e[ad]

Escuela de Arquitectura y Diseño
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
Pharmacy buy propecia online | buy acomplia online | buy celexa online | buy flagyl online | buy lasix online | buy propecia online | buy prozac online | buy zithromax online

Ha fallecido nuestro Profesor Jorge Sánchez

Publicado por • 4 de octubre, 2008 • Categoría: Difusión

Con profundo pesar comunicamos el fallecimiento de nuestro querido profesor Sr. Jorge Sánchez (Q.E.P.D.)

El Domingo 5 de Octubre, a las 13 horas se efecturán sus funerales después de una misa en la capilla de la Ciudad Abierta de Ritoque.


Este artículo tiene 33 Comentarios »

  1. Junto al pesar que compartimos en este momento de su partida quienes tuvimos la oportunidad de estudiar y trabajar junto a “Pino”, y en lo personal, como su alumno, creo que tambien compartimos la alegria de haber conocido a un gran hombre. En los no tantos años que le conoci, fui testigo de su bondad, de su amor por lo que hacía, por su trabajo, por su familia, amigos, compañeros, alumnos y todos quienes de una u otra forma tuvieron la suerte de compartir al menos un fragmento de su vida. Junto a la natural tristeza por su partida tambien quiero hacer pública mi gratitud hacia él.

  2. Mi mayor y sensible sentido de gratitud a nuestro querido profesor, por su ejemplo y enseñanzas. Por la aventura, el compromiso y la disciplina que como alumno pude percibir y compartir.

    Con afecto

    David Henríquez Ayala

  3. Muy Querido Pino, muchas gracias por la precisión de tu corrección, la mano con la que corregiste mi mirada, me ayuda hoy mucho más de lo que imaginas.
    Gracias de nuevo, por tu voluntad, por tu amor hacia tu trabajo, por mostrarme que debemos disfrutar cada linea de nuestras ideas, por incluirme entre tus alumnos, por sonreír.

  4. Con sorpresa y pesar me entero de esta triste noticia de un gran pilar de nuestra querida y añorada escuela, un gran arquitecto que en su obra magnifica de enseñar nos ayudo a todos que fuimos sus alumnos a tener aquella mirada de poder anticiparnos…

    Que Dios le dé regocijo a su familia, y a toda nuestra escuela junto al cuerpo docente de profesores y arquitectos en esta tan irreparable perdida.-

    acompañando en vuestro dolor

    Richard Araneda Vargas.

  5. Con gran pesar por la partida, de un gran profesor de nuestra querida Escuela. Que supo inculcar en nuestro sentir, la pasión del hacer oficio y del amar, el oficio. Gracias Pino, descansa en paz!!!

  6. SIN DUDA MI MEJOR EXPERIENCIA ACADÉMICA EN LA ESCUELA FUE EN TITULACIÓN CON PINITO. QUIZÁS FUE JUSTAMENTE PORQUE NOS CONVOCÓ A TRABAJAR EN LA INTIMIDAD DE SU HOGAR MIENTRAS DESARROLLAMOS LA “RAMBLA DEL MAR Y AVENIDA CORNISA” QUE LO CONOCIMOS MÁS PROFUNDAMENTE CÓMO PERSONA.

    GRACIAS PROFE POR EL ENSEÑARNOS EL RIGOR Y LA PASIÓN POR EL TRABAJO!

    UN GRAN ABRAZO.

  7. …Simplemente agradecerle por toda su entrega y dedicación en la enseñanza, su hospitalidad y cariño a sus alumnos…

    hasta siempre pino!
    te recordaré con mucho cariño

  8. Me acabo de enterar de este lamentablemente hecho, que sin duda llena de tristeza a quienes conocimos a Pino en alguna de sus distintas facetas. En mi caso tuve la fortuna de ser alumno de Titulacion de su taller, conociendo aquella hospitalidad principesca que siempre se apresuro en prodigar.

    Solo quisiera señalar que sus enseñanzas siempre fueron dirigidas con pasion y franqueza, inculcando lecciones sencillas, pero de gran sentido y profundidad, que trascendian la mera enseñanza de la Arquitectura.

    Gracias y Hasta siempre Pino.

  9. Hola queridos amigos
    desde la serena me he enterado del fallecimiento de un querido profesor de nuestra escuela, quisiera manifestar mi enorme recuerdo y grata ocasion de tener a “pino sanchez” como profesor de titulación, cuyas clases, fuertes y con energicos impulsos logramos construir una pequeña obra en el cerro san juan de dios de valparaiso, abriendonos con sus perspectivas la posibilidad de fundar algo muy precario y hermoso en la inmensidad de la rada de mar y de tierra del alma matter de nuestro estudio.
    un sentido y humilde recuerdo a quien se nos adelanta y une con aquellos que nos formaron en la escuela

    hector eduardo soto silva

    año de titulacion 1981

  10. Pino, con su especial y profundo espíritu, intentó también construir la personalidad de una arquitecta, con sus métodos y hacer nacer en mi la valentía y la fortaleza, gracias. Que Dios te bendiga Pino, Que descanses en la paz de nuestro Señor.

  11. La semana pasada, en un momento de recojimiento, me enteré de la gravedad de Pino… que sin palabra.

    De alguna manera uno no siente los años que pasan hasta que de un momento a otro uno ve hacia el lado y se da cuenta de que sólo la creación, el amor y la belleza del alma no tienen tiempo…

    Hoy nuevamente refuerzo que nada es predecible, que los encuentros pendientes deben realizarse en el momento justo,… que Pino ya no está para compartir su humor tan especial, ni para decirme “¿cómo estás chiquilla?… tenemos que juntarnos para conversar con un café”… esas conversaciones simples que teníamos, donde con cariño compartía su experiencia…

    El arquitecto no se discute, ni el profesor de título exigente que tuve, ni quién me hizo descubrir la capacidad de unir gráficamente un territorio a través de turistel,… pero lo que yo más quiero rescatar es a esa sincera, cariñosa y carismática persona que nunca negó su tiempo para quién lo necesitase… siempre con su sonrisa… siempre de frente…

    Con mucho cariño, deseo paz a quienes lo tenían tan presente: a su familia y amigos que sienten su partida…

    Con emoción escribo estas palabras… vuela libre querido Pino Sanchez.

    Paola Pascual
    diseñador gráfico 1991

  12. padre querido
    me lleno de alegria ver estos comentarios de quienes fueron tus alumnos, son prueba tangible del gran hombre.
    un gran honbre que forjo una gran vida, fundada en el amor y la pasion al hacer, todo en un espiritu de claridad y verdad, siempre pusiste la verdad humilde por sobre todo.
    fue maravilloso el dia de tu funeral, flores y personas alegres se confundian, un sol radiante que solo imita tu eterna sonrisa hospitalaria.
    es dificil comprender la partida de alguien tan valioso, pero nos queda el placer de compartir y disfrutar de los recuerdos ( y no nostalgia) de nuestras vidas.
    mantendremos las flores y jardines de tu alegria, junto al eterno amor por ritoque, las guias y la familia.
    estamos tristes pero enormemente agradecidos, de ti y de la sara, porque ambos forjaron una vida y una familia que nos da fortaleza para vivir felice sy plenos, tal como nos enseñaron.
    un beso enorme

  13. Tantos soles y dos travesías con Pino. Estamos tristes, yo lo quería un montón, lo he pensado mucho últimamente, espero que eso sirva para regalarle energía positiva en su viaje.

    Me acuerdo cuando allá por el 98 Nicolás mi hijo, ahora de 13 años le decía a Pino, ” por cual ojo ve bien, usted por alguno?” y Pino le contó en secreto por cual para que los otros que estábamos allí no cacharamos. Después todos le preguntaron a Nicolás cual era el ojo bueno …………..al Nico le simpatizaba Pino, y de estudiante mamá me apoyo en todo con una sonrisa, nunca me extendió ningún plazo, pero ese rigor aporta después en la vida.

    Después que salí de la escuela cambio esa relación alumno profesor por la de un ser más amable y acogedor. Una vez me vino a dejar un informe de turismo sobre Valparaíso especialmente a la oficina. Convencido que no se estaba tratando bien el tema en Valparaíso……afirmado a sus convicciones

    Yo lo quiero y tengo solo buenas memorias para él, un saludo afectuoso a su familia.

  14. Querido Pino

    Sigo pensando en tu sonrisa simple y leve. Pienso y recuerdo los años que te tuve como profe, y que, felizmente, pude descifrar en ti el gran amor que sentías por tu familia, el eterno enamoramiento de ser hombre-niño, la gran curiosidad en todo lo que rodeaba el ser, el ser-habitante, el ser-arquitecto, el ser-diseñador, el ser-esposo y padre, el ser-amigo.

    No olvidaré, cuando pude darme cuenta de que realmente vivías y sentías muchas cosas: esa vez, que con especial cariño, te sentaste sobre la mesa de la sala de taller, con tus enormes piernas cruzadas, tu sonrisa amable y tus disculpas hacia nosotras: Mini, Rocío, Marjorie, Xime y yo. Tampoco olvidaré tu insesante pregunta de por qué congelaba el semestre y que yo, a tal válida insistencia, te contesté: “sólo quiero dormir y ver tele”… no dejaré de recordar tu cara de sorpresa, y a la vez comprensiva, que te llevaría a un silencio oportuno.

    Muchas gracias por tus consejos, por los detalles, por hacerme ver que el diseño no es arte, sino
    una invención matemática donde todo debe calzar, donde la observación valida la realización, pero que está sujeta a los tiempos, a la teoría práctica y a la infinitud de pensamientos subjetivos y prácticos que se te presentan.

    Un especial abrazo para ti, para tu familia y para toda la Escuela que te quiso y te apreció por siempre.

    Con cariño

    Vero Cortés M.

  15. Al final de mi carrera, trabajar con Pino, en trabajos remunerados fué mi oportunidad para conocerlo como persona….Llegaba temprano a nuestro humilde lugar de vida en calle Valparaiso, cargado de planos y bocetos…..compartía lo que hubiese de comida y generaba un ambiente místico donde la austeridad lograba brillar junto a las conversaciones “de nivel.”…Creo que represento la voz de quienes vivíamos allí….Roberto Abara, Mario Lubbert, Gato Ocariz y otros……
    Un afectuoso abrazo a su familia y los agradecimientos por habernos prestado a Pino en aquella época…………..Roberto Micheelsen ( titulado en 1978)

  16. Gracias, Pino, por todo lo enseñado, por ser un ejemplo de hospitalidad y de rigor. Tu recuerdo me dejó muy marcada.
    Que Dios te bendiga y que descanses junto a él ahora
    un abrazo afectuoso para tu maravillosa familia…
    hasta siempre

  17. Recuerdo al profesor por su franqueza, muchas veces directa y dura, pero eficiente al causar una reaccion en nosotros. Su expresion sincera y vivaz permanece en mi como parte de la herencia de una persona de verdad.

    Como usted profesor, simplemente, gracias

    EW

  18. A Carmen Luz, a sus hijos, a Elvita y a sus seres queridos, les envio un abrazo, de quien tuvo la suerte de aprovechar a “Pino”, como mentor, profesor y amigo, les cuento que no tuve la oportunidad de aprovechar a mi abuelo, quien fuera compañero de Jorge y partió muy joven, es quizas por eso que me apegué a este gran hombre, de quien siempre concervaré sus palabras, que entre café y café, reto y enseñansa me formaron, a pesar de su estigma de “grave” que era rápidamente dilapidada al ancuentro de los niños (que en el momento de las correcciones agradeciamos con el alma) se derretia cual “tata” repartiendo chocolates, que yo tambien reclamaba, a su familia les digo de corazón que todo ese desprendimiento dado a la música de esa cantante francesa que nunca llegue a entender, a esa bosca permanentemente prendida que nos hacia transpirar de calor y nerviosismo, a esa crema de cebolla de la Elvita, a su Hilux que salia un “ojo de la cara” reponerla de bencina, a su espectacular jardín de cuyas plantas salia una hora de historias y a su clásica chaqueta verde que tuve el honor de portar un dia de lluvia, todo eso esta muy presente en mi y en mi forma de hacer lo que el llamaba el “oficio de la arquitectura”, por eso les digo que no pueden estar más contentos, ya que lo que Pino planto sigue creciendo.
    Un abrazo a todos.

  19. Para quien fuera nuestro vecino de la calle Union,Recreo, un recuerdo cariñoso y nostalgico y esperando que donde este feliz junto a Sara.Lamentamos habernos enterado despues de su funeral, nos hubiera gustado habernos reencontrados con su familia despues de tantos años.
    Un abrazo carinoso para toda la familia.

  20. …Acabo de recibir una llamada de Santiago, comunicándome la triste noticia, debo confesar la enorme tristeza que siento, sin duda nunca olvidaré los años en taller de obras compartiendo con Pino y Purcell, los increíbles momentos a la hora de almuerzo en su casa, con esas largas sobremesas en la terraza junto a su jardín, degustando los exquisitos platos de la paciente Elvita o las reuniones de las tardes con un cafecito en el living de su casa, desarrollando alguna idea para sacar adelante las obras y llevarlas a la realidad o simplemente compartiendo alguna anécdota de vida… momentos inolvidables que cambiaron mi percepción del estudio universitario y de la relación profesor – alumno.
    No me queda mas que agradecer y enviar un enorme abrazo a la familia, y a la escuela que me permitió compartir con una gran persona.
    Con cariño.

    Jorge Fresard H.

  21. Recuerdo muy bien ver a Pino Sánchez entrando en el taller de diseño con sus largos pasos, su sonrisa franca y su mirada intensa provocando un silencio. Sus enseñanzas eran con claridad, sus correcciones con franqueza, eran directas y a veces severas. Todo esto no era más que un anticipo gratuito de lo que sería la vida laboral. Luego de realizar mi memoria de titulo con Pino Sánchez tuve la suerte de hacer mi primer trabajo remunerado con él. Entonces el trato era muy distinto. Me permitió aprender a conocerlo desde otra dimensión y percibí su calidez difícil de olvidar.
    Guardo de él un muy grato recuerdo, para él que descanse en paz, para su familia mis saludos.

    Osvaldo Corral Monterey
    (titulado en 1978)

  22. Mi reflexión apunta con mucha tristeza a la pérdida de Pino, y también recuerdo en este instante a Juan Purcell, quien ha sido su compañero de aulas durante tantos años, me hace recordar también a Salvador Zahr y Fabio. Estas pérdidas se sienten con tristeza infinita. Me hace pensar en las historias aquellas donde un jinete pierde a su dragón, o un padawan, a su maestro. Muchos Cariños para Pino y su familia

  23. Querido Pino:
    Gracias por entregarnos tu conocimiento con tanto amor y por disfrutar de las plantas tanto como lo hacías! me enseñaste el arte y la ciencia de los parques y el paisajismo, que ahora son mi pasión!

    Que este nuevo viaje que emprendes esté lleno de luz.

    Te recuerdo siempre con alegría,
    Natalia

  24. Querido Jorge. Mi mas profundo sentir en este momento , recuerdo con gran afecto los talleres en Valparaiso, acerca del estudio que hicimos en nuestra travesia a Buenos Aires, mientras ibamos con nuestras exposiciones a cuestas,sobre marcha y el Homenaje que en ese momento hicimos junto con Juan Purcell , cuando recien nos habia dejado tambien Claudio Girola. Su rigurosidad.
    Agradrezco su dedicacion, pasion y entrega como profesor y este espacio para enviarle un respetuoso saludo a su familia.

    Miguel Marin O.

  25. A nuestro querido maestro………
    Que con gran dedicación nos enseño no sólo a ser buenos arquitectos sino también mejores personas, a través de sus experiencias de vida. Que con su amor y dedicación a la docencia, nos abrió el gusto por la investigación y la búsqueda del conocimiento constante, nuestro querido Pino Sánchez gracias por darnos tanto y enseñarnos lo que es el desprendimiento, un fuerte abrazo a la familia,
    Catalina Echeverría Gatta

  26. “Pinito” como lo llamaba cariñosamente Juan.

    Esa mirada es de las queridas y recordadas con especial agradecimiento, de una etapa que queda marcada en la vida, a fuerza de rigor y afecto.

    Viajes cruzando la pampa de argentina y la selva de bolivia, conversas en la calidez de la sala de música en ritoque, abrazos de apoyo y enseñanza, en fin, entrega y pasión por educarnos.

    De cafe y verde…Pino…

    Un abrazo a su familia, la de la Escuela y la personal.

    Y gracias por todo lo regalado.

    Mabel Alarcón Rodríguez
    Arquitecta-Urbanista

  27. Recordado ” Pino ” hoy recien supe de tu partida , mi primera sensacion fue de pena , ahora de agradecimiento por el privilegio de haberte conocido,hace ya un rato ( 1983 )

    ¡¡¡ Que sigas creando alla arriba ¡¡¡

    Te mando un abrazo a la distancia , un saludo a Maria Sara y Tomas.

    Felipe Moran

  28. Sencillamente su partida es el encuentro con la arquitectura eterna a la cual has sido llamado. Se bien que no descansaras en ese trayecto y por el contrario, a los que intentamos acercarnos a la belleza del oficio, tu sonriente fuerza ha de perpetuarnos en esa búsqueda.
    Siempre será bienvenido un recuerdo de tus clases y presencia en la escuela.

    Alumno generación 90

  29. Pinito,

    así logré llamarlo y quererlo,
    obvio que al principio le tenía un miedo que me paralizaba, tan enojón que era,
    me acuerdo perfecto de sus pataletas, y malos dichos a los alumnos que lo sacaban de quicio,
    pero logró cambiar esa impresión, cuando volvíamos de una travesía, y ví como se tiró bus abajo cuando vió a su mujer que lo esperaba, con un cariño, un amor, una complicidad, que me partió el corazón, desde ese momento lo único que hice en adelante, fue tenerle un cariño incondicional y admirarlo como hombre y como profesor. Gran valor.

    el verano pasado estuve con Tomás y sus hijas en un asado,
    y les dije si sabían que su abuelo le tenía pavor a las ranas,
    todos se sorprendieron
    así que les conté la historia:
    un día lo pillé saltando espantado al lado de una (yo creo que hasta llegó a subirse a una mesa, de puro miedo), eso sí, debo decir que debe haber sido una rana bastante exuberante, ya que estábamos en Brasil.

    anécdotas como estas me hacen recordarlo
    como un registro intacto en mi memoria

    Pinito…..

  30. me he enterado hoy del fallecimiento de pino…….
    nos deja otro gran profesor.
    entre muchas otras cosas, no olvidaré la semana entera que estuvimos en santiago midiendo los parques y contando arboles……esa era la rigurosidad de pino y su gran amor por los parques y las plantas…que supo transmitir…

    mis respetos y saludos a la familia
    c.

  31. agradezco su trato carñoso y paternal……tengo recuerdos de una muy grata persona

  32. Estimados:

    Pino fue mi profesor de taller, junto a Juan Purcell y Justo Uribe, si mal no recuerdo en 1988.

    Viajamos a la Pampa Argentina, en Travesía.

    Mis condolencias a su familia, y por cierto que a la Escuela.

  33. Recuerdo el rigor y la dureza con la que un día de correcciones me dijiste que no sería arquitecto, y criticaste sin dudar ni detenerte el trabajo mal elaborado de un estudiante…
    ¿cuanto aprendí de este rigor tuyo que hoy tanto valoramos muchos de tus alumnos? Lo contable, el rigor de la línea, varias son las premisas que tengo en mente gracias a ti Pino, y que solo entendería con el pasar del tiempo…
    Recuerdo mis últimos días de Escuela, ya entregado y con un buen “distinguido” a cuestas, con varios trasnoches en el cuerpo, te acercaste y me dijiste dos palabras, “bien hecho”, nada más.

    Un gesto innecesario, una palmada y una sonrisa sincera que hoy quiero agradecer…un hombre notable, gracias Pino!

Puede dejar un comentario para este artículo

Debe estar registrado para escribir un comentario.