Inauguración Año Académico en la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV

El día 30 de marzo se realizó la charla inaugural del Año Académico 2017 en la Escuela de Arquitectura y Diseño de la PUCV, la cual estuvo a cargo del profesor David Jolly, quien presentó la ponencia “Forma arquitectónica obtenida con moldajes flexibles”, la cual revisó la investigación ejecutada por el arquitecto en el contexto del Proyecto Fondecyt 11140640, 2014 – 2015.

En la ocasión, Jolly dio cuenta del trabajo realizado durante seis trimestres junto al Taller de Obras y titulantes de nuestra Escuela, el cual tenía como fin último llegar a una forma a través de la unión del hormigón y un moldaje flexible que permitiese obtener formas exactamente replicables y en serie.

El proyecto contó con ciertas dificultades circunstanciales como la inexistencia de programas computacionales que conformen una idea sobre el funcionamiento de la argamasa de hormigón con un moldaje flexible en una estructura escala 1:1. De esta manera, fue necesario salir de los laboratorios y de la industria del prefabricado para retornar a un método análogo ejecutable en obra.

Fue así como se llegó a una serie de 200 modelos distintos hechos a escala para obtener la forma de una columna que no pareciera un error de edificación ni que tuviera grandes diferencias que impidiera la representación de un distingo o límite arquitectónico.

Una vez obtenido un resultado que pudiese ser realizado a escala 1:1, fue el momento de elegir una obra donde ubicarlo. Así, el Pórtico de los Huéspedes en Ciudad Abierta fue el destino final de estas columnas, las cuales fueron ubicadas y dispuestas a través de un acto poético, norma de trabajo colectivo en cada estructura de la Ciudad Abierta, creando un umbral de 17 columnas versátiles instaladas con moldajes de fácil armado y desmoldaje.

Culminada esta primera etapa del proyecto, fue el momento de continuar a una segunda etapa que admitiera la creación de una estructura habitable que pudiese ser realizada con hormigón flexible. Con este objetivo en mente, fue posible vivir la envergadura y experiencia de la construcción in situ de una obra tanto para profesores como alumnos.

La inauguración también contó con los comentarios de los arquitectos José Rosas y Juan Ignacio Baixas, quienes destacaron la aparición de un nuevo conjunto de herramientas para el oficio, con el mérito de construir una obra real que contara con la elegancia y regularidad de las formas, cualidades inherentes al hormigón. De igual manera, reconocieron el valor de este proyecto en la validación de la investigación de la arquitectura, generando nuevos referentes de estudio y conocimiento con la idea de que erigir una obra da un nuevo aire de prosperidad. En este caso, a la disciplina y oficio de la arquitectura.

 

Aún no hay comentarios en esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *