Perfil del Diseñador Industrial

El Diseñador Industrial de esta escuela formula y proyecta los objetos que acompañan el habitar del hombre construyéndole su temporalidad y acontecer tanto a sus actos cotidianos como extraordinarios. Tal capacidad es posible a partir de la observación como proceso originario y creativo.

Es capaz de ubicarse y responder con precisión ante solicitudes de variada índole, desde los objetos que son capaces de generar una macro habitabilidad (avión, barco, tren) hasta los objetos que participan de la micro habitabilidad (vaso, lápiz, silla); proyectos vinculados al espacio arquitectónico, al espacio urbano y a los objetos que pueblan tal espacio, ya sean estos efímeros o permanentes, únicos o seriados en cualquier sector de la productividad o en empresas de carácter social. Todo esto con creatividad, eficacia y justeza en la utilización de los recursos involucrados.

El diseñador concibe objetos que son la expresión de la vanguardia técnica de su tiempo; su capacidad técnica le permite extender, aumentar y proteger las capacidades físicas del hombre sin alterar su realidad fisiológica. Es por sobre todo un diseñador creativo, tanto en los aspectos artísticos como técnicos vinculados a su disciplina.

Nuestro Diseñador trabaja tanto de manera independiente como en equipo, sea este de pares o multidisciplinario, siendo capaz de crear, dirigir e integrar grupos, sean estos de trabajo profesional, investigación o formulación de planteamientos teóricos disciplinarios.

Tiene un gran conocimiento de la realidad y una experiencia sensible de su país y de su continente desde su oficio. Esto le permite abordar proyectos de complejidades y magnitudes vinculadas al territorio y su cultura.

Nuestros egresados, formados dentro del marco valórico que la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso sostiene, poseen una postura ética fundada en la responsabilidad y compromiso con la obra que emprende.

Aún no hay comentarios en esta publicación