora esta tan en boga, y por ende frente a tal obstáculo es mejor dejar que los hechos hablen por si solos, que es lo que escribí en el post anterior (con respecto a las “vergüenzas”, “chascarros” y “crudos lapsos” que doy cita).

    Por último, creo que el debate se desvió porque el motivo no es ponernos en tela de juicio entre nosotros, o tratar de imponer una idea por sobre las otras, sino de sumarlas y llegar a un consenso que signifique un aporte real para la escuela, y NO un capitulo mas de “pirotecnia verbal” ahora escrita por nosotros.
    Para tal efecto reitero mi opinión de más arriba: creo que la observación y la malla no son el problema, sino todo el resto de los ramos que se dedican literalmente a perder el tiempo (eso creo yo es sumarle algo, contrario de quedar en nada).

    p.d.: estimado Luis, creo que todos los que hemos escrito en esta página tenemos un punto en común: nuestro afecto por la escuela, y que queremos que siga siendo una de las mejores. Por lo tanto ¿para que hacerlo en consideración de los mediocres? Lo escrito por mi fue en consideración de los competentes, de los que si se sacaron la mugre dedicándole la vida a la escuela, porque al menos yo si conocí a varios, y que contemplan en conjunto el mismo deseo.
    Saludos.

  49. Estimado Felipe:

    Entiendo tu punto, pero de verdad sigo pensando que uno de los temas mas importantes, no el unico claro, pero me encargué de ese en esta conversacion pues no se habia nombrado antes, es la falta de rigor del alumnado en general, no mediocridad como dices tu, menos mediocridad idiosincrática que no encuentro venga totalmente al caso sino no habria salida posible a esto que nos mantiene inquietos.

    Claramente no comparto estas voces de cambio aun pues no son una propuesta y menos lograran serlo si no existe esa voluntad para dejar atras esa falta de rigor que tu llamas mediocridad, de la que dices «no nos compete, esta fuera de nuestro alcance, depende del libre albedrio y por lo tanto no lo podemos cambiar», entonces como, si no somos capaces de cambiar nosotros mismos un poco, como, de que magica forma vamos a cambiar nuestro entorno comun?

    Los alumnos son evidentemente parte fundamental de la escuela, si quieren cambios lo minimo creo que es demostrar que son capaces de hacerse cargo de ellos, pero si a las clases de fisica que alguien catalogó de enseñanza basica o media (yo no opino distinto pero elegí este rol en la conversacion) llegan con trabajos de enseñanza media y mas encima tarde o fuera de plazo, ¿como alguien los va a tomar en serio?

    y si hablamos de no idealizar para dejar de ver los defectos, en lo que he escrito estoy tratando, desde mi experiencia como alumno y exalumno de hacer ver que no es solo culpa de los profesores que segun algunos no quieren o no estan dispuestos a cambiar, sino que lo que falta pienso en sus intenciones de cambio es una critica interna, una autocritica al general del alumnado, que es a quienes los que inician estas discusiones (que encuentro buenas por lo demas) sienten estar representando.

    no se puede iniciar un movimiento en base a una opinion llamada general si ese universo ahi generalizado no esta conciente de los roles y responsabilidades propias para que dicho cambio suceda

    Felipe, yo pienso que el debate no se desvió y que el punto si es ponernos en tela de juicio a nosotros mismos, solo despues de eso podrá aparecer el consenso del que hablas. reconociendose/nos como parte del problema y no como victimas.

    Atentamente.

  50. El seño anónimo dice lo siguiente:

    – “no podemos ser tan guaguas y esperar comodamente que la universidad te deje listo y un experto en todo»

    En eso estamos de acuerdo yo creo que todos los que acá opinan piensan asi, al menos asi lo espero porque eso habla de crecer profesionalmente, pero lo que se discute es las nociones básicas y la exigencia de una universidad, la creatividad de la escuela y toda su identidad no está en discusión, incluso es conocida internacionalmente , la discusión es que en el periodo de estudios podamos discutir en profundidad sobre los proyectos en todo tipo de terminos desde el diseño hasta la REALIDAD DE SU REALIZACION,no que tengamos que pasar por 5 años de experiencia laboral para poder recien estar al nivel normal de un arquitecto, y pensar hacia atras ufff que mala inversión.Recuerdo un taller relaizado por uno de los profesores a un curso mas arriba que los hacieron bailar todo un semestre y donde sus alumnos la mayoria congeló.
    Me gustaria ver a algunos de esos profesores ingresando una carpeta municipal o realizando un detalle constructivo o bien corrigiendolo.

  51. Luis, no se trata de mediocridad si no que de DESINTERÉS. Al hablar de desinteres y no de mediocridad se puede abrir la gran pregunta de: POR QUÉ. Hablar de mediocridad no te permite analizar ni entender nada, tal como cuando se dice que los pobres son pobres porque son flojos… El problema hay que mirarlo a fondo.

    Y yo creo que la gran causa de desinterés y desidia por parte de los estudiantes de la Escuela se debe en gran medida al no sentirse parte, a no involucrarse. Cumplir con un rigor de trabajo que enriquezca el espíritu exige entender para qué, por qué, qué sentido tiene hacer lo que hacemos y eso ES UN DERECHO DE TODOS LOS ALUMNOS DE LA ESCUELA Y EL PRINCIPAL DEBER DE CADA PROFESOR HACERLO ENTENDER, explicarlo y repetirlo cuantas veces haga falta, porque los principios de la escuela, a diferencia de lo que al parecer se cree, no se transmiten por osmosis y las conversaciones de pasillo no bastan (y en ello podremos ver claras diferencias entre un taller y otro a partir del rol que el profesor realice…)

    La escuela funda a la arquitectura a partir de la observación, lo que constituye su gran potencia y razón de ser tan reconocida fuera, pero formarnos desde la observación y del «volver a no saber» no deberia ser obstáculo para integrar diciplinas hermanas que nutran nuestra visión y entendimiento de la ciudad, de la vida de las personas, de toda una sociedad con la complejidad que ésta posee hecha carne. En nuestra malla curricular no existen ramos que complementen a taller, no hay ramos teoricos, ni de historia, filosofia, sociologia, urbanismo. Tenemos los electivos que sin embargo no tienen alcance en la propuesta de proyecto, no hay cabida para ellos. Dicen que los profesores recomiendan lecturas pero al no ser parte del programa, sólo queda un momento en la noche para leer y pensar de que manera podriamos integrarlo con realidad a nuestros proyectos. Muchos en la escuela creen que no necesitan leer nada, que la observación lo da todo ¿será así? ¿qué espacios otorga la escuela para hablar de arquitectura? Al parecer un oscuro y angosto pasillo.
    Enrriquecer la malla para una educación integral no se trata de meter más ramos para colapsar nuestros tiempos, se trata de repensar lo que se tiene de manera que ésto sea posible.

    Sobre las fisicas creo que no hay nada que decir, son una verguenza y creo que no deberiamos tenerlas como las tenemos. Mucho más sentido tendria tener clases con un ingeniero en taller de construcción a parte del profesor de taller.

    Se menciona que los arquitectos sin pituto no tienen trabajo casi, porque al mercado inmobiliario le resulta mucho más economico y eficiente contratar a un constructor civil y a un dibujante técnico, que dibuja mejor, más rápido y cobrando mucho menos; y que la gente no siente necesidad de arquitectos tampoco, porque para hacer sus casas solo necesita a un maestro que la construya… Bueno, un par de preguntas ¿quién paga la arquitectura? ¿qué nuevos campos laborales aún no hemos abierto?

    Resulta que si tubieramos una malla más integral y existiera este espacio para hablar de arquitectura, podriamos preguntarnos por qué hay tan pocos arquitectos en políticas públicas GESTIONANDO…

    Seria muy bueno generar un debate de todo esto entre alumnos y profesores en la escuela, en la sala de primero por ejemplo, ocupando el mismo espacio dado para los seminarios que hoy por hoy se celebran. El centro de alumnos podria gestionarlo y abrir la invitación. Hay muchas dudas, muchos vacios que los alumnos no entendemos de nuestra escuela. Hay real necesidad de ser un cuerpo, que tan desarticulado y desinteresado tenemos.

  52. Muy bien Pamela, armar un debate que no sea solo elogio es el camino, tenemos que mirar nuestras fortalezas y deficiencias para poder producir un cambio!

    Saludos

  53. Pamela:

    Aunque a muchos aqui les ha parecido lo contrario, pienso exactamente igual que tu, yo no hable de mediocridad, sino falta de rigor, que es una falta de impetu mucho mas parecida al desinteres que tu bien nombras que a la mediocridad que nombro Felipe Sanhueza.

    Para criticar hay que antes criticarse, sino, no hay avance posible.

    Saludos

  54. «Arquitecto», para asumir con seriedad una invitación como la que haces y la participación de otros, sobre todo si esta se extiende públicamente, a profesores, estudiantes y egresados, y si por lo que leo además deseas ubicarte en el rol de fomentar el sano debate, uno valioso para todos, lo primero que hay que hacer es asumir la responsabilidad con nombre y apellido. El anonimato puede hacer que el diálogo fructífero se transforme en monólogos odiosos. O dejarte ubicado en la tribuna aplaudiendo a los que dicen lo que piensas e ignorando a los otros.Fíjate que los anonimos solo comentan lo que otros dijeron. Mis respetos y felicitaciones a todos quiénes han comentado como corresponde. Saludos.

  55. Se invita cordialmente a todo personaje que desee comentar que si al menos no se identifica con su nombre propio, al menos hacerlo con su primer nombre y hacernos saber si es alumno o ex alumno para evitar confusiones entre multiples anonimos.

    Gracias.

  56. Soy alumno de segundo año de diseño, quede bien pegado con el tema en un principio, las habladurías del mercado, de lo «actual» y me sonaron muy(para ustedes) «importantes». Tengo muchos amigos en otras universidades estudiando arquitectura o diseños, familia egresada de la escuela que ahora trabaja en otros sectores de pensamiento y ejecución. No soy erudito en este tema pero algo de conocimiento he arrastrado en mi estadia en la ead y me gustaría compartirlo.

    Los planteamientos que se hacen en este espacio del mundo real, de lo contingente, contemporaneo y casi medular, me parecen de mentalidades basicas y lucrativas. No soy partidario de la intruduccion a un mercado tan abierto y provechoso, defiendo el sistema y procedimiento de la escuela, la unica forma de ver realmente las cosas es «partir desde lo escencial y primario», esto lo dijo Arturo Chicano en una clase de taller, y me quedó marcado, creo que la escuela enseña a aprender, adquirir y usar el conocimiento, mas allá de los «estandares de productividad mundial, asuntos corporativistas, diseño y arquitectura de mercado» ya que el diseño y la arquitectura son creacion del alumno y egresado, es casi «propiedad del alma», por eso es burdo patalear y decir » es que no nos enseñaron a usar tal programa, ni tal concepto, ni tecnisismos» que si bien estan anexos, de cierta forma los profesores los potencian igual, no lo escriben en una pizarra o guía, pero estoy seguro de que los manejamos mejor que cualquiera que sepa pronunciarlos, aqui despiertan realmente el «amor» por lo que se hace, el ser parte de la ciudad o barrio, es creacion acerca de lo que YO VEO, de lo que YO CREO no de lo que QUIERO VENDER, QUIERO QUE ME COMPREN. El diseño nace de tal punto que ni una maquina ni tecnologia puede reproducir o acelerar, ¿ Como voy a tener una buena idea si nisiquiera soy capaz de llevarla a la materia con mis manos?, partiendo de lo basico, manejar tecnologia es dejar mi trabajo en manos de algo que no sabrá interpretarlo ni establecer esa «conexion» tan importante con el material, sea grafico o tangible.
    Por eso el recoger con trazo una parte de la realidad es lo mismo, no es una foto, en algo que nace de las manos y con las mismas debe culminarse.

    El sistema esta tan saturado de basura que me resulta dificil creer que alguien quiera » salir al mundo laboral capacitado para rendir en una empresa de alto nivel» porque es esa misma empresita la que se encarga de destruir lo bonito que queda.

  57. He leido detenidamente los comentarios aquí expuestos.
    Creo que son el más puro ejemplo de la apertura que nos ofrece la observación.
    Porque ésta no es sólo un punto de partida en un proceso creativo, sino una herramienta en nuestro oficio que nos hace conscientes del tiempo y lugar en el que nos situamos.

    Es por ello que concuerdo en que el punto acá no es echarla por tierra, o cuestionarla, o ridiculizarla con eso de la «pirotecnia verbal» no haciéndose cargo de las propias palabras, sino HACERNOS CONSCIENTES de lo que somos, de nuestras habilidades y más que falencias: necesidades.

    Estoy en título, dibujé muchas veces todo el día, incluso de noche y también reconozco, que más de alguna vez no finalicé mi encargo. A pesar y a favor de todo creo que nuestra formación es rica en sensibilidad artística, creatividad y diálogo con el entorno, por ello entré a esta escuela, no a otra, informándome un poco antes de elegir.

    Sin embargo NECESITAMOS COMPLEMENTAR NUESTRO APRENDIZAJE con conocimientos que nos competen, de construcción, de física, geografía, etc. no pretendiendo ser eruditos en aquellos temas, pero tampoco una «pincelda» que sólo quedó anotada en un cuaderno que luego se extravía. Con todo el respeto que me merecen los profesores de física que imparten en la escuela, creo que sus clases son absolutamente básicas e innecesarias, y convengamos pues: el problema no son ellos, sino quienes deciden que ellos nos hagan clases, en vez de un profesor, arquitecto o ingeniero que enseñe mediante un DIALOGO INTER DISCIPLINARIO. Esto sólo como un ejemplo de que sí es necesario un replanteamiento sobre aspectos del funcionamiento, como malla, seminarios e ítems similares, NO sobre la identidad de la escuela, ni su forma de enseñanza.

    Me agrada que se genere esta instancia donde resalta la crítica objetiva y constructiva, madura y pluralista, no el comentario incidioso y poco serio. Ojalá no se quedase sólo aquí. Agradezco a quienes ya tienen experiencia laboral y en verdad hacen un aporte con ello.
    Creo en una formación íntegra como profesionales, que parte en la universidad, pero porsupuesto no termina allí.

    Atentamente
    Pilar Cortés
    alumna

  58. Fernando, como el unico profesor que ha comentado (se agradece) ¿cual es tu postura? ¿que piensan los profesores del tema?
    Los profesores de la ecuela tambien fueron alumnos de esta en algun momento, pero supongo que en general, no pasaron por la situación de enfrentarse a este «crudo» mundo laboral (como se ha dicho) tan abrupto y haber tenido que desenvolverse con los conocimientos adquiridos en la escuela como un arquitecto o diseñador ligado a la creación a partir de la observación, o tal vez como un profesional que no se pregunta mucho lo que hace y que con sus sofisticados conocimientos de programas realiza proyectos muy «modernos». De hecho son muy pocos los profesores que construyen o realizan proyectos (yo solo se de Andres Garces)
    Muchos alumnos sentimos que antes los profesores de la escuela eran grande Maestros con planteamientos interesantisimos y muy comprometidos con la arquitectura misma, se les tenia mucho respeto, no por su imponente personalidad, sino por sus planteamientos o capacidades (siento que los actuales profesores descansan en estos planteamientos… ver las tesis doctorales de los profesores). Actualmente no queda mucho de eso(respeto y asombro frente a las palabras de profesores), creo que Isabél y profesores de diseño como Marcelo Araya, Arturo Chicano y Ricardo Lang se hacen respetar por sus talleres y palabras. Parece que en arquitectura son mas escasos. Cuando un alumno llega a 5 año y tiene que pensar con quien titularse , esta decisión se vuelve realmente difícil, no hay profesores especializados en temas contingentes, son casi todos doctores en «arquitectura». Entonces el único momento en que la malla abre posibilidades, estas son MUY POBRES. De aqui se deriban los problemas de la malla: Los ramos generales son solo 4 de los que hay que elegir 3 (muy limitado), las físicas son un chiste y no esta bien resuelto el tema de los trimestres, teniendo que repetir presentaciones o talleres que no corresponden a los reprobados. Lo que sucede con los alumnos que están atrazados en una etapa y llegan a la etapa 8, es realmente nefasto. El año pasado un gran porcentaje ( mas de la mitad) de los alumnos en esta situación reprobaron o 8va o 9na etapa.

    Me acuerdo que cuando estaba en primero, los profesores exponian en el taller, obseraciones y viajes, era un gesto de humildad muy valioso para los alumnos. Ahora el taller de America no maravilla a sus alumnos con planteamientos y discuciones. La escuela ya no maravilla a sus alumnos ni con sus torneos ni farandulas ni talleres. Recordar el torneo de San Francisco del año pasado y la farandula del 2009, fueron bastantes pateticas las dos. La farandula del 2010 pienso que salio muy buena, en ella no participaron los profesores, los unicos que colaboraron fueron Manuel Sanfuentes, Ricardo Lang y Marcelo Araya.

    Hace dos semanas fui al taller de America a escuchar a Alberto Cruz (una gran oportunidad que aún gozamos los alumnos de esta escuela). Cuando termino el taller me quede pensando en lo que hablo, era una gran observacion llevada a la situacion actual de esta la escuela, de sus alumnos como espejo de ella, y le pregunte a alguien, que habia entendido el de lo dicho, y no habia entendido mucho pero tenia una teoria, y se me ocurrio hacer una pequeña encuesta. Le pregunte entonces a varias personas (incluyendo un profesor) lo que opinaban de lo dicho por Alberto. Todos tenían teorias muy distintas pero en realidad nadie habia hecho el trabajo de reflexionar e intentar entender lo dicho, en su totalidad.
    Pienso que es muy importante lo que habla Alberto Cruz miercoles por medio… ese «nosotros», es lo que aqui esta en cuestion. Hay que escucharlo y entender lo que dice. Es es el unico momento en que se exponen estas dimensiones y cuestionamientos de la escuela, desde el habla.
    Estas cosas hay que hablarlas y discutirlas, talvéz taller de America es la instancia precisa.

    gracias por abrir este espacio y ojala estos temas se conversen
    sebastian

  59. Probablemente para nadie en la escuela sea novedad que existe cierta falencia en las materias “técnicas”, sin embargo creo que este es un problema somero, donde la solución consiste en actualizar la malla curricular y agregar alguna práctica profesional. Al final del día aquellos que egresamos comprobamos que la mejor competencia es el sentido común.

    Lo que si veo con cierta preocupación, pues es un síntoma de un problema más profundo, es lo anacrónico que paulatinamente se ha ido volviendo el pensar arquitectura en la escuela, la escasa divergencia, el poco ruido. Si algo sabemos de la ciudad es que su valor esencial radica en la continuidad entre lo diverso (no es casualidad que la gran mayoría de la innovación, en todos los aspectos de lo humano, se dé en ellas y esto ocurre porque se mesclan cosas, ideas distintas). En este sentido, no puedo mirar con buenos ojos el hecho que la totalidad de la planta de profesores son de la misma escuela, y que aquellos que han cursado posgrados lo han hecho en la misma universidad catalana. Entiendo esta situación como un celoso cuidado de preservar los fundamentos de la escuela, sin embargo es esta endogamia intelectual la que nos precipitará poco a poco a la esclerosis.

    El camino está claro, no es el camino.
    Saludos

  60. Resulta difícil dejar un comentario en este artículo cuando se habla desde el punto de vista propio, algo que otros no están viendo porque es legítima propiedad de quien escribe las ideas lo que está aconteciendo como un punto de vista, formal o no formal, de una realidad que se desea compartir.

    Ahora bien, leyendo muchos comentarios, me llama bastante la atención el de personas ya insertadas en el mundo laboral, agradeciendo y desagradeciendo a la escuela por la observación, por las físicas (horribles físicas fomes sin contenido de cuarto medio, etc), por asuntos que la escuela no ha podido resolver por temas burocráticos que dilatan cualquier tipo de proceso, mientras más denso, más demora. Lamentablemente, como respuesta a ello, caemos en el «nuestros hijos o nuestros nietos estudiarán en una escuela mejor», tenemos profesores tanto de arquitectura como diseño que son buenos teóricos en el asunto, estudiadores y publicadores de temas tanto del acontecer nacional como el mundial, pero hay pocos arquitectos de oficina como tales; pero a decir verdad, para la escuela, existe poca docencia; si nos vamos a Japón, Noruega, Dinamarca, Suiza, Alemania, entre otros paises, donde se está realizando arquitectura, donde se está construyendo, nos encontramos en los talleres con clases de firmas de arquitectos, no sé si entenderían muy bien ésto algunos, tampoco quiero decir nombres de firmas para no promocionar a nadie, pero es como si tus profesores de taller, tuviesen también una firma o empresa de arquitectura donde realizan proyectos de una índole actual. Y no me refiero a que sean arquitectos de revistas ni nada de eso, me refiero a que son tipos que están entrometidos con el desarrollo actual de la arquitectura, tienen una opinión certera y abierta con lo que existe y va a existir, no desde la teoría si no desde el mismo oficio como tal.

    Entonces la pregunta del millón sería, ¿qué han hecho nuestros profesores? ¿qué tan grandes arquitectos son? ¿es necesario que nos digan qué han hecho?, la verdad hay que sentirse orgullosos de estudiar en esta escuela, porque nuestros profesores, a pesar de no pertenecer a firmas importantes, en su mayoría (no quiero insultar a nadie que lo esté y yo esté hablando sin saber ello) construyen, forman parte, y actualmente están en un constante desarrollo de lo que es la ciudad abierta, ésto es externo a la escuela y es más conocido como la corporación amereida; a algunos les puede valer un huevo, a otros mucho, pero lo bien que nos hace conocer este lugar, que nadie en el mundo puede hacer vista gorda en ello, nos identifica y hace pertenecer como arquitectos de éste lugar, es decir, nuestra identidad va con ella.

    A modo de conclusión de los dos puntos anteriores, yo creo que es necesario tener de los tipos de profesores, durante el desarollo como estudiante; pero me quejo bastante y reclamo por la ineficiencia que existe dentro de la escuela, por un asunto burocrático y presupuestario de la misma casa central y también por un tema político de falta de presupuesto a la misma educación, en que no pueden haber más profesores, es más difícil desarrollar el proyecto del plan maestro, las salas de clases (que han mejorado bastante) siguen precarias, no existe una sala donde se pueda estudiar y trabajar de manera grata, porque la biblioteca no es un lugar para trabajar; y tantas y tantas más cosas que como vuelvo a decir, será para la escuela de nuestros nietos; cosa lamentable para muchos; pero les aseguro una cosa, y la pueden tener por seguro, si acá se hace un paro, un modo de protesta real, y se plantean las cosas de manera clara, se puede hacer algo tan potente como la primera revolución universitaria; pero estamos tan cómodos acostados con nuestros laptops sobre nuestra barriga haciendo planos, que para que suceda ésto la sensación pública y la impotencia tiene que estar aumentada al cubo en las revoluciones.

    Ahora si hablamos de oficinas, de mundo laboral, de «mundo real», digo con la sensatez que merece, si no tienes trabajo, es porque no has buscado bien, porque no te preparaste lo suficiente y porque realmente no eres eficiente en tu desarrollo como profesional. Y la razón sería muy simple:

    Si nosotros encontramos que existe algún tipo de deficiencia en la escuela que estudiamos tenemos dos opciones viables, porque hay más opciones, pero no nos llevan a puerto; la primera sería irnos de la escuela y buscar otra donde estudiar, donde ésta llene nuestras espectativas. Y la segunda, sería buscar por nuestros propios medios el cómo superar esa deficiencia para nosotros, ésto sería trabajando mientras se está estudiando, encontrando prácticas, hablando con profesionales, preguntando, leyendo, insertándose en el mundo laboral desde chico; te pagan poco, a veces ni siquiera lo hacen, pero el conocimiento adquirido es suficiente para tener una noción de cómo son las cosas afuera, y no es cosa de un verano, es cosa de hacerlo siempre. Acá pueden decirme lo que quieran con respecto a eso, pero yo trabajé 2 veranos seguidos en distintos lugares, e insisto que es lo mejor que un estudiante de arquitectura puede hacer, de hecho, me extraña que nuestra escuela no exija prácticas laborales a los alumnos, con eso se resolverían muchas cosas y mucho mejor, aparecerán más dudas que se pueden plantear dentro de un taller.

    En una ocasión me dijeron algo muy cierto, en la escuela es fácil ser arquitecto, pasar las asignaturas con una nota promedio siempre lo ha sido, pero aprender realmente de las asignaturas, saber aplicarlas, saber desarrollar con cierta competencia (de competente me refiero) es algo que 1 de cada 5 puede realmente hacer. Es cosa de cada uno, querer involucrarse en el desarrollo propio o mismo de la escuela para la superación personal, si quieren conseguir trabajo, apliquense de mejor manera, si quieren ser eficientes, pregunten en la misma clase cómo se hace eso, si no sabe el profesor, pregúntenle a otro, si tampoco saben, enójense y armen un escándalo porque eso NO PUEDE OCURRIR Y JAMAS VA A SER ASÍ; cualquier tipo de duda el profesor va a encontrar los medios para responder, y si no se está conforme con la respuesta éste va a buscar cómo satisfacer tu inquietud.

    Acerca de la observación, debo decir que cualquier persona que diga que no es útil ésto en el mundo laboral, que por favor vaya a estudiar otra carrera, que se vaya a otra escuela, que ni siquiera opine, la observación es algo inminente en nuestro desarrollo como personas, como profesionales, y cuando desarrollamos nuestra profesión, aunque sea un presupuesto o una carta gantt la tenemos presente siempre, creo que no necesito decir más para referirme a ello porque es un asunto muy personal, si no se quiere creer en ello es cosa de cada uno, pero como insistí anteriormente, si no crees en la observación, estás en el lugar equivocado.

    Espero que se lea con antención lo que acabo de escribir, es un pequeño resumen acerca de lo que se ha opinado anteriormente de la «observación de la semana» y de lo que se ha querido manifestar en el mismo debate, ojalá las respuestas, vayan siempre con el grado de madurez y sensatez que corresponde en este tipo de situación (no nicknames, nombres y apellidos, sin insultos, argumentando propósitos y puntos de vista, etc).

    Un último detalle, pensando en lo que escribía hace poco, ¿nos hemos puestos más flojos que ahora nos sale más cómo debatir por internet, que juntarnos en un aula a discutir o protestar?
    La invitación está abierta a la organización, de cualquier foro o debate, en otro espacio tiempo, viéndonos las caras por supuesto.

    Saludos coordiales a todos.
    Marcelo López Lagos.
    Estudiante de Arquitectura 5to Año PUCV.

  61. Saludos a tod@s:

    Me agrada esta instancia de debate, más allá de la observación y del croquis que originó todo, (que a estas alturas no tiene sentido comentar), quisiera que la instancia a debatir no se acabe y que se pueda hacer presente en la escuela como CONTINGENCIA, a ese mirarnos a las caras y poder así no ser un reflejo de lo que años anteriores se fundó, sino a ser parte del vuelco creativo – técnico que se merece nuestro PRESENTE, y no el que se inscribió honorablemente hace más de 50 años (con el respeto que se merece).

    De la enseñanza de la escuela valoro muchas cosas, sobre todo la OBSERVACIÓN CREATIVA, pero quedo con muchas dudas cuando siento que el PASADO vuelve continuamente sin ver el real PRESENTE que tanto nos hablan en las clases de América, me preguntó, ¿Cual es ESE «nuestro PRESENTE», y qué hemos hecho como escuela para quedarnos pasivos escuchando sin acción un pasado que se nos vuelve pan de cada día? y es quizás el desconocer mi futuro laboral próximo, que por el momento me da tiempo a muchas reflexiones.

    ¿Será responsabilidad de todos asumir esa carencia?, o en realidad vivimos informando nuestros cerebros con historias y vivencias que no nos pertenecen?.

    Muchas han sido mis preguntas desde que llegé a la escuela, pero también muchas pueden ser las soluciones, de ese ¿Qué se está enseñando de PRESENTE en el HOY?, y a eso quiero apuntar.

    Encuentro valiosa la observación (distingo fundamental con las otras escuelas, que ven en nosotros aquella perfección que sólo lo natural, lo real otorga y que en más de alguna han tomado como parte del estudio de sus alumnos), no desconozco su grado eficaz de conocimiento, su importancia. y quizás muchos ahora dirán que no sirve para nada, pero las grandes diferencias en la creación parten por el saber observar y recibir lo que se nos presenta, NADA HEMOS DE INVENTAR TODO ESTA EN LA NATURALEZA, decían los sabios y grandes artistas del pasado, ¿y acaso ellos desconocían del poder de la observación?,¿ les valió de nada aquello que observaban, y que hoy muchos sacan fotos admirados por la grandeza de sus construcciones que nacieron mirando el crecimiento en espiral de una planta por ejemplo?, por eso NO DESCONOZCAMOS EL PODER DE LA «OBSERVACION- CREACION» PERO EDUQUEMOSLA CON CONOCIMIENTOS DE NUESTRO PRESENTE Y NO DE HACE MAS DE 50 AÑOS.POTENCIEMOS LO CONSTRUIDO DANDO SOLUCIONES CONCRETAS Y HUMILDES PARA QUE LA ESCUELA SE RENUEVE QUITANDO SUS MURALLAS DE CIUDAD, LOGRANDO ASI QUE REALMENTE SE VIVA Y SE SIENTA LO QUE SE HACE PERO A UN NIVEL PAIS.
    Es el tiempo real, HOY – PRESENTE, de que se refunda la escuela tomando lo bueno que ella tiene, valorando lo pasado PERO CONSTRUYENDO LO NUEVO- PRESENTE- con mayor eficacia en conocimiento, en tecnología y sobre todo en contingencia, dando así nombre a que aquella ciudad abierta no sea lo excluyente de la ciudad. SE PIDE RENOVACION, puntos de encuentro, charlas, acontecer, herramientas que estén en uso, para que en el futuro no se hable de lo CARENTE sino de lo PRESENTE.

    Espero sinceramente un debate de escuela, donde nos miremos las caras y construyamos ese cambio verdadero que nos consolide en el HOY como se consolidaron en el pasado A, Cruz , Girola, Iommi etc, _(y es aquella la valla mas alta que debemos sobrepasar nosotros mismos para que en un futuro cercano en las clases de Amereida o América no se desgaste el pasado y se hable del hoy, y de esa nueva escuela que crea, construye, vive su nueva poética 2011 con los que están haciendola presente; profesores con innovacion, ayudantes con dedicación al cambio y alumnos con motivación y coraje de construir lo PRESENTE, y ex alumnos que no critiquen lo hecho sino mas bien construyan a favor de una educación y un nombre que ratifique el porqué alguna vez estudiaron aquí, para no desprestigiar una escuela que debemos todos construir.

    DEJAR DE LADO LO NO HECHO, Y EXIGIR UN CAMBIO JUSTO, UNA RENOVACIÓN.

    saludos coordiales a todos.
    esperando que las palabras no queden en una página web, sino más bien funden la primera piedra a esa educación de escuela que todos merecemos.

  62. http://www.ead.pucv.cl/wp-content/archivos/2008/10/manifiesto.pdf

    Hace tiempo la escuela como cuerpo tuvo voz , que no sòlo se miro el ombligo , vio realidades de continente, de pais y de casa universitaria , si realmente queremos renovar el espiritu de la escuela es hora de juntarnos como cuerpo , no basta con solo criticar o dar opinion , hay que dar ideas y màs aun llevarlas acabo, me uno al interes de varios que dejaron sus comentarios para crear una instancia donde podamos generar , desde la historia hasta lo contingente , un nuevo manifiesto que nos permita renovar y hacer de la escuela lo que siempre en su esencia ha sido, un referente innovador .

    Alumna
    5to año.

  63. Me uno a este debate, que se ha ido generando espontáneamente, aludiendo a las clases de física y a lo, aparentemente, inservibles que son, rescatando su importancia en cuanto al conocimiento y conformación de las materias y materiales. En cuanto que es este conocimiento, desde lo molecular hasta sus propiedades tangibles, los que nos atribuye propiedad y empoderamiento sobre los materiales y por ende su futuro uso y estudio desde la observación. Esto me trae a memoria las famosas sillas Valdes (salido de esta escuela, premio nacional de arquitectura) quien desarrollo la técnica de las sillas observando el sistema constructivo de una raqueta de tenis, esto nadie te lo enseña, es imposible. Con esto quiero decir, que por lo que me he dado cuenta, pasado los años, la escuela no pretende enseñarte técnicas ni sistemas constructivos, nunca lo ha hecho, no lo hace y creo que no lo hará, sino más bien, te entregan las herramientas, como de investigación, de análisis, de reproducción de obras, travesías, bitácoras, taller de construcción, desarrollo logístico, proyectos, planos a manos a computador, etc, etc. Todo bajo el prisma propio de la observación.
    Aprovechando los ánimos de crítica constructiva, muy puntualmente, es lo descuidada que se tiene la sala globo, creo la más representativa en cuanto a la identidad de la escuela, una pena, porque es una hermosa sala, aún con goteras, efecto invernadero, cañerías a la vista y su suelo rustico.
    Por último, agradezco las criticas de arriba acertadas y algunas no tanto, pues convocan y animan para que los alumnos, nos formemos una opinión, entre todos, de donde estamos parados. Tal vez sin rostro pero la mayoría con nombre.

    Cecilia M. 5° Año Arquitectura.

  64. Triste leer los comentarios de personajes que no entendieron nada de lo que se trata de enseñar en la escuela y además no se identifican.

    Por mi parte soy titulado de diseño gráfico 2007 y todos los compañeros de mi generación trabajan mucho y muy bien. Algunos de ellos como yo con postgrados y magisters en el extranjero.

    Muchos de nosotros somos exitosos en nuestro trabajos y como independientes y me llena de orgullo saber como hay gente que pretende que seamos nosotros los que pongamos las bases del diseño y la arquitectura en Chile.

    La escuela otorga una base con la que puedes involucrarte en cualquier proyecto o empresa. Más altura en los pobres comentarios de gente mediocre.

  65. Leí todo: lo que comentan no es nuevo, para nada. De hecho cuando estuve en la escuela, desde 1985 hasta 1991 tuve conversaciones de este tipo y lo que dicen, argumentan y echan de menos estuvo de uno u notro modo en esas discusiones.

    Me da la impresión que la escuela podría en un segundo tomar decisiones al respecto si se trata de «enseñar más conocimientos acerca de construcción en lo que respecta a sus técnicas más utilizadas para poder ser una persona más reconocida en el medio profesional y así no pasar vergüenzas y poder ganarse el pan dignamente sabiendo lo que otros saben y así sentirme más cómodo y poder formar una familia y poder estar más acorde con lo que tantos esperan de nosotros», etc, etc, etc.

    Si quieren eso yo les sugiero irse de la escuela de inmediato, no pierdan más tiempo (la facultad de la USACH en estos momentos los dejaría felices; se ha convertido en un híbrido como el que anhelan); en mis años hubo varios casos de compañeros que se fueron “en tres tiempos”, unos regresaron, otros no. Otra opción para seguir en la escuela es ser más sacrificado y buscar un propio camino al respecto, e ir a prácticas voluntarias a empresas constructoras en los veranos, revisar libros, conversar con «profesionales como los que quisieran ser»; como que estoy vivo que esto es posible y que sirve y que otorga beneficios. No creo que llorar como niño sirva de mucho en esto, ni creo que entablar estas discusiones logren demasiado tampoco; creo conocer a los profesores que aún están ahí. A los nuevos por supuesto que no. La escuela me dijo el primer día clarito que ella opinaba que la arquitectura era un arte, y entendí de inmediato a lo que se referían; ¡si la línea y el sentido se capta de inmediato cuando uno camina por los pasillos!, esto es obvio y ustedes lo saben.

    Cuando me titulé me pasaron muchas cosas como las que aluden, pero pasados los años, si hubiera tenido todo eso que añoran por su ausencia (y que yo estereotipé en la frase extensa de más arriba entre comillas), no me habría sentido tan satisfecho como ahora, considerando lo que recibí de la escuela, que es una posición ante la vida, el mundo y mis pensamientos; una posición de autoridad que no es de “lucimiento ante los pares con quienes quiero sentirme así”. Lo demás hay maneras de tenerlo, las que (hay un rango) pueden ser pasivas, y ponerse a llorar hasta obtener el título de la escuela y “salir pelando” por eso; o asumir como adultos las cosas y decidir si se quedan y asumen su propio modo de aprender lo que extrañan; o irse donde están seguros que lo que extrañan está lo que necesitan. Echarle la culpa a la facultad es la cosa más mediocre que existe.

    A propósito; trabajo en arquitectura y en urbanismo, mis diseños arquitectónicos sirven, tienen recepción, están en pleno uso, los terremotos no han botado, ni dañado nada de lo que he diseñado, diseño por edio de edificación virtual, soy capaz de elaborar todas las partes de un proyecto de arquitectura (de las especialidades claro que no), hay un plan regulador intercomunal que está en aplicación donde vivo que fue mi idea, la que atribuyo directamente al pensamiento de Alberto Cruz en Achupallas. La visión que tuve desde la escuela me permitió mutar en el descubrimiento espontaneo de la planificación urbanística por cuencas y valles en comunas urbano-rurales. Hice incompleto un Magister en Urbanismo en la Universidad de Chile (me faltó la tesis) tras el cual me di cuenta que esta facultad (la de la UdCH) no me enseñó nada que no fuera capaz de tener por mí mismo con la formación de la escuela.

    La verdad es que quienes quieren sentirse expertos y figurarse ante sí y ante el medio propio una imagen de profesionales aptos para cambiar el mundo desde las experticias, tecnologías y maneras que están anotadas en los libros deben irse de la escuela. La formación universitaria que se da en esas aulas (en la e[ad ]) es la más profunda que he conocido en mi vida (profundidad que tiene un precio que pagar, que a lo mejor es al que ustedes temen), y de profundidades me alimento, no de llantos ni de quejas. Sean valientes y hagan su camino, sin temor a pasar vergüenzas. Los que se quejan de pasar vergüenzas son cobardes, pues se sienten desnudos ante sus temores y desvalidos ante sus propios sueños de originalidad y de camino propio. A lo mejor es necesario pasar estas cosas, con tal de ser alguien con autoridad, y no consentido vano del verse reflejado en la aceptación del medio tal y cual está ahora (¿les gusta mucho cómo está armado todo en el mundo que esperan que ese mundo les aplauda por bailar el bailecito patético que les tocan y ante el cual quieren medirse?, ¿o quieren mejorarlo?)…

    Decidan ante ustedes, no ante lo que los otros esperan de ustedes. Váyanse, quédense, pero no vegeten “pelando”, que eso sí que es vergonzoso.

    En relación al mundo de la observación, quejarse de que nunca se resuelve es como decir que lo malo del espacio es que no tiene nada adentro para ser lo que es; la observación es precisamente esto; el buscar la propia revelación de las cosas según la manifestación de la propia impronta creativa; resolver la observación es imposible; no hablamos del proceso de fraguado de un hormigón de cimiento cuando hablamos de observación.

    A lo mejor muchos de ustedes buscan solo un título y destrezas técnicas, y conocimientos; la escuela no es para eso, es para mucho, pero mucho más…

    Sin perjuicio, claro está, de que no todos los profesores son lo que esperamos, pero eso pasa en absolutamente todas partes; investiguen y verán.

  66. [El tema de la planificación por cuencas no es mío (por supuesto que no lo es); lo que digo es que me topé con él, y le atribuí mis propias cosas que pude encontrar en el camino, por mi capacidad de observación; observáción que aprendí en la escuela. En esta escuela]…

  67. Hola a todos, da lo mismo quienes sean, ojala dentro de los que lean esto haya algún profesor, y mejor aún, muchos alumnos que estén hoy adentro de la escuela.

    Soy ex alumno de la escuela, pero no me considero tal, no porque la niegue, sino porque desde que estuve adentro que tenía claro que la escuela no iba hacia ningún lado, y me da vergüenza decir que salí de ahí.
    Cuantos de ustedes han escuchado a clientes, amigos, jefes, colegas decir, ahhhh, es un volaito de la católica de valpo… antes de que juzguen este comentario lean por favor los argumentos que voy a exponer, los cuales no tienen que ver con las “materias” que se enseñan en la escuela, por lo contrario, mis argumentos van contra el cuanto y el cómo.

    Lo que más se enseña en la escuela es la observación, me parece perfecto, un arquitecto sin eso no es nada, dentro de este tema hay varias aristas, la primera, la escuela fue la primera en hacer esto, marcó una pauta para el resto de las universidades, no hay ninguna que hoy no lo enseñe, que ha hecho nuestra escuela, no solo potenciarlo, sino que transformarlo en un absoluto, que hicieron las otras escuelas, y hablo desde hace 50 años hasta ahora, adaptarlo a su realidad, sea cual sea, que ha hecho la escuela?, para mi punto de vista, quedarse obsoleta.

    La técnica, cuantos han escuchado a sus profesores decir que la técnica o las normativas se aprenden afuera, si, lo afirmo, eso se aprende afuera, mi pregunta, es, porque tiene tanto valor el taller de amereida?, el cual se pasa entregando una carpetita con los apuntes, ramo al cual no es necesario ni siquiera asistir, pq desde hace 35 años que dicen lo mismo, basta con copiar a algún compañero o alguna carpeta de alguna generación, o la de su papa si estudio en la escuela, pero varíele el orden o si la hace en computador, (como era casi herejía en mi tiempo) cámbiele la tipografía y la diagramación. Porque computación, no tiene un valor no similar? o un poquito menor?… hey, la relación es 1 es a 12, si pasaron música de las matemáticas deberían saber que la diferencia es mucha…

    Y hablando de Matemáticas, 5 Matemáticas, para saber que los números enteros son menos que los Naturales y mejor aún poder demostrarlos, y “entender” algo de lo que se dice en música de las matemáticas… el resto de las carreras de arquitectura en otras universidades pasa MATEMATICAS, con cálculo de por medio, no como teoría para poder observarla, sino como materia, ojo, no estoy en contra de las matemáticas, ramo en cual nunca tuve ni un problema, solo estoy cuestionando la cantidad de materia inútil, frente a la util.

    Otro ramo, pseudo inútil, cultura del cuerpo, que alguno no diga que era rico llegar al miércoles, para tener cultura del cuerpo, era lo mejor, teniai una buena excusa para estar cansado para no ir a croquear/observar, las minas llegaban bastante producidas, y teniai varias hectáreas para ir a fumar o dormir si tu opción no era el poderte, a todo esto, ramo el cual, solo pasabas si ibas, es decir, si no tenías una apoplejía o sufriste un infarto cerebral, lo pasabas.

    No voy a cuestionar los ramos generales pq son una obligación, si hubiésemos elegido bioquímica igual hubiésemos tenido que tomar cultura religiosa, física y humor, historia de la papaya o algo así…

    Al área técnica no pretendo referirme mucho, porque por lo menos en mis años no estaba mal, había ramos q asumo siguen existiendo por lo que lei en la página web que siguen vigentes que eran decentes, como casos estructurales (lo que si espero se hayan actualizado con el tiempo, pq en mi época con un modem de 44 kb lo pasabas) insisto, mi critica no va contra el que sino contra el cuánto, para mi le falto MUCHO.

    Y llego a la parte central del asunto, el área taller, que es básicamente el 85% de lo que se enseña en la escuela, para los alumnos en curso en mi época existían semestres, y una de las causales de pq lo cambiaron es pq existía un 45% de alumnos que era incapaz, no por capacidad sino por “pereza” de pasar taller y matemáticas en el mismo semestre, al parecer, el ser buen estudiante y ser buen arquitecto no calza con el perfil de la escuela.

    Bueno, para los que hayan hecho más de 4 años dentro de la escuela ya habrán descubierto que taller es igual al profesor que te toque, es decir, la buena o mala suerte, ya que sin caer aun en el juicio particular de cada profesor, habrán descubierto que “presentación” es decir el ramo comodín de la escuela, depende de cómo se plantee el profesor el año, e incluso construcción, es decir si tuvieron la suerte de tener un profesor como Salvador (uno de los pocos profesores que respeto ahí) van a tener un muy buen taller, un ramo de presentación, y un muy buen curso de construcción, pero si tuvieron la mala suerte de tener a otra profesora, no van a tener ni una de las tres, lo siento por ustedes…

    Bueno, si alguien logro llegar hasta acá leyendo, lo felicito, yo mismo me aburrí, pero como resumen quiero dejar esto, la escuela no es mala en si, solo el planteo absolutista de ella, y para mi punto de vista ese planteo corresponde a los profesores, en los tiempos que la escuela se re-creo, los profesores que llegaron a replantearla creían que el cambio era algo bueno y creían en sus ideales, hoy cuantos quedan de esos profesores? 1 o 2? Y de esos cuantos realmente siguen creyendo en innovar y cuantos siguen creyendo que lo que dijeron hace 50 años sigue vigente? Peor aún, que es lo que hacen los profesores más jóvenes, replicar el mismo discurso que sus mentores, es decir, y dicho en buen chileno, “decir las mismas weas que los otros viejos”.

    A mi punto de vista la escuela no tiene nada de malo salvo la gran mayoría de los profesores que la dirigen, no todos obviamente, hay algunos muy buenos, solo que la mayoría son todos lo mismo, un discurso sin nada detrás, o hay muchos profesores q hayan hecho algo como arquitectos?

    Si alguien quiere seguir la discusión con el propósito de llegar a algo, favor me escriba a mi mal, camilo@mascaro.cl

Comments are closed.